guisantes-cultivo

Tres cultivos para plantar en otoño en tu huerto urbano

cultivos-calabaza

Los días son más cortos y ya hace frío al cae la tarde, se cierran las piscinas y la vuelta a la rutina es inevitable pero el mejor momento para iniciase en el cultivo del huerto urbano.La vuelta de vacaciones muchas veces supone el inicio de una nueva actividad, un cambio de hábitos, y el huerto urbano puede ser una gran opción. Para los que sois veteranos, vamos a dar varios cultivos de final de verano y principios de otoño y ver que podemos recolectar, para quienes son novatos, vamos a seguir los pasos de estos cultivos que podemos tener en el balcón sin necesidad de mucho espacio en macetas o jardineras.

Como habréis podido observar, las calabacitas ornamentales empiezan a poder ser recolectadas, sorprendente, si tenemos en cuentas que eran para noviembre, pero la naturaleza es así, imprevisible. Los tomates y lechugas los hemos ido recolectando durante todo el verano y preparando deliciosas ensaladas que hemos degustado con una San Miguel 0,0 % bien fresca , aunque quedan algunos tomates tardíos pequeños y verdes aún.

Cebollas tempranas

Cultivo en semillero

Soy una gran defensora del cultivo en semillero, ya que no sólo controlas mucho más el desarrollo de tu plantita, sino que en caso de cambio brusco de temperaturas se puede utilizar un mini invernadero o sencillamente meter los semilleros en casa. El sustrato o material con que se hace el semillero debería ser siempre nuevo. No utilicéis tierra del jardín o huerto podemos meter patógenos que pueden arruinar el semillero. Y las herramientas bien limpias.Aquí os explicamos como hacer semilleros caseros con recipientes reciclados.

Se puede comprar un sobre de semillas o enterrar una cebolla babosa en la tierra completamente y del tallo que salga, en la punta, se formará la flor, es en ella donde se forman las semillas y ¡ya tienes semillas propias!. Elijas una opción u otra, hay que ir pulverizando la tierra a diario (humeda, no encharcada).

97-cultivar-cebollas-380x270

Las cebollas están listas para transplantar cuando los tallos son tan gruesos como un lápiz. Dependiendo de las temperaturas, eso será alrededor del octavo día desde que las plantemos.Ahora nos surge una duda a los veteranos: ¿Dónde plantar las cebollas tempranas?

Muchos horticultores urbanitas realizan una rotación en sus cultivos, es decir, donde hubo tomates plantas cebollas, donde hubo cebollas plantan rabanitos y así con un número determinado de cultivos, pero eso ya lo hablaremos otro día, vamos a centrarnos en trasplantar las cebollas tempranas a un sitio definitivo.

La cebolla necesita jardineras  grandes, de 1,20cm x 98cm x 40cm de alto por ejemplo. Debemos preparar la tierra para el cultivo con sustrato de turba negra con perlita y compost bien descompuesto porque a la cebolla no le gusta el abono fresco. Se deben plantar con un marco de plantación generoso,unos 20 cm, a las cebollas les gusta tener espacio. En vuestro vivero habitual os podrán ayudar.

Riego y cuidados

También se puede recortar un poco las puntas a los plantones porque así crecen con mas vigor durante el momento del trasplante o cuando los plantones son algo finos o se tumban. Además debemos procurar presionar el cepellón en el momento de plantarlo  con un cuidado exquisito, pues la mas mínima acción sobre el tallo de la cebolla podría romperla.

El cultivo debe recibir la luz del sol y se suele espolvorear con ceniza de madera y azufre cuando se transplantan. El azufre en polvo podéis encontrarlo en droguerías (como la famosa Riesgo en Madrid) y se puede repartir con un colador y  según nos explica terrazoagricultor:

 El compuesto químico que tienen las cebollas, responsable de hacernos llorar cuando las pelamos, está basado en el azufre. No hay que pasarse ni con el azufre ni con la ceniza. No se trata de hacer desaparecer el terreno: Solo una fina lluvia de azufre y de ceniza.

 Guisantes enanos

Siembra directa

En el caso del guisante enano, la siembra es directa. Se hace un hoyo, no muy profundo de 4 ó 5 cm en un suelo donde las tierras estén ahuecadas, bastante ligeras y bien drenadas y aireadas. En cambio, produce cosechas escasas en tierra seca y teme los suelos desequilibrados.

El guisante enano no necesita mucho humus y es mejor evitar los estercolamientos y todo tipo de abonos nitrogenados, que disminuyen la cosecha y hacen que la planta sea más vulnerable a los ataques de los insectos así que os podéis ahorrar el  compost o estiércol más descompuesto.

Riego y cuidados

Al guisante le gusta mucho el sol, si lo plantáis con sombra puede enfermar y además la cosecha será pobre pero, tampoco le gustan las zonas calurosas, prefiere los climas templados y húmedos.

Cuidado con los devoradores de guisantes, las aves localizan inmediatamente las semillas de guisante, son como dulces para ellos… si queréis evitarlo, una red sobre la maceta o jardinera es la solución o también podéis poner un enrejado muy fino sobre las hileras o los hoyos.

Desde su Blog Huerto familiar, Felix Maocho nos recomienda sembrar poco y cuidar al máximo, que sembrar mucho,  no dar a basto para cuidarlo y terminar regalando, o lo que es peor, tirando a la basura la recolección.

 

tomillo

 Tomillo

Cultivo en semillero

Aquí uno de mis cultivos favoritos. Las plantas aromáticas son fáciles de cultivar, demandan poca atención y dan muchas satisfacciones. Tomillo, romero, hierbabuena o albahaca son deliciosas y alegran y perfuman nuestro huerto. En concreto el tomillo, una planta rústica mediterránea no es demasiado exigente con el suelo. Crece en cualquier terreno bien drenado.

Preparamos nuestros semilleros con dos o tres semillas de tomillo y mantenemos la tierra húmeda (como de costumbre, no encharcada, ya que se pudriría la semilla). En tres o cuatro días veremos brotar nuestra plantita, pero debemos esperar hasta que crezca un poco y esté suficientemente fuerte para transplantarla.

Riego y cuidados

Muchos horticultores miden el momento del transplante a su maceta definitiva por el número de hojitas que salen, otros por el tamaño de la planta (uno 5 cm). También es importante no las ponerlas de repente al sol, si han estado tapadas no están acostumbradas, es mejor que les de un ratito por la mañana o por la tarde, cuando sean más grandes ya se podrán poner a pleno sol, durante todo el día.Hay que tener cuidado al regar los semilleros, a veces cae el agua sobre una de las plantitas y la tumba. Y

Si queréis conocer más cultivos para esta temporada,el Blog Ecoagricultor nos ofrece un excelente cuadro de siembras.

En Ciudadano 0,0 |  Infografía: Ciclos del huerto urbano.Sembrar

 ni

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Esther Clemente

      Tomo nota, en cuanto retire de mi huerto lo del verano ya me voy a comprar semillas y plantones para seguir.

    • Carlos Roberto

      Pues parece sencillo el tema de los guisantes. Voy a ver si consigo semillas y me animo