carril-bicid

Carril bici, ventajas para todos

 

Desde Ciudadano 0,0 hemos hablado muchas veces sobre las ventajas de utilizar la bicicleta en nuestra vida diaria. Pero no hemos tenido en cuenta cómo influye la bicicleta en la vida de la ciudad. Hoy vamos a hablar de las ventajas del carril bici, pero lo vamos a hacer desde un punto de vista más urbanístico, centrado en cómo el carril bici puede transformar la ciudad a su alrededor.

La transformación urbana del carril bici

La construcción de un carril bici supone una actuación urbanística en las calles por las que discurre. El espacio en la ciudad es finito, por lo que la inclusión de un nuevo elemento supondrá necesariamente la trasformación de los demás. En este caso, las calles se componen de acera y calzada, que son las que harán un hueco para la inclusión del carril bici.

Pero muchas veces se realiza una transformación completa de la zona, donde antes no existía una calle se crea un paseo en el que pueden convivir el tráfico rodado, las bicicletas y los peatones. Tenemos múltiples ejemplos de esta cuestión diseminadas en ciudades como Madrid, Bilbao, Valencia, Barcelona, Zaragoza o Palma de Mallorca, por citar sólo algunos ejemplos. Hoy en día no se entiende una actuación urbanística sin la inclusión de la bici como elemento de movilidad.

La ciudad cambia alrededor del carril bici

Que la bicicleta está de moda no se le escapa ya a nadie. El número de bicis que vemos por las calles, con o sin carril bici, va en aumento en nuestras ciudades. Pero el carril bici puede suponer un punto de fuga hacia el que se dirigen negocios enfocados a la bicicleta. En mi ciudad, desde que se construyó dicho carril he visto cómo han ido surgiendo muchas tiendas de compra-venta de bicicletas, pero también dedicadas a la reparación y transformación de bicis, que buscan instalarse a la vera de dicho carril, para ser más visibles para sus clientes potenciales.

Otros negocios que han transformado su actividad aprovechando esta moda de la bicicleta es el de los rent-a-car, o alquiler de vehículos. El alquiler de bicicletas puede ser un gran negocio, sobre todo en aquellos lugares de afluencia turística, donde alquilar una bici para dar un paseo un día o recorrer la ciudad que estamos visitando en este medio es una alternativa divertida y más versátil que el alquiler de un automóvil.

 

El turismo extranjero tiene otro concepto de lo que supone la bici y la ciudad. También de lo que es el buen tiempo para usar la bici. El turismo de invierno, más urbano y menos apegado al sol y playa contribuye a desestacionalizar el sector y es gran consumidor de estas bicicletas de alquiler para recorrer la ciudad. Además, el alquiler también es una alternativa para aquellos que no tienen espacio para guardar la bici en casa o la utilizan muy de vez en cuando, como para que sea práctico tener una en propiedad.

La aparición de un carril bici en una calle provoca un pequeño cambio en el comercio local. Poco a poco aparecen muchos más negocios relacionados con el ocio, terrazas para bares y restaurantes, al ser mucho más agradable la estancia al tener más distancia con el espacio ocupado por los vehículos.

En estas calles por las que circula ahora el carril bici tenemos menos ruido, menos humos y es más agradable sentarse a disfrutar y tomar algo al aire libre. Al estar los vehículos más retirados, supone también mayor espacio para los peatones, que aunque no pueden ocupar el espacio del carril bici, la sensación de amplitud de estas calles es mayor, lo que hace que sean más utilizadas para el paseo. Los comercios aprovechan esta afluencia de gente para hacerse más visibles y mejorar sus ventas.

Por eso también la bicicleta se puede analizar como motor económico en la ciudad, que transforma unas zonas o pone en valor otras gracias al cambio en el tejido comercial que surge en torno a este medio de transporte. Y vosotros, ¿qué cambios habéis observado en vuestras ciudades alrededor del carril bici?

En Ciudadano 0,0 | Celebra el día Mundial de la Bicicleta: #sacatubici
Imagen | Daquella manera | anieto2k

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Teresa Morales

      En Zaragoza todo lo que es la Ribera del Ebro mejoró un montón con el carril bici, un paseo nuevo, más zona para caminar, da gusto salir por ahí a correr, así que yo también creo que todos salimos beneficiados.

    • Beatriz

      A muchos peatones aún les cuesta verlo como lo que es y lo entiendo porque, hace muchos años, cuando aquí no había apenas adultos montados en bicis, cuando iba a algún país de Europa donde son tan habituales, a mí misma me costaba hacerme a la idea de que el carril era de las bicis y entender que me pitasen y que me tuviese que apartar porque iban muy rápido. Así que no culpo a quienes aún no entienden la diferencia de velocidad, pero estoy segura de que poco a poco se irán acostumbrando. Me alegro mucho por aquellas ciudades en las que hay tantos kilómetros de carril bici y espero que dentro de poco lo veamos como lo más normal del mundo.

    • Fernando de Córdoba

      Totalmente de acuerdo, aunque nunca olvidemos que una calle sin carril bici también es una calle ciclable 😉

      • Beatriz

        Por supuesto. Muchas veces, sobre todo si lo que quieres es ir rápido, es preferible circular por la calzada.