La bici, un objeto decorativo más en las tiendas y bares de tu ciudad

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Existen bicicletas tan bonitas que son como para presumir de ellas. Moverse en bici de acá para allá forma parte del modo de vida que suele llevar un urbanita. Así, la bici no es solo un instrumento o un medio de transporte, sino algo que nos define y que habla de nosotros. Resulta un orgullo lucir nuestra bici a nuestro lado y por ese motivo nos complace poder llegar con ella a cualquier parte, incluso hasta el interior de establecimientos y oficinas.

Se pueden ver empresas donde las bicis se integran perfectamente entre el mobiliario de diseño y, gracias a ello, se fomenta que los empleados acudan a trabajar en bici porque tienen el aparcamiento asegurado y la confianza de que su bici no estará desatendida. En bares, cafeterías y tiendas de las ciudades más a la última está ocurriendo lo mismo: se permite la entrada a bicis, que ya se han integrado como objetos decorativos.

Cada vez son más los bares y cafés temáticos sobre bicis, como El ciclista en Barcelona, un nuevo espacio cultural, con música en directo, monólogos o improvisaciones teatrales, que está basado en el reciclaje de bicicletas antiguas. O la cafetería Toma Café, en la calle la Palma, de Madrid. En la misma zona de Malasaña, que ya se define por su amor a la bicicleta y la profusión de estos vehículos por sus calles, se encuentra el Bar La Tape o nuestro ya conocido la Bicicleta Cycling Café.

En la decoración de estos locales no solo hay bicicletas enteras. Encontramos igualmente fotografías o cuadros de bici y mobiliario o utensilios fabricados con componentes. Es posible que alguna de las cocinas de estos restaurantes y bares tenga una rueda de bicicleta para colgar los cacharros. O que sus mesas sean ruedas o cuadros de bicicletas reutilizados. Así como en sus paredes, cuelgue arte confeccionado a base del reciclaje de piezas de bicicletas, al cual le dedicaremos un post en el futuro, ya que además de contemplar la bici como elemento artístico, nos enlaza con nuestra filosofía Nolotiro.

Entra con tu bici

A los ciclistas nos hace sentir como en casa que los bares donde tomamos, por ejemplo, una cerveza sin alcohol, exhiban bicis o componentes en sus paredes. Pero no solo nos gustará vernos rodeados de bicicletas como parte del mobiliario o de la decoración. También nos resultará sumamente cómodo poder entrar con la nuestra dentro de ese establecimiento y tenerla a nuestro lado mientras charlamos con las amistades. Nos ahorra buscar un lugar donde enganchar su candado y nos tranquiliza.

Si nuestro propósito a la hora de acudir a una cafetería es trabajar desde allí, aún nos resultará más cómodo tener junto a nosotros nuestro medio de desplazamiento. Es una de las posibilidades que, como ya vimos, ofrece la Bicicleta Cycling Café, un local que tiene a la bici como leit motiv en la decoración de sus paredes y que ofrece una alternativa al coworking: lugares para teletrabajar en profesiones liberales y autónomas. Gracias a su wifi, te llevas tu portátil y envías desde allí tus encargos.

Ivette Calderón

Bici amiga

En varias ciudades se ha puesto en marcha una iniciativa a la que llaman “bici amiga” que anima a los locales y tiendas a que se desmarquen como comerciantes favorables al uso de las bicis. Entre otras cosas de la que pueden ofrecer a los ciclistas está que, si no puedes llevar toda tu compra de una vez, ellos te la guardan para que te la puedas llevar en varias tandas. O que puedas entrar con tu bici, siempre que haya espacio. Y que solicitarán a su ayuntamiento la instalación de aparcabicis cercanos.

Un barrio con muchos establecimientos adheridos a campañas de este tipo seguro que es un barrio muy agradable por el que moverse. Esta iniciativa se está promoviendo en estos momentos en Melilla, pero parte de acciones que ya han tenido éxito como Biciamigo en Madrid. De la misma forma, ya existen tiendas, empresas y servicios que hacen sus repartos en bicicletas, con lo que sabes que si recibes algo no contribuyes a contaminar tu ciudad. Hablaremos también de ellos más adelante.

Ponga una bici en su local

Pero no sólo encontraremos ciclos en los locales temáticos enfocados a la bici, sino también en escaparates de tiendas textiles y de productos de lo más diversos, así como en el interior de muchos negocios que no necesariamente están dedicados en exclusiva a ciclistas.

Esta elección estética de las bicis como elemento decorativo pone de manifiesto que la bicicleta es un reclamo de moda y que gusta: se disfruta montando en ella, pero también mirándola. Dado su aire urbanita, que nos refiere a ciudades como Nueva York, Amsterdam, etc… una bici a la vista marca al posible cliente la tendencia de lo que encontrará dentro del local e invita al paseante a acceder al establecimiento.

Que la bici haya pasado a formar parte de la oferta de una boutique-galería de arte, como por ejemplo, Fast Cool, en Madrid, también nos indica que se puede considerar una pieza de museo o un complemento de moda con el que dar un toque final a un atuendo perfecto.

¿Tienes en tu zona alguna de estos bares, cafeterías o tiendas donde la bicicleta es la protagonista? Seguro que te encuentras en ellos como en casa. Si quieres contarnos los ratos que pasas allí, agradeceremos tu contribución.

Fotografías | Actividades MBP.

compartir en redes
  • Usar la rueda de la bici para colgar las cacerolas y cacharros de cocina me parece todo un acierto.. 😀

  • Carlos Roberto

    Que está de moda no hace falta más que darse una vuelta por las tiendas de la ciudad. Es raro no ver alguna bici como parte del reclamo para llamar la atención de los clientes