ensalada

Las diez reglas del Ciudadano 0,0 para comer fuera de casa

Muchos de nosotros comemos fuera de casa a diario. Comer fuera de casa en bares o restaurantes no está reñido con tener una dieta saludable. Solo hay que saber qué platos o alimentos elegir para ir construyendo nuestra propia dieta equilibrada.

En el siguiente decálogo para comer fuera de casa podemos ver algunos trucos que nos servirán para que esta forma de comer no se convierta en el enemigo número uno de nuestra dieta. Si seguimos estas reglas, seguro que mejoraremos nuestra dieta fuera de casa.

Diez reglas para comer sano fuera de casa

  • Elegir dónde comer: mejor si es un sitio donde hay menú diario con dos platos y postre. De este modo la dieta suele ser variada y cada día se va cambiando entre carne, pescado, legumbres, etc. También es importante si en el sitio nos dan flexibilidad en la cocina: pedir que te cocinen algún alimento a la plancha, al vapor, quitar alimentos del plato o añadir otros.
  • Verduras y hortalizas como guarnición: son las grandes olvidadas de la dieta cuando comemos fuera de casa. Aprovecha cuando pidas un plato de carne o pescado y acompáñalo de verduras u hortalizas.
  • Mejor pescado que carne: por la sencilla razón de que los pescados suelen ser blancos y menos calóricos que las carnes, que son más ricas en grasa y un plato más pesado. Además, el pescado es otro de los olvidados de la dieta, si podemos aprovechar para comerlo en estas ocasiones, mejor.
  • Cuidado con las salsas: si pedimos alguna ensalada o plato principal acompañado de salsa, estaremos multiplicando por dos en muchas ocasiones las calorías. Las salsas son ricas en grasas y azúcares, de ahí su buen sabor. Podemos sustituirlas y condimentar con aceite, limón o especias.
  • Pan y cereales, mejor integrales: la fibra es un nutriente importante de la dieta, que obtenemos sobre todo de los cereales integrales. Si nos dan la opción, es un buen hábito pedir el pan o el arroz integral, cuanto menos procesado mejor.
  • Evitar los fritos: son alimentos muy socorridos cuando comemos fuera de casa pero aportan un exceso de calorías y hacen las digestiones muy pesadas. Como decíamos al principio, si en el bar o restaurante nos permiten sustituir algún frito por cocinado al vapor, plancha o microondas, será un punto a favor.

  • Fruta como postre: en todos los sitios suelen tener fruta para el postre, pero siempre llama más la atención postres de repostería elaborados. Manzana, plátano, pera o naranja serán perfectos para concluir la comida.
  • La sal no es necesaria: todavía recuerdo a un viejo y sabio profesor cuando nos decía que los alimentos de la dieta tienen el sodio suficiente para cumplir las necesidades diarias. La sal es un añadido al que nos acostumbramos y que podemos eliminar sin problema. Incluso apreciaremos más el sabor del plato si está menos salado.
  • Ensalada, el plato estrella: antes hablábamos de primar a las verduras y hortalizas. La ensalada es el plato perfecto para juntar a ambos grupos de alimentos. Ensalada mixta como opción básica o ensaladas más elaboradas como primer plato es una buena elección, pero ten en cuenta el punto número cuatro.
  • Al horno o a la plancha, siempre es mejor: este tipo de cocinado es menos agresivo con los alimentos y no añade calorías extra. A tener en cuenta cuando leamos en el menú cómo está cocinado el alimento, sobre todo si es carne o pescado.

No es cuestión de volverse loco e ir a comer fuera pensando en cumplir todas estas cosas a rajatabla, pero sí que podemos ir incorporándolas poco a poco y hacer que las comidas fuera de casa no nos pasen factura en tener una dieta equilibrada. ¿Qué trucos utilizáis vosotros para comer sano cuando estáis fuera?

En Ciudadano 0,0 | Mapa con todos los restaurantes Nolotiro

En Vitónica | Consejos para comer fuera de casa y no olvidarnos de la dieta

Imágenes | Scorpions and Centaurs, B Tal, floodkoff

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Beatriz

      Aunque sea más cómodo porque no hay que prepararlo, a mí no me gusta comer de menú fuera de casa (sí me gusta salir a cenar, es otra cosa). Muchas veces no nos harían falta dos platos y mucho menos lo que picamos mientras esperamos a que los traigan… si comemos con prisa o hablando del trabajo no sienta bien… Creo que otro consejo sería reunirse con quien no vaya a seguir como si aún estuviésemos en la oficina. Evitar el estrés mientras se come es fundamental para que la comida siente bien.

      • Juan Lara

        Cierto, es muy importante lo de comer sin estrés ni prisas, que hace que consumamos más calorías en menos tiempo.

    • Fernando de Córdoba

      Me las apunto, que yo como en el trabajo a diario con mi tupper pero a veces cae menú del día…

      • Beatriz

        El tupper tiene la ventaja de que comes lo que te preparas y es más sano, más digerible… y también que le dedicas menos tiempo a la pausa para comer (siempre que te dejen tomártela con la extensión que necesites). La última vez que estuve trabajando fija es lo que hacía y estaba bien por todo eso. Pero por otro lado, al final de la jornada, resulta que habías pasado entre ocho y media y nueve horas sin salir de un sitio y sin ver el exterior. O sea que salir a comer tiene la ventaja de despejarse bastante.