Cinco consejos para que la vuelta no se nos haga cuesta arriba

  • Mente
cat-icon-on-post

A estas alturas ya casi todos hemos vuelto de vacaciones y para muchos ha sido algo duro rencontrarse con la rutina y perder las costumbres veraniegas. Por ese motivo, queremos dar una serie de ideas para que la vuelta no se nos haga cuesta arriba, enfocadas principalmente a que retornar al trabajo no suponga tanto cambio con respecto a los días libres o a orientar esos cambios de forma positiva para verlos con ganas y ánimo.

1. No abandones el chip de las vacaciones

En mi caso, hace tiempo que volví de vacaciones y lo que más me está ayudando a coger con ganas la ciudad y a no pensar en que el regreso pueda ser duro es consultar un montón de blogs y páginas web sobre opciones de ocio urbano para no dejar de probar cosas nuevas y de mantenerme activa. Actividades culturales, como obras de teatro, cine, exposiciones, presentaciones de libros… muchas de ellas a muy buen precio o incluso gratuitas… cada tarde a la salida del trabajo se puede acudir a una diferente para que el aburrimiento y la rutina no se apoderen de nosotros. Ese chip que tenemos cuando somos turistas lo podemos mantener.

Theater on the NCL Sun

Además, por ahora, se puede continuar disfrutando de las terrazas y, cuando estas se retiren, buscaremos acogedores locales interiores. Estos blogs me descubren nuevos sitios que compartir con la pareja o las amistades. No solo para tomarse algo, también para llevarse un libro y pasar ratos leyendo o acudir con nuestro ordenador para hacer allí las cosas y romper la rutina de nuestra habitación.

Para cambiar de aires no es imprescindible salir de nuestra localidad de residencia. Podemos llevarnos la actividad al parque. Y los planes que ofrece la ciudad son muchísimos incluso en los días fríos.

Ecouterre

2. Apúntate a algo que siempre hayas querido hacer

En septiembre y en octubre empiezan los cursos y los talleres anuales en escuelas y academias. Si tenías alguna afición que siempre te ha apetecido perseguir, este es tu momento. Cada vez la oferta es mayor. Puedes aprender a coser, a hacer ganchillo, a pintar, a hacer fotos, a interpretar, a escribir relatos o guiones de cine, a cocinar, etc…

El contemplar el resto de la temporada con la perspectiva de comenzar algo nuevo insufla mucho ánimo y en lugar de ver ante nosotros una cuesta arriba que solo queremos que termine en las próximas vacaciones, veremos unos meses de interesantes encuentros, aprendizajes y experiencias nuevas. Por otra parte, nuestro lado creativo no quedará frustrado o aplastado por un día a día que no nos exige creación. Nos sentiremos más realizados y completos.

Por_Basykes

3. Comienza una costumbre o haz un buen propósito

Ya lo hemos dicho un montón de veces en este blog: si todavía no te has planteado el buen propósito de hacer una de las cosas que aquí más contemplamos, no esperes más. Nuestros temas habituales se pueden convertir en tu nueva costumbre. Verás como, si aún no la practicas, te cambia la vida como ha hecho con nosotros, que te la recomendamos:

Montar en bici, ya sea un rato antes o después del trabajo o como transporte para acudir a tus obligaciones, te aseguro que te sentará de maravilla. Además de ser bueno para la salud, es divertido y te llena de libertad. Se puede hacer en cualquier época del año y cada ciudad ofrece rutas que te encantarán.

Lululemon Athletica

Otra opción deportiva, si la bici te da respeto, es correr. Si aún no has comenzado, no te será difícil siguiendo estos consejos. La natación es otro ejercicio muy saludable que sube los ánimos. El patinaje puede resultar tan divertido como el ciclismo y también te servirá para conocer gente. Los deportes también pueden ser de equipo, seguro que en tu parque más cercano encuentras una actividad a tu medida.

También te sugerimos plantar un huerto urbano en tu terraza, balcón o ventana: ver un ser vivo que crece gracias a ti solo puede llenarte de satisfacción (aquí encontrarás qué cultivos son buenos para el otoño). Puedes adoptar un animal doméstico o apuntarte para colaborar de forma voluntaria en una ONG o en algún proyecto solidario que solo te llevará el tiempo que tú quieras y puedas dedicar.

