Santander en bici, la escapada perfecta para el fin de semana

  • Viajes
cat-icon-on-post

De nuevo retomamos el tema de las rutas en bici para acercarnos, en esta ocasión, a Santander, ciudad en la que quizá estés viviendo o a la que puede que te acerques estas vacaciones o cualquier fin de semana para disfrutar de su playa, de la tranquilidad y del agradable ambiente. Vamos a ver la manera de sacarle todavía más partido, gracias a un paseo en bici fácil y cómodo por su carril bici.

Gracias a este carril que rodea la ciudad, se pueden visitar todos los puntos emblemáticos de Santander, a lo largo de 18 KM. aproximadamente. En mis últimas vacaciones, estuve de viaje por Cantabria y cuando llegué a Santander y descubrí que el carril bici contaba con un trazado tan claro, no pude evitar sacar mi bici del coche y darme toda una vuelta. Es una ruta relativamente corta, que se puede hacer tranquilamente.

Un buen punto de partida sería el Paseo de José María Pereda, en el extremo de los jardines del mismo nombre, por los que también se pueden pasear antes de comenzar la ruta. Tras visitar la Catedral, el Ayuntamiento y la Plaza Porticada, nos montamos en nuestras bicis. Desde aquí, transitaremos por el Paseo Marítimo, pudiendo disfrutar de la vista del puerto y de la brisa marina, cosas que, quienes vivimos lejos del mar, apreciamos mucho.

Playas y recintos deportivos

Continuamos por la calle Gamazo hasta llegar al Palacio de Festivales, diseñado por el arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza. Sin abandonar la orilla del mar, continuamos hasta pasar por el Museo Marítimo del Cantábrico y llegamos a la playa de los Peligros, donde se aprecia la Isla de la Torre. Dejamos momentáneamente el carril bici para subir por carretera hasta el Palacio de la Magdalena, que podemos rodear para visitarlo por los cuatro costados. Su recinto y jardines es casi lo que más vale la pena. Una vez abajo, encontraremos la famosa Playa del Sardinero. El carril bici, que va por la Avenida Reina Victoria pasa por el Parque del Piquío y encuentra aquí su primer desvío hacia el centro de la ciudad.

De nuevo por el carril bici, ahora sobre la Avenida de los Castros, pasamos ante la Universidad Menéndez Pelayo, con sus diversas facultades, colocadas a lo largo de esta avenida. Regresando por la misma calle, podemos dar un pequeño salto sin carril bici por la bajada de Polio, hasta retomar esta senda para ciclistas en El Parque de las Llamas, donde se encuentran otros buenos ejemplos de arquitectura moderna, como el Palacio de Deportes, obra de los arquitectos Julián Franco y José Manuel Palao. Al lado está el mítico estadio del Sardinero, donde juega el Racing de Santander.

Desde ahí no es difícil regresar a la playa y retomar el camino. Dejando a la derecha el Club de Golf, podemos adentrarnos en dos calitas, la de la Ensenada del Sardinero y la de Mataleñas. Si hemos escogido el verano para hacer la ruta, podemos refrescarnos en cualquiera de las playas por las que hemos pasado como premio a nuestro pedaleo. Ya que la ruta ha sido breve, el regreso hasta el punto de partida, evitando adentrarse de nuevo en la ciudad y bordeando la costa, no supondrá un esfuerzo.

Otras opciones

Alrededor del aeropuerto, junto al puerto deportivo, existe otro carril circular. Así como también hay un par de tramos junto al Castillo de la Corbanera y junto al Cementerio de Ciriego. El Diario Montañés ha recopilado una colección de imágenes de los distintos puntos de carril bici de la ciudad.

Para quien visite Santander en un medio de transporte como el autobús interubano, el tren de media y larga distancia y el avión, en los que no es fácil transportar la bicicleta propia, existe un servicio municipal de alquiler de bicicletas llamado TusBic, con un abono diario de algo mas de euro y medio. Algunos hoteles, como el como el Santemar ofrecen servicio de bici para que pedalees por la ciudad.

¿Vas a hacer alguna escapada de fin de semana este verano? No te olvides de tu bicicleta y aprovecha las rutas en bici que hemos propuesto para muchas otras ciudades, por las que cómodamente podrás rodar, a la vez que disfrutas de su paisaje y monumentos. Luego, nos cuentas tu experiencia.

Fotografías | Cantabria Con Bici y Santander Cycle Chic.

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

4 thoughts on “Santander en bici, la escapada perfecta para el fin de semana”

    1. Sí, lo bueno que tiene es que resulta muy cómodo visitarla sin dejarse nada fuera con una ruta no demasiado cansada ni complicada de hacer o de describir en un mapa.

  1. Santander es perfecta para ir en bici. Mi paseo favorito es ir bordeando Puertochico hasta llegar a tomar un helado en Regma (el momento helado de regma es indispensable)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.