Cómo llevar el portátil en la bici

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Cuando tenemos que trasladar el portátil en la bici siempre conviene llevarlo protegido ante la posibilidad de un posible percance, como una pequeña caída o resbalón, que aunque no nos haga daño a nivel físico si puede hacer que el ordenador se lleve un golpe. Por eso queremos preguntar, ¿cuál es la mejor forma de llevar el portátil en la bici? Cuéntanos como lo haces para encontrar entre todos la mejor manera.

Imagen | Wikipedia

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

12 thoughts on “Cómo llevar el portátil en la bici”

    1. No conozco ninguna, pero hay alforjas muy bien protegidas que seguramente vendrán bien para el caso. A la espalda siempre puede ir mejor porque nunca se golpearía con un roce lateral con un coche o mobiliario urbano y porque, en caso de caída, es rarísimo que el ciclista caiga de espaldas, mientras que la bici de lado caerá casi seguro.

  1. Funda blandita que absorbe los golpes y luego va dentro de una mochila, en la que previamente he puesto en la parte de abajo (fondo)una camiseta doblada para que amortigue cuando ponga la mochila en el suelo.

    Para pensar en usar unas alforjas tendrían que ser muy alcolchadas y aun así no se yo que tanto le gustaría al disco duro del portatil las vibraciones… si es una tablet o tienes un disco SSD las vibraciones ya no son taaan críticas

    1. En mi caso tengo disco SSD, pero el caso es que todavía no me atrevo del todo a llevarlo en la mochila. También porque en la bici plegable ato la mochila al manillar por la parte fronal para no llevarla a la espalda. Será cuestión de buscarme una mochila especial para portátiles

    1. Disculpa Rock ! si nos hemos expresado mal, lo que quería decir es que ante un resbalón o una pequeña caída, que para nosotros no supone ningún daño físico, o ser simplemente un susto, para nuestro portátil puede resultar fatal…

  2. El portátil siempre a la espalda porque las vibraciones le van fatal. Ninguna alforja podrá resolver el tema de las vibraciones como lo hacemos nosotros con nuestro propio cuerpo. Por otro lado, la mochila debe ser todo lo acolchada y dura posible para los casos de caídas. Estas son las mejores recomendaciones, todo lo demás es bajar la seguridad de nuestro apreciado portátil.

  3. La idea que creo mejor es una mochila que tenga compartimento para llevar el portátil y lo resguarde de posibles vibraciones y golpes en caso de caída. No solo hay que buscar la seguridad del portátil, sino la nuestra también. Una mochila que va bien agarrada a nuestro cuerpo, evitará que con el desplazamiento natural de la bici, bambolee la bolsa en la que llevamos el portátil a la par que nos puede hacer perder a nosotros el equilibrio. Si llevamos una mochila bien fijada a nuestra espalda, quizás vayamos algo más incómodos pero evitaremos riesgo de caída y de pérdida del equilibrio, así tenemos en cuenta ambas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.