bici2

Ventajas de ser una biciadicta: cosas que han mejorado en mi vida

Como he comentado ya numerosas veces, no hace demasiado que empecé a salir con la bici y, desde entonces, no puedo pasar muchos días sin darme una vuelta. Podría decirse que me he convertido en una biciadicta. Mi mayor motivación es lo bien que me lo paso sobre mis pedales, pero, casi sin darme cuenta, además obtengo un montón de beneficios extra. Estas ventajas no son lo que me impulsa a montar en bici, pero tampoco son nada desdeñables.

Salud y deporte

Mi salud mejora muchísimo, ya que ejercito varias zonas del cuerpo. Pedaleando sobre nuestras bicicletas, fomentamos una serie de cosas muy concretas que otros deportes no cuidan. No se me olvida el eslogan de un anuncio de mi infancia que decía “quien mueve las piernas, mueve el corazón“. En lo que se refiere a la bici, está demostrado:

Estudios independientes aseguran que las irregularidades cardiacas se pueden prevenir mediante el uso de la bicicleta. El riesgo de infarto se reduce en un 50%. El aparato circulatorio se ve beneficiado, asimismo, por una reducción del colesterol negativo.

Las molestias o dolores de columna pueden combatirse o paliarse, pues el ejercicio sobre la bici fortalece la musculatura de la espalda y mantiene la columna vertebral protegida de vibraciones y golpes.

Hasta el sistema inmunológico puede verse favorecido porque el pedaleo facilita el trabajo de las células que eliminan bacterias cancerígenas de nuestro cuerpo.

Además, montar e bici supone una oportunidad de romper con el sedentarismo y de hacer deporte sin apenas darnos cuenta, sin dedicar un tiempo específicamente a eso, pues nos ponemos en forma, mientras nos desplazamos a nuestro trabajo o damos lo que parece un paseo. Estudios han demostrado que puede ayuda a combatir el sobrepeso.

Es un deporte en el que los límites los pones tú y el esfuerzo te lo dosificas según tus posibilidades. Es apto para cualquier edad, como ya hemos comprobado con algunos ejemplos, y la habilidad que requiere es mínima. Solo habrá que tener en cuenta un par de cositas fáciles, como alimentarnos e hidratarnos adecuadamente y adoptar una postura adecuada para evitar las lesiones de espalda o de articulaciones.

Nos sentimos mejor de ánimo

Mi cuerpo se siente mejor, pero también mi espíritu, pues el ejercicio es saludable para nuestro organismo, y también para nuestra mente. Funciona como una válvula de escape que nos ayuda a aparcar los problemas y a dejar las tensiones de lado. El pedaleo nos ayuda a liberar endorfinas que, al facilitar sentimientos de placer y de euforia, dan un empujón a nuestro ánimo, ayudándonos a prevenir la depresión.

El día que he salido a dar un paseo estoy de mejor humor, me siento más optimista y hasta me cuesta menos dormirme por la noche. Se comenta que el ejercicio atenúa la sensación de fatiga y que las personas que lo practican con regularidad, generalmente duermen mejor, tienen menos tensiones y, podría decirse que están inmunizados contra el estrés y la ansiedad. Pero no solo te encuentras de mejor ánimo el día que has salido con la bici, sino que a la larga, tu ánimo mejora en general, pues todos sabemos que gozar de buena salud y no padecer dolores, hace que nos encontremos más felices.

En mi ánimo particular también influye para bien. Desde hace unos años, no soy capaz de dormir hasta tarde ni siquiera los fines de semana y tampoco aunque me haya acostado de madrugada la noche anterior. Esto hace que me despierte antes que nadie y que ya esté lista y con ganas de hacer algo desde tempranas horas. Cuando me pasaba esto antes de tener la bici, empezaba a desesperarme porque quería hacer algo, no podía estar más tiempo en casa. Ahora, con la bici, lo que hago es salir sola a recorrer cualquiera de estas rutas. Vuelvo para darme una ducha cuando los demás están arrancando el día. Desde que practico el ciclismo, no me he vuelto a sentir encerrada.

Conocemos gente gracias a la bici

La bicicleta es un medio de transporte social porque, si te cruzas con alguien que conoces, te puedes parar y charlar. Pero además, sirve para hacer nuevas amistades. Tal vez coincidas con otros ciclistas en tus recorridos. O conozcas a personas que se mueven por tu zona en una de las numerosas actividades que se convocan en la ciudad acerca de la bici: ciclocostura, talleres para aprender mecánica, visitas guiadas, bicifindes, los festivales sobre biciclta, los cafés centrados en el ciclismo, rutas temáticas como la Tweed Ride o la vuelta nocturna al Anillo Verde, etc…

Suelo salir en bici sola, pero no me aburro, pues voy observando el paisaje o la arquitectura de la ciudad y disfrutando de la brisa, mientras me desplazo. Cuando no estoy en calles con tráfico, sino por una ruta verde, me pongo algo de música para acompañarme. Muchas otras personas salen a pedalear en grupo o de dos en dos y buscar a alguien con quién andar el camino también es una buena forma de conocer gente.

Cuando se dice que todo son ventajas, aunque suene a tópico, es que todo son ventajas porque, montando en bici, además de sentirnos en forma, elevar nuestro ánimo y mantener una buena salud, contribuimos a que haya menos emisiones de CO2 y a que la ciudad esté menos ocupada por vehículos de motor.

En conclusión, para mí es una maravilla haber encontrado un hobby, muy divertido, que puedo hacer cuando quiera, sin pagar cuotas, sin apuntarme a ninguna parte y sin depender de nadie. Por eso no tengo ninguna duda cuando me animan con un #sacatubici. ¿Compartes conmigo los motivos por los que te gusta montar en bici? ¿Y las ventajas que has encontrado en tu vida: ha cambiado tanto como la mía desde que vas en bicicleta?

Fotografías | Conversando en positivo, By Way of Bicycle, Cuánto Hipster, World Traveler.

,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Carlos Roberto

      Es cierto que de coger la bici cada día mejoras en tu estado físico sin darte cuenta. Tampoco hace falta que sea mucho. Mi teoría es que aunque sean veinte minutos es mucho mejor que nada

      • Beatriz

        Puede ser. Para mí 20 minutos se me hace corto, pero no porque no crea que he hecho suficiente ejercicio, sino porque me apetece más. Pero seguro que incluso un ratito ya viene bien.

    • Juan Lara

      La bici es uno de los mejores deportes para ponerse en forma y muy fácil de incorporar en nuestro día a día como medio de transporte. Pocas lesiones, no mucho esfuerzo y muchos beneficios y disfrute!

      • Beatriz

        Sí. Incluso para la espalda, que es por lo que más miedo da a mucha gente, viene bien. Hay que saber cómo sentarse, pero no es malo, al contrario: fortaleces la musculatura.

        Yo muchas mañanas me levanto entumecida, como si no hubiese descansado lo suficiente y, después de montar en bici, ya no tengo esa sensación. Puedo tener un cansancio normal de después de hacer ejercicio, pero eso se pasa en unos minutos y luego el resto del día estoy mucho mejor.