después de la bici mejor cerveza…. eureka

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Es sábado por la mañana, salgo a hacer una ruta en bici y al acabar, después de sudar y pasar calor, me tomo una San Miguel 0,0 fría para reponer líquidos. Muchos pueden pensar que beber cerveza y hacer deporte no son compatibles pero todo lo contrario, la cerveza, bebida con moderación y junto con el agua, es una bebida perfecta para reponer líquidos y minerales.

Después de hacer deporte hay que hidratarse

Cuando hacemos una actividad deportiva, en mayor o menor medida perdemos agua y minerales. Si esa práctica deportiva se prolonga en el tiempo y sobre todo si hace calor, la pérdida se incrementa. Para facilitar la recuperación muscular y orgánica, al acabar el ejercicio debemos hidratarnos lo antes posible, evitando que nuestro cuerpo esté con menos líquido del que le corresponde demasiado tiempo.

El cuerpo no solo necesita agua después de hacer ejercicio, también se hace indispensable la reposición de minerales, que ayudan a establecer el equilibrio electrolítico. Minerales como el sodio, magnesio y potasio se van perdiendo en el proceso de sudoración y su déficit hace que se alteren procesos orgánicos como la contracción muscular.

¿Por qué elegir la cerveza para reponer líquidos?

La cerveza se compone de un 94% de agua, el elemento fundamental para reponer líquidos. Pero además, al ser una bebida que procede de un cereal, obtenemos minerales como el potasio, sodio, magnesio, fósforo y calcio. Tampoco faltan las vitaminas del grupo B, fundamentales para regenerar los procesos de obtención de energía. Vamos, que la cerveza es una auténtica bebida isotónica.

Un vaso de cerveza sin alcohol nos aporta unas 40-50 kcal, todas provenientes de los hidratos de carbono de los cereales, algo que viene perfecto para ayudar a reponer los depósitos de glucógeno que hemos gastado durante la actividad.

Varias investigaciones, como un estudio realizado por por el CSIC y la Universidad de Granada, concluyen que el consumo moderado de cerveza después de realizar ejercicio en ambientes calurosos, ayuda a reponer los líquidos perdidos. Por tanto, la cerveza es una opción más a considerar cuando se trata de recuperar tras una práctica deportiva.

El buen uso de la cerveza para hidratarnos

Al acabar una práctica deportiva en la que hemos sudado y perdido líquido, primero es aconsejable beber agua para calmar la sed y después podemos beber una o dos cervezas frías, para que se asimile mejor y ayude con los procesos de termorregulación. Por eso, cuando ves a algún grupo de ciclistas en un bar tomando cervezas tras su ruta, simplemente es otra forma más de reponer líquidos y minerales.

A mi siempre me gustan en especial las salidas de fin de semana, porque además de disfrutar de una mañana de bicicleta, sé que al final me espera un buen rato de charla con los compañeros tomándome una cerveza fresquita. Y ahora que llega el buen tiempo: sol, bicicleta, San Miguel 0,0 y amigos, ¿qué más se puede pedir?

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “después de la bici mejor cerveza…. eureka”

  1. Yo recuerdo que un ciclista que corría en la ONCE, Steven Hodge, creo que se llamaba, ya sostenía esta teoría que además aplicaba después de sus entrenamientos. Y era un profesional…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.