Bonito en conserva

Receta de bonito del Norte en conserva, ahorra aprovechando ingredientes de temporada

Hay recetas que aunque a priori puedan parecer complicadas, resulta que cuando aprendes a hacerlas ves que es la cosa más sencilla del mundo, y te preguntas cómo no la habrías puesto en práctica antes. Es el caso de la receta de hoy, bonito del Norte en conserva, que aunque no es exactamente una receta de aprovechamiento como las que os traemos habitualmente, si es una receta de ahorro pues la calidad de esta conserva casera tendría un precio muy elevado en la tienda si la fuerais a comprar.

En el verano, por lo menos en el norte del país, las pescaderías se llenan de espectaculares piezas de bonito que a principio de temporada tienen un precio elevado y solo se prestan para unas rodajas o un marmitako, pero a medida que avanza la “costera” de estos pescados, el precio va disminuyendo considerablemente y ya permite hacerse con piezas enteras o trozos grandes para elaborar esta conserva, y así tener bonito del Norte para el resto del invierno.

Si compráis una pieza entera decirle a vuestro pescadero que os la parta y limpie lo más posible, cortándola en gruesas rodajas para que en casa solo tengamos que darle el toque final a la carne de este exquisito pez. Las zonas del cogote y de la cola aunque más feas a la vista, también son ideales para embotar pues son muy sabrosas.

Ingredientes para la receta de bonito del Norte en conserva

  • Bonito del Norte en trozos sin piel ni espinas
  • Aceite de oliva suave 0,4º
  • laurel
  • Sal gruesa
  • Botes herméticos con tapa ajustable y bien limpios
  • Cómo hacer bonito del Norte en conserva

    Comenzaremos esterilizando los frascos cociéndolos en agua hirviendo durante treinta minutos y dejándolos secar boca abajo encima de un paño limpio. Seguiremos limpiando bien de piel y espinas nuestro pescado. Separamos cada rodaja en cuatro trozos y quitaremos esas zonas negras que después dan mal sabor a la conserva con un cuchillo afilado.

    Colocamos una olla al fuego con agua que cubra el pescado, añadiendo 90 g de sal gruesa marina por cada litro de agua y laurel. Ponemos a hervir esta agua, añadimos el bonito y cuando vuelva a burbujear contamos quince minutos. Cuando pase el tiempo lo retiramos con una espumadera y lo dejamos enfriar tapado con papel de aluminio para que no se reseque.

    Cuando esté frío se cortan en trozos más pequeños y adaptados a los botes. Añadimos en el fondo de cada bote como uno o dos centímetros de aceite de oliva y colocamos los trozos de bonito evitando que queden bolsas de aire entre ellos, y rellenando de aceite hasta un centímetro por debajo del borde del frasco.

    Una vez llenos los cerramos bien y los esterilizamos en una olla con agua al baño maría durante media hora, vigilando que el agua no llegue hasta la zona de cierre de las tapas de los botes. Después se dejan enfriar y mejor conservarlos en el frigorífico o en un lugar muy fresco. Deben de reposar un mínimo de tres meses antes de consumirlos.

    Tiempo de elaboración | 1 hora
    Dificultad | Fácil

    El bonito del Norte en conserva casero se va a convertir en el rey de vuestros aperitivos. Desde luego que os va a enamorar su calidad y su sabor, y es tan fácil como ponerse una tarde libre con ello y así disponer de esta delicatesen durante el resto del año.

    En Ciudadano 0,0 | Recetas imaginativas para comer arroz, hoy croquetas
    Imágenes | Esther Clemente

    ,

    Newsletter No te pierdas ninguna novedad

      Echa un vistazo
      • Carlos Roberto

        Pues la verdad es que es una de mis conservas favoritas. Voy a ver si me animo a prepararla.