Cocina al vapor para mantener todas las vitaminas

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Aunque no soy una experta cocinera ni tengo la paciencia para pasar muchas horas elaborando recetas, hay una serie de consejos que he seguido para mantener una comer de manera equilibrada y saludable, al menos, cuando almuerzo y ceno en casa. Ya había dejado atrás los fritos y los rebozados, pero aún me faltaba dar el último paso: desde hace tiempo, las amistades me recomendaban hacer las verduras y el pescado al vapor en lugar de hervidas pues, me aseguraban, saben mucho mejor y conservan todas sus vitaminas.

Por fin lo probé y no podía ser más cierto: al vapor, los alimentos conservan mucho mejor su sabor genuino y no pierden ninguno de sus nutrientes ni de sus excelentes cualidades, que son, entre otros, las vitaminas y los minerales, como ya os indicábamos aquí. No solo es una manera de obtener recetas saludables, sino también de facilitarnos la digestión.

Básicamente, en lo que consiste cocinar al vapor es en hervir agua y, sobre ella, crear un lugar al que no llegue el agua, pero sí la condensación producida por el hervor. Los alimentos que se encuentran en este espacio, que ha de estar cubierto, recibirán el calor y la humedad del vapor para irse reblandeciendo y cociendo.

cocedor-al-vapor

¿Qué necesito para cocinar al vapor?

Por lo general, se recomienda disponer de una vaporera o cocedor al vapor eléctrico, un cacharro voluminoso y tal vez algo costoso, que se enchufa independientemente y produce el circuito que hemos descrito más arriba. Existen vaporeras que son solo el depósito que se sostendrá sobre una gran olla y su tapa. En lugar de enchufarlas, la olla irá sobre la cocina, como si hirviésemos o hiciésemos un plato al baño maría.

También las arroceras, que suelen venderse en establecimientos de cocina asiática, pueden hacer el mismo servicio y salen algo más económicas, además de contar con el plus de versatilidad, pues nos valdrán asimismo para conseguir un arroz siempre en su punto.

Las vaporeras de silicona que se han extendido recientemente de manos de una marca presentan diseños muy atractivos y modernos y resuelven el problema del espacio de las máquinas para cocinar al vapor. Sus productos pueden introducirse en el microondas y lavarse en lavavajillas. Si bien siguen resultando algo caros, la inversión puede valer la pena para quienes vayan a utilizarlas muy a menudo.

0120204b

Cocer al vapor sin gastar dinero

Puede conseguirse cuna cocción al vapor sin un excesivo gasto previo. Empieza a ser posible encontrar algunos recipientes de silicona de otros fabricantes, más económicos. Mencionamos de nuevo las tiendas de comida china porque hallaremos el producto fabricado en bambú para situar sobre una olla a presión.

En cualquier caso, se puede improvisar la vaporera con algunas de las cosas con las que contamos en casa, como un colador metálico grande y resistente y la tapa de una cacerola… para la primera prueba nos bastará. En última instancia, están las bolsas al vacío para cocinar al vapor en microondas. Algunos productos, como verduras o patatas, ya se venden envasados así y resulta extremadamente cómodo, además de barato, prepararlos.

301523460114660_PE267254_S5

Infinitas y sabrosas recetas al vapor

Es probable que, a quien no haya probado nunca la comida hecha al vapor todo esto le esté sonando a cocina blanda, sin sabor, casi para enfermos. Pero no es así. Como decíamos, esta forma de cocción mantiene mucho más el sabor de los alimentos que el hervor. Además, ya que podemos hacer cantidad de ingredientes al vapor, como verduras, hortalizas, legumbres, arroces, huevos, pescado y otros, las recetas y combinaciones son infinitas. aquí encontramos algunas, ordenadas por ingredientes, y aquí vemos el tiempo que hay que dejar cocer cada producto.

tortilla lekue

En Ciudadano 0,0 hablamos de comida sana y de comer a otro ritmo, tomándonoslo todo con calma. Por lo tanto, nos interesa la cocina al vapor, pues nos permitirá ingerir menos grasa y ahorrar algo, ya que no hace falta aceite. Quienes ya la hemos probado estamos seguros de que la convertiremos en un hábito. La cocina al vapor supone, asimismo, una salida excelente a los vegetales que cultivamos en nuestros huertos urbanos: ya que hemos cuidado y visto crecer las verduras y hortalizas con tanto esmero, ahora nos gustará proteger su sabor hasta el final.

