Accesorios imprescindibles para la bici: reflectantes

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Diga lo que diga la obra del teatro, las bicicletas no son solo para el verano y ni siquiera solo para el día. Durante la noche también es una gozada volver a casa pedaleando, generalmente con menos tráfico y ruidos y descubriendo la ciudad de otra manera. Pero ojo: tenemos que hacernos ver. En una entrega anterior ya hablamos de los faros, y hoy lo hacemos de su complemento indispensable: los reflectantes, obligatorios por ley si circulamos entre el anochecer y el amanecer.

Debemos instalar uno rojo en la parte trasera de la bicicleta (además de la luz de posición), además de en las ruedas y en los pedales. En muchas ocasiones este equipamiento viene con nuestra bici, especialmente si es de ciudad, pero para evitar problemas tendremos que comprobarlo. También tenemos que llevar algo reflectante en la ropa. Aquí cada uno elige: desde brazaletes de quita y pon hasta chalecos fluorescentes con bandas reflectantes, lleva lo que más cómodo y seguro te haga sentir.

Los reflectantes son un básico en cualquier tienda de deporte o de accesorios para bicicletas, así que no te será difícil encontrarlos. Sus precios son muy económicos, por lo que entre 5 y 15 euros podrás tener todo el equipamiento necesario. Y si quieres más, ¡échale imaginación! Por internet puedes encontrar desde guantes con el dorso reflectante (para señalizar con total visibilidad los giros) hasta pantalones vaqueros de Levi’s en una edición especial para ciclistas que los incluyen de serie.

Imagen | Platinum Bike Plan

Comentarios

compartir en redes

7 thoughts on “Accesorios imprescindibles para la bici: reflectantes”

  1. Algunas marcas de ropa y complementos deportivos han presentado una serie de zapatillas, mochilas y sudaderos reflectantes para correr e ir en bici más seguros cuando anochece

  2. Yo siempre procuro comprarme la ropa deportiva con algo de reflectante, así me sirve para que me vean cuando voy en la bici. Eso sí, las luces por la noche son fundamantales.

  3. Llevo usando reflectantes en bicicleta, desde antes de que se conociese su existencia en España. Me refiero a reflectantes en la ropa.

    Una de las creencias erróneas es pensar que una prenda de vestir con detalles reflectantes es suficiente. Normalmente los detalles reflectantes son pequeños, y no siempre están ubicados de forma que sean visibles cuando es importante.
    Por otro lado, los reflectantes van perdiendo poder de reflexión cuando se lava la prenda. El límite viene a los 15 o 25 lavados, dependiendo del material.

    Por ello, para la bicicleta, es preferible contar con una prenda específica, como un chaleco homologado (EN471 con tiras reflectantes de más de 4 cm, y mejor si son de las que pasan por los hombros) y/o unas bandas en los tobillos (que además nos sujetan el pantalón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *