Montar en bici nunca se olvida, ¿estamos seguros de ello?

Montar en bici nunca se olvida, ¿estamos seguros de ello?

Montar en bici nunca se olvida, ¿estamos seguros de ello?
“Esto es como montar en bicicleta, que nunca se olvida” Seguro que a muchos de vosotros os suena esta frase, o una muy parecida que aplicamos a un conocimiento o habilidad adquirida en su momento, pero que hemos dejado de practicar con el paso de los años. Por lo general aprendemos a montar en bici en la niñez, pero eso de que montar en bici nunca se olvida ya es otra cuestión, ¿estamos seguros de ello?

Aquí creo que hay que distinguir dos aspectos. Por un lado, sabemos montar en bicicleta, pero por otro, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que cogimos nuestra bici y nos falta confianza en nuestra propia habilidad. Nos sentimos como un pato mareado, con más dudas de las que nos gustaría, y por qué no decirlo, un poco de vergüenza en muchos casos.

Montar en bici no se olvida, pero el equilibrio es precario

bici-restaurada

Este equilibrio precario que tenemos encima de la bici nos va a durar como mucho el primer día. Depende un poco de cuánto hayamos montado en bici en el pasado, de cuánto tiempo hace que no cogemos la bici, etc. Poco a poco vamos recuperando la compostura, el equilibrio en el pedaleo y ganamos la confianza necesaria para coger la bici con dignidad y empezar a disfrutar.

Por eso para esta primera salida en la que retomamos la bici yo recomendaría empezar por sitios abiertos, con poco tránsito o utilizar los carriles bici. E ir probando poco a poco, a frenar, poner pie en tierra, volver a arrancar, etc. Para estos primeros momentos quizás conviene llevar el sillín un poco más bajo de lo recomendable, ya que ante cualquier imprevisto podremos apoyar el pie en el suelo para no caernos.

Cada bicicleta tiene sus trucos

Sillín

Pasada esta primera fase ya toca volver a recuperar las sensaciones. Ya tenemos más seguridad y es hora de volver a colocar el sillín en la posición adecuada, más alto que cuando comenzamos, para evitar lesiones y facilitar el pedaleo. Ya no necesitamos echar el pie al suelo más que en las paradas y tenemos la destreza necesaria para hacerlo desde una posición más alta.

También tenemos que adaptarnos a la bici que conducimos ahora. Posiblemente cuando aprendimos a montar en bici lo hicimos con una de talla menor, con ruedas más pequeñas que permiten un radio de giro más corto. Ahora tal vez llevamos una MTB, o una bicicleta con ruedas más grandes, por lo que los giros que nos permite deben ser más amplios, sin que sean muy cerrados.

Lo mismo podemos decir del manillar, que tenemos de distintos tipos, ya sea el de una bicicleta holandesa, uno plano o uno de cuerno de cabra, en caso de coger una bicicleta de carretera. Quizás el aspecto que más nos puede costar retomar es el del cambio de marchas, en caso de que nuestra bicicleta disponga de uno.

Si más o menos sabemos como manejarlo para superar los distintos desniveles, la adaptación será más sencilla, pero los distintos tipos de cambios de marcha, de palanca en el cuadro, de puño, de palancas en el manillar, etc. nos pueden costar un poquito al volver a montar en bici. Lo recomendable al principio es ir con un desarrollo de confort, que lo mismo nos sirva para el llano que para una cuesta.

Cambio de marcha

Una vez que ya hemos cogido soltura suficiente y equilibrio es el momento de comenzar a mover los desarrollos. Utilizar los piñones más pequeños, que nos permiten avanzar más, cuando vamos cuesta abajo o en llano y los más grandes, para salvar las pendientes que debemos subir. Con los platos funciona al contrario. Los más grandes se usan en llano o con pendiente descendente y los más pequeños para las subir las cuestas.

Un error que solemos cometer cuando empezamos a cambiar de piñones y platos es hacerlo cuando estamos parados o vamos muy despacio. Es más sencillo el cambio cuando vamos con la velocidad suficiente. Por ejemplo, cambiamos a un piñón más grande cuando ya no podemos dar más pedales en la cuesta arriba. Lo recomendable es empezar la cuesta con el cambio de piñón ya hecho, y en caso de ir sueltos de pedaleo podemos bajar a un piñón un poco más pequeño para avanzar más.

Recuperar sensaciones y volver a disfrutar de la bici

Lo mejor de todo es recuperar sensaciones que habíamos olvidado. No importa cuanto tiempo hace que no cogíamos la bici, pero el primer día que nos volvemos a montar es como volver al pasado, a ese momento en que nos quitaron los ruedines de apoyo y comenzamos a montar con ese equilibrio precario. Recordamos aquella bici que estrenamos, la emoción de tener entre manos algo único…

Volver a disfrutar de la bici, de salir a pedalear con los amigos, pararnos a tomar una San Miguel 0,0% en una terraza, recorrer nuestra ciudad de otra manera, a otro ritmo y la ciudad se vuelve un poco más humana y un poco menos hostil… por lo menos para mi.

Y vosotros, ¿hace mucho tiempo que no montáis en bici? ¿Cuál fue vuestra sensación al volver a hacerlo?

En Ciudadano 0,0 | Cómo puedes ayudar a que en Madrid más gente use la bici (aunque no seas tú)
Imagenes | José Moutinho | danilo.mistroni | Umberto Brayj | Wikipedia

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Diego Ruiz Contreras

      sobre todo con manillares estrechos… o estrechados a proposito para meterse entre los coches… que me lo digan a mi…. luego pierdes practica tras una temporada en dique seco y ….

      • Carlos Roberto

        Si a veces recortar el manillar o ponerlo más bajo para tener una postura más pensada para más agachado y cómodo en carretera o entre los coches luego es contraproducente para ir por ciudad, que tenemos velocidades más bajas y una postura más erguida.

    • Beatriz

      Cuando volví a montar en bici, hace un par de años, no había montado desde pequeña, es decir en veintitantos-treinta años. Y los primeros pasos fueron torpes, pero no necesité nada para volver a saber. Eso sí: no sé muy bien, incluso ahora que llevo tiempo montando casi a diario. Me gustaría ser más hábil con ciertas cosas, como saber dar un salto para subir un bordillo o coger los baches con mayor seguridad, girar con velocidad sin pasar miedo… busco a veces cursillos donde perfeccionarme con todo esto, pero no sé dónde los imparten.

    • Antonio Hernández Arnal

      Si bien es cierto que lo que se dice montar no se te va a olvidar, creo que como el resto de cosas de la vida, en todos los temas prevalece el renovarte o morir. Siempre salen cosas nuevas, ideas nuevas, etc. Yo aprendo muchas cosas en este blog, cosas que antes ni hubiera pensado ni mucho menos caído. Gracias a todos los que lo hacéis, pues la información que nos ofrecéis a los más amateur o novatos es muy valiosa!!!