Accesorios imprescindibles para la bici: Alforjas

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Cuando utilizas tu bici para moverte por la ciudad, hay algunos accesorios imprescindibles, porque no se trata solo de ir de un lugar a otro, sino también de llevar con nosotros lo básico. Hoy vamos a hablar de las alforjas, unas aliadas imprescindibles para llevar bien protegidos artículos en la bici. Se trata de unas pequeñas bolsas que se enganchan al transportín de la bicicleta, colgando a ambos lados de la rueda trasera.

Existen alforjas de muchos tipos. Si solo nos vamos a mover por la ciudad, con unas pequeñas podremos llevar tranquilamente documentos, pequeños objetos o incluso el ordenador portátil. En caso de necesitar más espacio (para llevar pequeños paquetes u objetos medianos), también podemos encontrar grandes alforjas que convertirán nuestra bici en un auténtico vehículo para excursiones de varios días. Su capacidad está expresada en litros: un par de alforjas de 9 litros cada una suele ser suficiente para la ciudad, mientras que para escapadas podemos preferir unas de 40 litros en adelante.

La fijación al trasportín es muy importante. Debemos probar bien los enganches y asegurarnos de que no se caen por muchos movimientos que dé la bicicleta. Generalmente, las correas son redundantes, así que para evitar caídas, no olvides atarlas todas y asegurarte de vez en cuando de que están correctamente fijadas.

Imagen | Etsy
En Ciudadano 0,0 | Accesorios para bicis

Comentarios

compartir en redes

3 thoughts on “Accesorios imprescindibles para la bici: Alforjas”

  1. Pues la verdad es que yo estaba pensando cambiar la cesta de la bici por unas alforjas pero todas las que encuentro son muy aburridas… Estaba buscando algo de este tipo que van más con la estética de mi bici…

      1. Esas las podéis comprar en Las
        alforjas de mi bici
        . Mencioné esta marca en el post
        sobre mercadillos
        y también este fin de semana, en el Festibal Con B
        de Bici he visto un puesto
        donde vendían
        algunas igual de divertidas. En ambos casos, creo que
        las podéis pedir por Internet.

        En mi bici no llevo alforjas porque no tengo portaequipajes.
        Si acaso me hiciese falta transportar más de lo que llevo habitualmente, me
        compraría uno que sale directamente de la tija
        y así te ahorras el transportín. De esa forma, sigo pudiendo meter la bici en
        el maletero del coche, que es mi principal objetivo cuando no le añado este
        tipo de cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.