El tupper fácil: hoy conservas

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Una de las opciones más prácticas al comer fuera de casa es suplementar nuestro menú con algún tipo de conserva, ya sea vegetal o de pescado. Y es que los alimentos en conserva aparte de ser cómodos y versátiles se puede disponer de ellos durante largos períodos de tiempo en nuestra despensa, estando siempre preparados para ser consumidos y de rápida elaboración.

En nuestro tupper, las conservas pueden formar parte de una deliciosa ensalada aportando la parte proteica del menú, una buena lata de pescado como por ejemplo de bonito del norte, dará sabor y sustancia a cualquier mezclum de lechugas. También se puede complementar a éstas utilizando una conserva vegetal, como por ejemplo de maíz, zanahorias baby o judías verdes, que acompañadas de unos sencillos huevos duros forman un plato exquisito para los menús en el trabajo.

Comer de tupper con conservas

 

Tenemos además las conservas de legumbres que aliñadas con una vinagreta o una mayonesa ligera son muy válidas para elaborar con ellas ensaladas más contundentes como plato único. Y para variar de las ensaladas, simplemente un poco de pasta hervida con unas latas de calidad y ya nos podemos preparar una receta rápida y sabrosa para incluir en nuestra fiambrera.

Pero en ocasiones las conservas, debido a los procesos a los que están sometidas para alargar su vida útil, pierden parte de sus vitaminas y minerales, por lo que lo ideal es combinarlas en nuestro menú semanal con alimentos de las mismas características pero en fresco, y no realizar nuestra comida de oficina solamente con latas. Si añadimos de postre una fruta fresca, la conserva se puede convertir en una gran aliada para el tupper. Y vosotros ¿utilizáis a menudo conservas para preparar vuestro tupper?

En Ciudadano 0,0 | Bento, un tupper de lujo para la vista y el paladar
En Ciudadano 0,0 | Recetas de tupper

Imagen | Esther Clemente

 

Comentarios

compartir en redes

5 thoughts on “El tupper fácil: hoy conservas”

  1. A mí las legumbres me apañan la vida en muchas ocasiones, en ensalada con lechuga fresca, tomate, aguacate y si ya le añado un poco de arroz, tengo una comida super completa.

  2. Tal como dices, lo mejor es tenerlas ahí para cuando no hayas tenido tiempo de comprar lo fresco, incluso aunque no sea para ir con tupper y usarlos de base de ensalada a la que luego añadir productos frescos (si hoy no tengo lechuga, me hago una ensalada de legumbres). Los garbanzos de lata, ¿engordan mucho?

    1. Pues Beatriz, siento decepcionarte pero engordan igual que los otros, ahora son bien cómodos pues no tienes que planificar el remojo el día anterior y así los tienes dispuestos aunque te apetezcan de repente. Saludos.

      1. Jaja, lo suponía. Bueno, no pasa nada, los usaré solo en caso de no tener otra cosa y, como dices más arriba, están bien para las proteínas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *