Aparcamiento bici

Yo voy en bici, tú puedes aparcar


Una de las ventajas de circular en bici es la facilidad de aparcamiento que tenemos, pero no sólo para nosotros, que pedaleamos, sino también para los conductores que van en sus automóviles, puesto que si yo voy en bici, tu puedes aparcar y es algo que seguro se va a agradecer cuando por parte de todos los conductores, que a veces en las grandes ciudades no paran de dar vueltas buscando un espacio libre para dejar su vehículo.

Según la Comisión Europea, la mitad de los viajes en automóvil son de menos de 5 kilómetros, una distancia perfectamente asumible para ir en bicicleta. Más o menos es la distancia que yo recorro cada día para ir a mi trabajo y donde el tiempo que tardo es bastante similar si voy en coche y no aparco a la primera, me toca dar vueltas y buscar sitio para aparcar, que si me desplazo en bici.

Y esto si tenemos plaza de aparcamiento en casa, porque si también nos toca dar vueltas para aparcar cuando regresamos a casa, lo cierto es que el tiempo perdido se multiplica. No es el primer caso de gente que tarda más en encontrar un lugar para dejar el coche, sobre todo a determinadas horas del día, que por lo general coinciden con las de regreso a casa, que en el desplazamiento que han tenido que realizar en el mismo.

Menos vehículos a motor, más aparcamiento


Esta distancia es lo que nos supone recorrer una ciudad de tamaño pequeño de punta a punta o la llamada almendra central de una ciudad grande. Y es en estos lugares céntricos donde más complicado resulta siempre aparcar, pero también circular. Porque el aparcamiento no es ya sólo un problema de encontrar un hueco, sino que provoca un aumento de circulación de vehículos por la zona dando vueltas hasta encontarlo.

Si sois como yo de los que estáis en la ciudad durante los meses de verano seguro que una de las ventajas que habéis notado es el descenso del nivel del tráfico. Dependiendo de la ciudad y el nivel de turismo que soporta el tráfico en verano suele descender entre un 10 y un 20% dependiendo del mes y de la ciudad. ¿A qué estaría bien conseguir estos niveles de tráfico durante todo el año?

Esto es lo que se puede lograr si se consigue que cada vez más una mayor cantidad de gente realice sus desplazamientos diarios en bici en lugar de coger el coche. Por eso aunque una bicicleta en la calzada pueda parecer para muchos conductores que es un vehículo más lento que va entorpeciendo la circulación, lo cierto es que el efecto es todo lo contrario, desplazarse en bicicleta por la ciudad acaba por dinamizar el tráfico.

Es cierto que algunos de estos ciclistas urbanos seguro que antes eran usuarios de transportes públicos, pero otro gran porcentaje habrán dejado sus coches parados en sus garajes. El resultado es una ciudad con menos ruido, menos gases contaminantes y más limpia con un menor nivel de vehículos en las calles. ¿A qué sería genial que todo el año se circulara como en agosto?

¿Dónde aparcan las bicis?


Es cierto que el espacio de aparcamiento destinado a las bicicletas también tendría que crecer, pero no es menos cierto que el lugar destinado a un coche pueden aparcar doce bicicletas, tal y como hemos podido ver en varios proyectos de parking de bicis que tratan de mostrarlo gráficamente.

Todo esto sin contar las ventajas que tiene para nuestra salud el desplazamiento directo al trabajo en bici. Puede parecer que los desplazamientos son demasiado cortos, la velocidad baja, en definitiva que no nos esforzamos lo suficiente como para notar beneficios a nivel de salud. Pero no es cierto. Según datos de la DGT, con diez minutos al día, mejoran articulaciones, músculos y sistema circulatorio; y con 60, baja notablemente el peso. Así, en media hora dedicada a ir al trabajo, dependiendo del peso y velocidad de pedaleo, se queman más de 210 kilocalorías

Por eso creo que esta época del año es un buen momento para practicar el #sacatubici y comenzar a ir al trabajo en bici, aprovechando estos menores niveles de tráfico para ir cogiendo confianza en el recorrido que vamos a realizar. Seguro que luego, cuando llegue el momento y veáis que el tiempo que tardas en hacer tu recorrido, puerta a puerta de casa al trabajo es similar o incluso menor, os recompensa.

En Ciudadano 0,0 | Cómo puedes ayudar a que en Madrid más gente use la bici (aunque no seas tú)
Imagen | William Murphy | Arte y Fotografía | Mataparda

,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Josep

      Se te olvida el detalle de que en España las bicis en la calle vuelan.

      • Carlos Roberto

        No se me olvida, pero creo que lo compensan con los percances que sufren también los coches. Un pequeño golpe en el coche supera, con creces, el gasto del robo de la bicicleta. Además calculo que con ir en bici al trabajo cuatro meses he amortizado su precio con lo que ahorro en gasolina.

        • Josep

          Bueno, yo por suerte en mi lugar de trabajo dispongo de aparcamiento y me libro de esos “peligros”. Si no fuera por la distancia hasta mi casa (20km) iria a diario en bicicleta.