¿Sueles cocinar al vapor? Cuéntanos: cuáles son las recetas que más a menudo preparas y que disfrutas más sobre el plato.

Fotografías | Serendiipitously, Jota Mas Ge Blog, Lancaria, Ibiza Ikea, Dulce para todos y Pure Nature.

En Ciudadano 0,0 | Cómo hacer receta de ensaladilla rusa, trucos e ingredientes

Comentarios

compartir en redes

12 thoughts on “Cocina al vapor para mantener todas las vitaminas”

  1. Tengo que reconocer que la vaporera a simplificado muchisimo mi vida. No sólo porque no tienes que estar pendiente, pones al vapor todo, en el tiempo que marcan las instrucciones y te vas a hacer otras cosas, sino porque no tienes tanto que limpiar y lo cocina en menos tiempo.

    Muchas veces hago los huevos abajo, las zanahorias ya cortadas en el del medio y las patatas en el de arriba y tienes preparada una ensaladilla rusa en 13 minutos. Los huevos hay que pincharlos con un alfiler pero quedan perfectos.

    Y quedan riquísimos los mejillones al vapor, cuando los prepao paa el almuerzo, para no desperdiciar el resto de niveles, pongo unos filetes de merluza encima y unas patatas en cuadraditos en el de arriba del todo y también tengo la cena

    1. Para mi ha supuesto un antes y un después para preparar los purés de mi hijo. Y lo mejor de todo es que a él le encantan. Uso un robot de cocina que además de cocer la vapor tritura y envasa al vacío.

        1. Qué buen cacharro, hace de todo. No lo conocía. Pues me parece perfecto acostumbrarlos desde pequeños a la cocina al vapor. Los fritos realmente no son necesarios, aunque de niños nos gusten más.

    2. No tengo una tan sofisticada, pero tiene que ser comodísima. Los que yo tengo son dos como el de la foto de los salmones, pero más pequeños (para hacer un pescado en cada uno) y uno para huevos, que los hace muy ricos. Además, compré un colador que se sujeta sobre la olla para hacer al vapor, por ejemplo, verduras.

    3. Dices que adelantas la cocción para la cena, pero ¿se podría dejar hecho para el día siguiente o para un par de días después? ¿Cuánto crees que puede aguanar la verdura cocida al vapor? Muchas gracias.

        1. Ah, genial. Porque, como soy tan vaga, hacer esto todos los días me puede dar algo de pereza. Pero el día que me pongo, me da igual preparar un único plato o varios. Así que, si los puedo guardar, pues eso que adelanto. Muchas gracias por responderme.

          1. Pues entonces, si se puede guardar la comida hervida, a lo mejor le pido una grande a los Reyes. Porque hasta ahora lo hacía con el colador sobre la cacerola (como se ve en la foto de más abajo) y no quería una vaporera por ser un cacharro tan grande, pero si veo que le voy a sacar más partido, podría decidirme a pedirlo. Especialmente porque mi marido estuvo fuera por trabajo mes y medio y allí se acostumbró a cocinar al vapor.

  2. Yo utilizo los recipientes de silicona de Lékué y se cocina muy bien al vapor, sobre todo para verduras y pescado. Al no ser una técnica culinaria tan agresiva, es cierto que los alimentos van a conservar mejor sus propiedades nutritivas.

  3. En los días intermedios a las fiestas, conviene comer más sano y ligero que nunca para ir compensando los excesos. Así que ahora la cocina al vapor puede venir genial. Tengo unas fotos de las últimas preparaciones para que veáis que, sin necesidad de tener una vaporera ni ningún cacharro enorme, sino solo con la cacerola y el colador, se puede hacer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.