Hacer jabón casero es fácil y barato si sabes cómo

  • Mente
cat-icon-on-post

Una de las labores que se han ido perdiendo con el tiempo es la fabricación de jabón casero algo que hace unos años era muy habitual pero que poco a poco se ha ido quedando en el olvido. Sin embargo, hacer jabón casero es fácil y barato si sabes cómo. Lo primero que debemos tener son los ingredientes base necesarios: aceite, agua y sosa cáustica, todos ellos muy económicos.

La principal duda que nos puede surgir es de dónde podemos sacar el aceite usado. Una de las cosas que no debemos hacer nunca es tirar el aceite usado que no vamos a volver a emplear por el desagüe de la pila, ya que aceite es muy contaminante. En este caso lo que podemos ir guardándolo en un botella o recipiente de cristal. No importa que el aceite sea una mezcla de varios tipos o que tenga olor a rancio, ya que con el proceso al que vamos a someterle perderá todo este aroma.

Un ejemplo de aceite que podemos utilizar es cuando nos toca cambiar el que tenemos en la freidora. En lugar de deshacernos de él en el contenedor de reciclaje, podemos utilizarlo como materia prima para fabricar nuestro propio jabón. Otra opción es ir guardando el aceite de latas en conserva o el que deshechamos después de cocinar.

Ingredientes y utensilios para hacer jabón casero

Tampoco necesitamos grandes cantidades. Las proporciones de los ingredientes serán un litro de aceite, un litro de agua y 180 gramos de sosa cáustica. El proceso genera una reacción exotérmica, es decir, que desprende calor, razón por la cual debemos tener ciertas precauciones básicas. Yo recomendaría el uso de guantes y gafas para evitar salpicaduras, además de hacerlo en un lugar ventilado.

Lo primero que debemos hacer es filtrar el aceite para así evitar que el jabón contenga impurezas. Si queremos que las pastillas nos quede muy blancas podemos añadir un poco de añil o colorantes naturales si lo que nos queremos es añadir color. También podemos añadir esencias para que el jabón tenga un olor agradable.

Una vez que tenemos los ingredientes comenzamos a dar vueltas, siempre en el mismo sentido para evitar que se corte, con una cuchara de palo. Este proceso puede llevar entre unas dos o tres horas para un litro de aceite. También podemos acelerarlo mucho si, en lugar de utilizar una cuchara de palo, utilizamos una batidora de mano. De esta manera nos ahorramos mucho tiempo en la elaboración del jabón.

Cuando está cuajado tenemos que depositar la pasta en un recipiente o molde. Lo mejor es buscar uno que drene la humedad, para que el exceso de agua del jabón se puede eliminar fácilmente. Un truco que podemos utilizar es rellenar una botella de agua de plástico con la pasta de jabón. Pasados unos días, podemos pinchar la botella por su parte inferior para que vaya expulsando todo el agua que sobra. Cuando el jabón se ha endurecido podemos recortar la botella y obtenemos pastillas de jabón que cortamos en forma de discos cilíndricos.

Cómo hacer jabón casero para lavadora

Una vez que ya tenemos nuestro jabón podemos utilizarlo para distintos usos dentro de nuestro hogar. Un ejemplo es dejar la pasta más hidratada, sin necesidad de que expulse todo el drenaje para utilizarla como jabón blando en las manchas de ropa. Si preferimos añadirlo como detergente para la ropa directamente en el cajón de jabón, podemos hacer escamas para añadirlo de esta manera, que también nos servirá en el lavavajillas. Por supuesto podemos utilizar este jabón que nosotros hemos fabricado para las manos y la piel, algo que seguro os gustará puesto que nos dejará un tacto muy suave.

Si todo esto os ha parecido un proceso muy complicado siempre podemos acudir a esta máquina que automatiza mucho en proceso. Como podréis ver en el vídeo, lo único que debemos hacer es introducir el aceite por el filtro en la cantidad de medio litro. Después la máquina se encarga de añadir el agua y la sosa, el resultado se deposita en unos moldes que nos ayudarán a crear estas pastillas de jabón. El proceso es realmente sencillo y limpio.

Diferencias del jabón casero con el jabón normal

Una de las principales ventajas de los jabones caseros está en el control de los ingredientes que añadimos. El proceso que realizamos evita añadir más productos químicos además de la sosa u otros aromatizantes además de los naturales que nosotros deseemos.

Al fabricar el jabón de forma artesanal el proceso de saponificación produce la glicerina que es una sustancia muy beneficiosa, tanto para la piel, ya que nos ayudan a su nutrición e hidratación. Además tenemos un control de la receta, para no añadir excesos de sosa que pueden ser prejudiciales en algún momento, tanto para la ropa como para la piel.

Lo cierto es que desde que probé el método, no he dejado de fabricar jabón casero y aprovecharlo hasta la última gota. Ahora lo utilizo casi para todo. Y vosotros, ¿os animáis a fabricar jabón casero? Si ya lo habéis probado, contadnos como ha sido vuestra experiencia.

En Ciudadano 0,0 | Hasta la última gota: aplicando el Nolotiro a mucho más
Imagen | soapylovedeb | mwri

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

7 thoughts on “Hacer jabón casero es fácil y barato si sabes cómo”

  1. Qué graciosa la máquina. Pues sí, es algo que se pierde, pero que hoy en día que las economías domésticas para muchas personas están peor, resulta una buena forma de ahorrar porque no solo gastas menos en jabón y detergentes, sino que también aprovechas lo que ya has utilizado. Mi madre hace jabón y no es una ancianita de otro tiempo, es una señora moderna y trabajadora, pero tan apañada y hábil que hace de todo y, entre otras cosas, jabón.

    1. Cierto, a mi también fue mi madre quién me enseño a hacer jabón. Claro que con la máquina ahora está al alcance de cualquiera, no hay que tener conocimientos previos o práctica para hacerlo… y sobre todo el proceso es muy limpio.

  2. Es impresionante lo blanca que deja la ropa. Fundamental :la buena ventilación, en mi casa siempre se ha hecho en el patio, por el tema de la sosa.

  3. A mi lo que me ha sorprendido es cómo cuida las vajillas y cristalería. Si lo hemos endurecido y luego lo vamos haciendo escamas para añadir al lavavajillas el resultado es increíble.

    1. Es normal Esperanza. Si deseas que te quede blanco es necesario añadir un chorrito de añil. Las propiedades del jabón no cambian, es simplemente una cuestión de aspecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.