Los mejores aderezos, los de tu huerto urbano

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Hay una serie de plantas culinarias fáciles de cultivar en nuestro huerto urbano: romero, albahaca, perejil, cebollino, menta, hierbabuena, con los que luego podemos crear aderezos para nuestros platos. Se trata de plantas mediterráneas, que se adaptan bien a las inclemencias de nuestro tiempo y nuestro suelo y crecen salvajes en los campos y los bosques, así que en huerto urbano no tiene porqué ser complicado cultivarlas y podemos tenerlas todo el año.

¿Qué es un steak tartar sin su cebollino o unas cocochas de merluza sin su salsa verde o esos espaguetti con su pesto fresco? Tus platos notarán la diferencia de estar preparados con condimentos conservados a ser aderezados con las hierbas más frescas.

 Romero

Una planta clásica mediterránea que trae fortuna según las vendedoras callejeras y que requiere el sol, el calor y el aire por lo tanto son plantas qué tienen que ser cultivadas a lo abierto, también en maceta, con que las tengamos  en un balcón o en un alféizar es suficiente.

Le gustan los terrenos secos así que cuidado con el riego, mejor  poco y a menudo, pero hay que tener cuidado de no encharcar el terreno. Si las plantas de romero son cultivadas en maceta es oportuno trasplantar cada dos-tres años usando un buen terreno fértil y asegurar un buen drenaje.

Entre los diferentes platos que se preparan con romero, el Blog Todos a comer nos recomienda un queso manchego macerado en aceite de romero que tiene una pinta estupenda.  En Directo al paladar nos recomiendan un pollo asado al romero con limón. Una receta estupenda para carnes insípidas como el pollo, ya que el romero le da sabor intenso y aroma.

Albahaca

Desde Infojardín nos dan las claves para que nuestra albahaca crezca estupenda. La albahaca es muy fácil de cuidar sólo que necesita mucho riego y sol (de hecho es una de las pocas plantas que puedes regar estando a pleno sol!) pero la tierra siempre bien drenada.

Hay que replantarla en maceta suficientemente grande y la planta te puede alcanzar hasta los 70 cm de altura. Si le vas cortando las partes más extremas de las ramas para tu consumo, conseguirás una planta ancha y poblada, aunque hay que tener en cuenta que es una planta anual y en invierno es muy sensible a las bajas temperaturas.

Para mi el plato estrella con albahaca es el pesto. La receta de pesto, como pasa siempre con los platos tradicionales depende de cada familia. Como yo tengo un primo político napolitano, en mi casa siempre se ha hecho el pesto al estilo napolitano: Picar el albahaca, los ajos y los piñones juntos muy pequeño con el mortero, agregar parmesano y un poco del aceite de oliva, generando la emulsión, rectificar la sal y la pimienta y mezclar con la pasta al dente.

Otra receta que a mi me encanta es el carpaccio de ternera con parmesano y albahaca fresca, y un éxito seguro la ensalada de tomates cherry (tomates de nuestro huerto urbano) con taquitos de burrata y albahaca fresca con aceite de oliva, así de sencilla, pero en Directo al paladar la tenéis paso a paso, con mozarella en vez de burrata pero es que siempre hay que dejar paso a la imaginación del cocinero.

Cebollino

El cebollino, se cosecha de primavera a otoño, y para recolectarlo solo hay que cortar las hojas a ras del sustrato cuando las necesite. Es fundamental ir cogiendo a medida que crece ya que si no se muere, para crecer fuerte y sano necesita esa poda, fundamental si vais a utilizarlo como aderezo en vuestros menús.

Una vez más el drenaje es necesario ya que la humedad hace que aparezcan hongos y se pudran las raíces. Fácil de cultivar le gusta la tierra bien nutrida y la claridad, aunque el sol directo no debe darle demasiadas horas. Cuando veáis que la planta está muy grande, desde Hogar Útíl nos aconsejan que la dividamos con un cuchillo.

Es el aderezo perfecto para la receta del steak tartar, si os atrevéis con la carne cruda condimentada, tenéis una receta estupenda en Recetas y Vinos de este plato aunque ¡atención! es un plato comprometido, ni gusta a todos los comensales si es demasiado fácil de hacer, así que os voy a dejar otra receta donde podéis usar el cebollino.

Desde Petit Chef nos recomiendan unas albóndigas de pescado con queso y cebollino con una pinta fenomenal y apto para todos los paladares.

 Perejil

He dejado nuestro querido perejil para el final. El perejil es tan importante en nuestra cultura gastronómica que hasta tiene frase hecha en nuestro idioma: “el perejil de todas las salsas”. Y es que el perejil se le hecha a todo. Hay grandes chefs totalmente adictos a él. El gran Arguiñano hizo de él su señal distintiva y son tantas las recetas que se hacen con perejil, que necesitaríamos un libro. Pero primero vamos a ver su cultivo por encima ya que en otra entrada ya lo hicimos en profundidad.

Antes el perejil lo regalaban en la frutería ya que es uno de los cultivos más fáciles que hay, si lo tienes en tierra va a crecer como una mata, en maceta se da de miedo y en el alféizar vive encantado. Es una planta agradecida que tiene unas exigencias mínimas. Cerca de la pared para tener una zona sombreada, ya que el exceso de sol no le gusta, . Necesita suelos frescos y bien abonados, ricos en humus. No le gusta el suelo ácido o arcilloso, ni el compost poco descompuesto.

En cuanto a las recetas, ya que hemos mencionado a  Arquiñano vamos con su receta de cocochas de merluza en salsa verde: Se limpian bien las cocochas, que son la parte glandular de la mandíbula inferior de la merluza  y se recortan las pieles que les sobran. Se secan bien con un paño y se sazonan.En una cazuelita ponemos dos dedos de agua con una rama de perejil, sal y los restos de limpuar las cocochas y las ponemos a reducir.

Se doran los ajos laminados muy finitos y las guindillas en una cazuela ancha con aceite. Cocina a fuego muy suave y vigila que no se queme el ajo, `porque amarga y se sacan los ajos y la guindilla a un plato. Se añade a la cazuela una cucharada de harina y rehoga bien. Añadimos  el vaso de vino blanco y un poco de caldo.Se remueve bien,se  añade perejil picado y se agregan las cocochas cocinándolas durante 2-3 minutos. En el último momento se espolvorea el perejil picado y el ajo confitado y la guindilla. Sirve bien caliente. Una delicia.

¿Qué hierbas de vuestro huerto urbano utilizáis más en la cocina? ¿Nos contáis las mejores recetas con productos de vuestro huerto urbano?

Imágenes | Las recetas de Arguiñano, Directo al Paladar y Maria SJB

compartir en redes
  • Carlos Roberto

    El sabor que nos dan estas planta aromáticas a nuestros platos desde luego no tiene comparación. Si no tenemos espacio, un pequeño invernadero para este cultivo para tener en la cocina, además de decorativo nos dará la hierba fresca que necesitamos para nuestros aderezos.

    • Merisjb

      El alfeizar de la ventana es suficiente para estas pequeñas macetas, que van brotando a medida que las vamos utilizando y nuestros platos van a ganar un montón.

  • Juan Lara

    Ahora en verano no puede faltar en mi huerto una maceta con hierbabuena, el aderezo perfecto para batidos, ensaladas o limonada, riquísima.

  • Ester Casanovas

    Las aromáticas son un pelín puñeteras, pero a la que les encuentras el sitio apropiado son una auténtica delicia para la cocina.
    Saludos!

te recomendamos