SAMSUNG

4. Rompe la rutina

Planifica cosas a corto y medio plazo. Como decía más arriba, si solo ves el final del túnel en las próximas vacaciones largas, tendrás ante ti un gris periodo de al menos tres meses. No esperes tanto para gozar de un respiro. Busca formas de romper con la rutina más a menudo. Organiza viajes al campo de fines de semana, aunque solo sea de ida y vuelta, si no deseas gastar en alojamientos. Acude a ferias o festivales que se celebren sobre aquello que te guste, visita a las personas a las que hace tiempo que no ves…

No hace falta siquiera realizar este viaje o actividad para que tu ánimo mejore. Haz la prueba. Basta con ponerse a planificarlo para sentirse mejor de repente. Abrirse en el ordenador buscadores de alojamiento, webs de turismo de la zona por la que vayas a estar, mapas con el perfil geográfico, donde ves el campo, los ríos y los lagos… esta perspectiva se abre ante ti como si ya estuvieses viajando.

Otra forma de romper la rutina es cambiar tu manera de hacer las cosas. Por ejemplo, la forma de transportarte hasta el trabajo: si hasta ahora era en coche, busca una persona con la que compartir el trayecto o prueba con la bici o el transporte público. Si te empleas por tu cuenta, sal de casa y busca un lugar de coworking o trabaja desde un café o un parque.

SAMSUNG

5. Haz un cambio importante en tu vida

Si todo lo anterior no da resultados, quizá necesites algo más radical. No son cosas que podamos poner en marcha con excesiva frecuencia, pero de vez en cuando hacen falta. Puede ser en tu casa o puede ser en tu trabajo donde haga falta realizar un cambio y de ti dependerá cómo de radical sea.

¿Qué tal cambiar la decoración de la casa o de una de las habitaciones? Entrar en un proyecto como este, aunque luego sea cansado, para empezar te llena de ánimo. Tal vez pueda estar motivado por las ganas de tener un hogar más eficiente.

O quizá es en el trabajo donde necesitas desempolvar lo que hay porque en tu sitio te estás quemando. Desarrolla un proyecto y preséntalo a tus superiores para proponer que te asciendan o simplemente que te cambien de departamento o de funciones… quizá hasta lo consideren un mérito.

Matt Hutchinson

Esta época pre-otoñal me resultaba muy estimulante cuando era niña o joven, ya que era el momento de preparar los libros y contemplar con ganas las asignaturas y actividades que tendría durante el curso. Así tendríamos que seguir viendo los adultos la llegada de una nueva temporada laboral o de estancia en la ciudad con cualquier tipo de ocupaciones.

Lo importante es darse cuenta de que, aunque haya que trabajar, el trabajo no lo llena todo. Podemos seguir disfrutando de la vida y haciendo muchas cosas para, sobre todo, no tener la mente centrada solo en las preocupaciones. La rutina solo se apoderará de nosotros si se lo permitimos. No hay que ponerle mala cara a las estaciones del año menos calurosas, pues cada una tiene su belleza y sus ventajas, cada una regala disfrutes que no presentan las demás. Nos gustan el campo y la costa para pasar las vacaciones, pero a lo largo del año, la ciudad nos ofrece muchísimas posibilidades.

 

Fotografías | Juan Jesús González, Ecouterre, Bev Sykes, The Sean and Lauren Spectacular, Lululemon Athletica, Matt Hutchinson.

compartir en redes
  • Carlos Roberto

    Creo que me voy a apuntar al tema de la pintura y hacer una actividad. La pintura para dar un poco más de vida y lustre a la terraza y como actividad tengo que retomar la natación, si o si…

    • Beatriz

      También yo me estaba planteando retomar la natación. En verano me encanta nadar y en invierno nunca lo hago y lo echo de menos. Además, un motivo que antes tenía de no practicarla era que no tenía ninguna pisci cerca, pero como comentábamos el otro día, ahora con la bici las tengo mucho más a mi alcance, así que tendré que buscar cuál es la mejor.

  • Juan Lara

    Me apunto a lo de cambiar la decoración de la casa. En esta época suelo hacer limpieza general en casa y siempre dan ganas de cambiar cosas y dejar la casa mejor. La verdad que estos pequeños “proyectos” te mantienen muy activo estos primeros días de curro.

    • Beatriz

      Desde hace tiempo, también pienso en rededorar alguna de las habitaciones. Además, ayer se vinieron a vivir al piso de debajo unos estudiantes e hicieron su primera fiesta nada más llegar. Una insonorización y consiguiente redecoración del dormitorio puede que sea más algo necesario que un proyecto en el que meterme por capricho.

  • Beatriz

    Como para mí uno de los mejores entretenimientos es ver series, también me anima mucho la vuelta de la temporada que en estas fechas van volviendo todas las series y también se presentan muchas nuevas. Luego, el resto del año, a lo mejor las nuevas no van a ningún sitio y con las de siempre ya te acostumbras y no es para tanto, pero este primer momento de efervescencia está muy bien.