Especial vacaciones en bici, Ámsterdam el ejemplo a seguir

  • Viajes
cat-icon-on-post

Por fin llega el momento esperado por muchos de tomarse unos días de vacaciones. Por lo general se suelen preparar con antelación, pero si todavía no habéis decidido os vamos a proponer una serie de planes en nuestro especial vacaciones en bici, donde como buenos Ciudadanos 0,0 que somos vamos a preparar una serie de consejos para visitar distintas ciudades europeas y recorrerlas, como no podría ser de otro modo en bici. Hoy vamos a ver uno de los ejemplos de ciudades europeas que mejor integran la bici como medio de transporte. Se trata de Ámsterdam el ejemplo a seguir en la convivencia de bicicletas con el resto de transportes.

Para que nos hagamos una idea de la popularidad de la bicicleta en Holanda, el país tiene 16 millones de habitantes y se calcula que hay 14 millones de bicicletas. Por lo tanto nos encontraremos que la bicicleta forma parte del paisaje urbano de Ámsterdam, donde el resto de vehículos están acostumbrados a ver y respetar bicicletas, tanto en la calzada como en los carriles bici.

Algunos consejos para circular en bici por Ámsterdam

Lo primero que debemos saber si vamos a circular en bici por esta ciudad holandesa es que dispone de una extensa red de carriles bici. Debemos circular por ellos siempre que tengamos uno disponible. Además el carril bici se comparte con los ciclomotores, que circularán siempre por la zona izquierda. También debemos tener cuidado con la hora punta, que podemos encontrarnos saturación de tráfico de bicicletas.

La circulación por calles peatonales en bicicleta está prohibida y no debemos circular por el carril bici en paralelo. Además, si nos paramos lo mejor es salir del propio carril para no entorpecer al resto de ciclistas. En algunas ocasiones podemos encontrar postes en mitad del carril bici, destinados a evitar que circulen otro tipo de vehículos por lo que debemos ir atentos para no chocar con ellos.

A la hora de aparcar la bici tenemos una gran cantidad de lugares para dejar nuestras bicicletas. El parking de bicis de la estación central es uno de los más grandes del mundo. También en las zonas comerciales y turísticas suele haber aparcamientos especiales dedicados a bicis. Además disponemos de aparcamientos privados que nos permiten guardar la bici de forma segura por muy poco dinero al día, algo que si hemos alquilado las bicis no será mala idea. De todas formas siempre nos recomiendan llevar dos tipos de candados para atarlas.

Si también nos movemos en Metro podremos trasladar nuestra bici con nosotros, pero debemos dejarla en una parte del vagón habilitada a tal efecto, que nos permite tenerla amarrada para que no haya ningún problema para otros viajeros. Lo mismo si queremos movernos en tren hacia otras ciudades o las afueras.

Cómo planificar nuestras rutas en bici por la ciudad

Tenemos rutas para conocer la ciudad y no perdernos nada ya pensadas para ello en 24 o 48 horas, donde la bici será la protagonista para movernos de un punto a otro de la ciudad, como hemos visto con algunos ejemplos de ciudades en nuestro país. De todas formas lo mejor es utilizar los mapas de las oficinas locales de turismo que nos muestran rutas circulares en el mapa para recorrer en bici. Tenemos a nuestra disposición un planificador que nos va a trazar la ruta que deseemos, de manera que no hay manera de perderse.

Para alquilar bicicletas no tendremos ningún problema ya que la oferta es muy grande y variada. Podemos alquilar las típicas holandesas o si vamos con niños utilizar las bicicletas con carritos de madera para transportarlos, algo muy típico del país que no es extraño ver por sus calles. La única precaución es controlar los frenos, ya que algunas no llevan y hay que frenar haciendo contrapedal, algo que si no estamos acostumbrados puede resultar un poco complicado al principio.

También tenemos la opción de hacer una visita guiada en bici, algo que puede ser interesante si no queremos complicarnos, pero personalmente prefiero alquilar mi propia bici e ir a mi ritmo, sin estar sujeto a ver todo lo que me interesa en dos o tres horas. Desde luego es una de las ciudades europeas en las que da gusto “perderse en bici” por sus calles, disfrutar del ambiente y poder vistarla a otro ritmo.

En Ciudadano 0,0 | Cicloturismo: cinco rutas para esta Semana Santa
En Ciudadano 0,0 | Aparcar la bici en el tejado
Imágenes | Samu | Mon Labiaga Ferrer

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “Especial vacaciones en bici, Ámsterdam el ejemplo a seguir”

  1. La última vez que estuve en Amsterdam era joven y entonces ni me planteaba lo de la bici. Pero es verdad que llamaba la atención, sobre todo comparada con las pocas bicis que había entonces por España. Si volviese hoy en día, segurísimo que cogería una bicicleta.

    1. Lo cierto es que intimida un poco la hora punta y el tema del aparcamiento, Yo seguro que no encuentro la bici con lo despistado que soy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.