Si viajas en bici, despreocúpate del alojamiento

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Es muy probable que estas vacaciones hayas elegido viajar con tu bici. Sí, sí, viajar sobre ella, no llevártela para hacer rutas, sino utilizarla como medio de transporte principal, cargando todo lo necesario en sus alforjas y planificando tu recorrido para tener siempre caminos por los que moverte sobre dos ruedas. Y puede ser así, tanto si tu objetivo es una escapada rural cicloturista como una visita a una gran ciudad, como un tour que mezcle todas las posibilidades.

Este esfuerzo de realizar tus vacaciones en bici merece una recompensa y te sorprenderá saber que esta puede ser tan grande como encontrar alojamientos gratuitos. Vas a ahorrar en combustible, eso está claro. Vas a eliminar el gasto que suponen los medios de transporte. Además, podrías despreocuparte del desembolso necesario para el alojamiento. De esta forma, nos podemos asegurar de que nadie renuncie al respiro que necesita por una cuestión económica.

Alojamientos solidarios para ciclistas

Existen varias opciones de redes que te servirán para encontrar un alojamiento solidario. WarmShowers es un lugar de intercambio de alojamientos para cicloturistas. Muchas personas te ofrecen un lugar donde dormir y una ducha caliente a cambio de que pases un rato con ellos contándoles tus experiencias viajeras a pedales.

Igualmente, a través de la web Couch Surfing, puedes encontrar personas dispuestas a alojarte en numerosas ciudades, conocer a otros viajeros y ofrecer a cambio tu casa para otra ocasión. Hospitality Club funciona de forma similar, poniendo en contacto a gente para intercambiar alojamiento y otras ayudas a las personas que hagan su viaje sobre sus bicicletas.

Este tipo de redes es diferente a la idea del intercambio de casas por vacaciones, pues se basa en una intención de ayudar y no siempre la persona que te ha acogido va a ser necesariamente la que se hospede en tu hogar.

El alojamiento es uno de los aspectos en los que se suele ir más dinero, así que despreocuparse por esta cuestión puede aligerar mucho nuestro presupuesto. Si no hemos encontrado una familia que nos aloje en el lugar al que queremos viajar, tenemos la opción de encontrar dónde dormir por muy poco dinero.

Tenemos la opción de los albergues jueveniles –Youth Hostels– y los más aventureros pueden optar por las tiendas de campaña, que muchos ciclistas transportan en sus alforjas. Ambas elecciones presentan ventajas, como hacer nuevas amistades en el primer caso y la emoción de dormir a la intemperie y jugar a los supervivientes del segundo. También ofrecen la posibilidad de ir improvisando el viaje sobre la marcha, para así quedarse tanto como apetezca en un sitio o añadir una etapa no prevista.

Ahorrar en comidas y cenas

Gracias a alojarte en una casa o en un apartamento, podrás prever un gran ahorro en alimentación pues, al disponer de una cocina o incluso de personas que te suministran el alimento, se evita gastar en restaurantes. Los albergues juveniles también suelen darte derecho a utilizar sus instalaciones y cacharros. De otra forma, habría que disponerse a pagar tres comidas fuera al día por cada miembro de la familia, contando también con el desayuno.

Además, preparándote tu propia comida, puedes hacer una dieta más saludable o atenerte solo a lo que sabes que te sienta bien. Incluso aunque no vayas a pasar por el apartamento a la hora de comer, te preparas un bocadillo –también lo puedes comprar hecho si no dispones de cocina– o llevas la comida en un tupper y la disfrutas en un parque. Esto no impide que hagas una o dos excepciones para probar la gastronomía local, pues esta experiencia también forma parte del conocimiento de un lugar.

Transporte y desplazamientos urbanos en bici gratuitos

El segundo punto de preocupación a la hora de planificar un viaje es el coste del transporte. Gracias a que hemos viajado con nuestra propia bici, no tendremos que utilizar el transporte público de las ciudades en las que estamos, que puede ser más caro que el de la nuestra, ni tampoco coger taxis, cuyas tarifas no conocemos en ciudades extranjeras. Hemos hablado en este blog de rutas por varias ciudades españolas y del resto de Europa para que la visita turística la puedas hacer sobre tu sillín sin que se te quede ningún rincón en el tintero.

¿Tenías pensado quedarte sin vacaciones por falta de presupuesto? Pues ya sabes, descarta la idea porque, si te apetece viajar, nada se te puede anteponer y menos aún una cuestión de liquidez.

Coge tu bici, organiza bien lo que necesites en sus alforjas y en tu mochila y ¡sal de vacaciones sobre ella! Aparte de ahorrar en transporte y combustible, puedes gastar mucho menos de lo que pensabas en alojamiento y alimentación. Además, necesitarás hacer menos actividades y visitas turísticas, ya que el propio desplazamiento en bici supone ya de por sí una diversión y una forma de disfrutar del paisaje. Reúne ya a tu grupo de amistades y adelante.

¿Has utilizado ya alguna de estas redes? Cuéntanos tu experiencia, nos encantará conocerla.

Fotografías | Warmshowers, Pocapasta, Permanently Scatterbrained, The Flying Cyclists.

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

5 thoughts on “Si viajas en bici, despreocúpate del alojamiento”

  1. Muy interesantes las opciones, Couch Surfing ya la conocía pero WarmShowers no y la verdad es que parece realmente útil para compartir experiencias con otros cicloturistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.