bici1

Poniendo a punto mi bici III: Toda la ciudad bajo tus pedales

Por fin ha llegado el momento. Hemos puesto a punto nuestra bici hasta conseguir que esté como nueva. Está reluciente, y esta vez vamos a utilizarla mucho más que para salir en verano a la montaña: va a ser nuestro modo de transporte por la ciudad. ¿Te imaginas? Olvidarte de pagar gasolina, buscar aparcamiento, soportar atascos… y moverte sintiéndote mejor y disfrutando a tope la ciudad.

Pero antes de que saquemos la bici a la calle, vamos a pararnos a pensar cómo nos podemos mover con ella por la ciudad. ¿Dónde puede circular una bicicleta? ¿cómo elijo las calles que más me convienen? ¿qué normas debo tener en cuenta?

No solo carril bici

Hay muchas ciudades que tienen una gran red de carriles bici. Puedes consultar los de la tuya en la web de tu ayuntamiento o en guías y planos que editen, y descubrir si hay alguno que te permita hacer parte de tu ruta habitual.

Sin duda los carriles bici son un instrumento útil en muchas ocasiones, pero no debemos pensar que es la única manera de moverse en bicicleta por la ciudad. La bici es un vehículo más y como tal tiene todo el derecho a moverse por la calzada. Consulta la ordenanza de movilidad de tu ciudad (aquí las de Madrid, Barcelona y Zaragoza), pero por lo general lo que se nos ordena es que circulemos por el carril derecho de la calle, si hay varios.

Un aspecto a tener en cuenta es el de circular por el centro del carril. Muchos nuevos ciclistas urbanos circulan por desconocimiento en un lateral del carril. Es mucho mejor hacerlo por el centro, porque así “poseemos el carril” y si un coche quiere adelantarnos debe hacerlo cambiando de carril. Si vamos a un lado, el coche nos adelantará sin cambiarse de carril, y su impulso o un pequeño toque a velocidad de coche podrían hacernos perder el equilibrio. En general, hay muchos consejos para moverse en bici por la ciudad, y la mayoría son sentido común y ganas de disfrutar.

 

A veces compensa dar un rodeo

Internet ha sido una gran ventaja para moverse en bici. Con los diferentes servicios de mapas online, puedes crearte diferentes rutas y probarlas con tu bici para decidir con cuál te quedas. Si es la primera vez que sales con tu bici por la ciudad, cambia el chip y recuerda que no vas en coche, es muy posible que la ruta que más te conviene sea una diferente. A veces compensa dar una vuelta respecto a la línea recta si a cambio te encuentras con calles en las que hay menos coches, más tranquilas o más agradables. Esto es algo que irás descubriendo a medida que vayas experimentando.

En algunas ciudades como Madrid se han editado planos de calles tranquilas para ir en bici. No se trata solo de carriles bici, sino también de calles con tráfico calmado o sin grandes cuestas por las que te puedes mover con toda tranquilidad. También importan tus preferencias personales: hay quien prefiere ir por calles de sentido único sin apenas coches, mientras que otros están más cómodos en calles de varios carriles porque así los coches les pueden adelantar sin problema en vez de quedarse detrás.

Siempre ten en cuenta lo fundamental: lo importante es disfrutar el trayecto. No trates de correr más que los coches, descubrirás que aunque su velocidad es mayor al final os tocan los mismos ciclos semafóricos. Utiliza tu sentido común, ten precaución y sé amable con los demás vehículos: es todo lo que necesitas para disfrutar de tus trayectos en bici.

Fotos | ecomovilidad.net

,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Maria SJB

      ¡Que buenos consejos!

      Ojalá todo el mundo los siguiera porque a veces da miedo circular por el carril bici por la velocidad que llevan algunos.

      ¿El consejo que mas me gusta? El del sentido común