No pares de correr en verano, consejos para combatir el calor

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

El calor del verano y correr no están reñidos. Solo tenemos que saber cuándo salir a correr y cómo hacerlo para que los grados de más no supongan ni un problema ni un parón en nuestros entrenamientos. No pares de correr en verano, solo aprende a cómo hacerlo para combatir el calor.

Horario para salir a correr y recorrido más apropiado

Uno de los aspectos más a tener en cuenta para correr en verano es a qué hora salimos a correr. Descartamos las horas principales de sol y nos quedamos con las horas en las que el sol acaba de salir ( 8:00-9:00) o en las que se está yendo (21:00). Para mi, sin duda, la mejora hora para salir a correr es las nueve de la tarde-noche.

Todo depende de tus horarios y disponibilidad, pero seguro que por la mañana temprano o por la tarde a último hora casi todos tenemos un hueco para salir a correr. Estas son zonas horarias en las que los rayos de sol no calientan mucho y podemos correr sin temperaturas tan elevadas.

En cuanto al recorrido, hay que intentar que sea lo más fresco posible. Si vives en la playa no está nada mal correr junto al mar, ya que con la brisa, la temperatura y la sensación de calor es menor. Y si vives cerca de la montaña, los mejores recorridos son los que van por bosques, pinares o similar, ya que la sombra es un aliado perfecto para correr en verano.

En mis rutas de verano siempre intento que haya una fuente de agua en el recorrido. La hidratación durante y después de correr va a ser fundamental, sobre todo si lo hacemos durante más de 30 minutos. Y no solo para beber, también podemos hacer una miniparada para echarnos agua por encima y refrescarnos, algo que también ayuda mucho a combatir el calor.

Ropa y equipamiento para combatir el calor cuando corremos

 

La vestimenta para correr en verano debe ser cómoda y fresca. Con respecto a las camisetas, os desaconsejo utilizar las típicas de algodón, porque acaban empapadas en sudor y solo consiguen entorpecer la termorregulación y favorecer las rozaduras. Las camisetas de poliéster son más efectivas evacuando el sudor y dándonos más frescor y menos peso.

Con los pantalones sucede algo parecido. Deben ser cortos y ligeros, con capacidad de secado rápido. A mi personalmente me gusta correr con los típicos pantalones de atletismo, cortos y muy ligeros. También está la opción de correr con otros más largos, pero como decimos nos fijaremos en que la tela sea fina y cómoda para correr.

Las zapatillas es algo que tenemos menos en cuenta para correr en verano. Solemos usar las que tenemos, sin diferenciar entre verano o invierno. Si puedes invertir en unas zapatillas de verano, te lo aconsejo. Éstas son más ligeras, con más ventilación y algo muy importante, evitan que el pie sude en exceso y se sobrecaliente, algo que se suele traducir en ampollas o rozaduras.

Y en cuanto a complementos, aunque hay muchos, me quedo con una buena gorra, gafas de sol y como no, crema protectora. Con este equipamiento iremos bien preparados para combatir el calor mientras hacemos nuestro deporte favorito.

La hidratación cuando salimos a correr en verano

En verano vamos a perder más líquido cuando salimos a correr, es lo que tiene la termorregulación del cuerpo. Para evitar que aparezcan los signos de deshidratación, debemos procurar una buena hidratación antes, durante y después de salir a correr.

Antes de salir a correr, durante las dos horas previas, podemos ingerir de medio a un litro de agua en pequeñas tomas. Cada 20-30 minutos podemos beber así como medio vaso de agua fresca, para asegurarnos de que en el momento de salir, los depósitos de agua están a tope.

Durante el entrenamiento de carrera también podemos hidratarnos. Como hemos dicho antes, si tenemos un recorrido donde hay una fuente de agua, podemos hacer paradas técnicas para hidratarnos, tanto para beber agua como para refrescarnos con ella. Otra solución es llevar el agua encima, a mi personalmente no me gusta por la cuestión de llevar peso, pero hay bidones adaptados al corredor o mochilas tipo camelback.

En verano un entrenamiento de carrera no acaba hasta que hemos bebido agua. El desgaste que supone correr con altas temperaturas hace que tardemos más en recuperar. Si nos hidratamos justo al acabar de correr, la recuperación será más rápida, al favorecer los procesos de regeneración. Y como ya vimos, une medida complementaria puede ser hidratarnos con cerveza sin alcohol.

Imágenes | lululemon athletica, Ernst Moeksis, nkzs

En Cidadano 0,0 | Salir a correr: lo que te deberían contar si eres principiante
En Ciudadano 0,0 | Salir a correr 5 kilómetros

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “No pares de correr en verano, consejos para combatir el calor”

  1. Muy cierto lo de las zapatillas de verano, se nota y mucho y si te lo puedes permitir es una de las inversiones que salen rentables

    1. Vale la pena, al igual que tener ropa específica para verano e invierno. Es una pequeña inversión que durará mucho y nos dará comodidad para correr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *