Accesorios imprescindibles para la bici: faros

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Ver y ser vistos. Esa es la clave de los faros para la bici. Si en la anterior entrega de esta serie hablábamos del timbre, un accesorio básico, no nos podemos olvidar de las luces de la bicicleta que también debemos llevar siempre, tanto delanteras como traseras. La luz delantera debe ser blanca y potente, mientras que la trasera debe ser roja, y es obligatorio llevarlas encendidas desde el atardecer y los días en que haya poca visibilidad.

Es posible que recuerdes las viejas luces de dinamo que llevaban antes todas las bicicletas, y que se activaban al mover la rueda. Su mayor problema es que al detenernos (en un semáforo, stop…) se apagan y dejamos de ser visibles, con el peligro que ello supone. Por suerte, actualmente hay nuevas tecnologías, como el dinamo con acumulador o los faros con tecnología LED. Estos últimos son la mejor opción: potentes, con una luz clara y limpia además consumen muy poco, de modo que una pila nos durará muchísimo (y si además es recargable, mejor). Sobre todo recuerda que las luces de la bicicleta son una medida de seguridad para que el resto de vehículos sepan que estás ahí. Ante la duda, mejor llévalas encendidas.

Puedes encontrar luces y faros para tu bici en prácticamente cualquier tienda de bicicletas, deportes, electrónica y en muchas tiendas online a precios muy accesibles. Su instalación es muy fácil: la luz delantera suele fijarse al manillar o a la barra de la bicicleta con una abrazadera y un tornillo, mientras que la trasera puede ser fija o tener un clip para sujetar en el transportín. En cuanto a diseños, los encontrarás desde los más modernos hasta diseños más retros o clásicos.

En Ciudadano 0,0 | Accesorios imprescindibles para la bici
Foto | MercadoLibre

Comentarios

compartir en redes

5 thoughts on “Accesorios imprescindibles para la bici: faros”

  1. Me viene perfecto este artículo. Llevo unos días buscando luces para poner a la bici y me voy a decidir por unas led, tanto para el foco delantero como la señalización trasera, que me gusta llevarla parpadeando.

  2. Yo estoy pensando en poner a mi bicicleta una dinamo-buje en la rueda delantera, de esta manera no me tengo que preocupar de la luz o de si tengo o no pilas y la luminosidad que conseguimos es bastante buena.

  3. Es importantísimo hacerse visible. Yo llevo faros, pero los suelo llevar apagados y los enciendo solo de noche, en el garaje, etc… Cuando paso por debajo de túneles, pienso que no estaría mal encenderlos y, a veces, enciendo el de delante. Pero el de detrás, no, porque lo tengo a la altura del eje de la rueda trasera y tendría que pararme y bajarme para hacerlo. Pero al ver noticias tan tristes y terribles como esta: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/06/30/madrid/1372591973_802142.html una piensa que es necesario que se nos vea a la legua en toda circunstancia y, si no es con reflectantes, tendríamos que ir con luz. Miedo total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.