La bici en la red: la seguridad

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Esta semana, vamos a centrarnos en una parte fundamental del ciclismo urbano: la seguridad. Ya sé que no depende solo de nosotros que lleguemos sanos y salvos a nuestro destino, pero precisamente por ese motivo, tenemos que poner todo lo que esté de nuestra parte para circular en bici por la ciudad de la forma más segura posible. Pero no vamos a hablar solo de eso, pues los cinco enlaces que llegan esta vez tratan temas variados.

Estos doce consejos rápidos para comenzar a ir en bici por la ciudad, que publicó uno de los compañeros de Ciudadano 0,0, suponen una forma perfecta de empezar. Me los aplico absolutamente todos. Algunos, porque se corresponden con el comportamiento que siempre he tenido sobre dos ruedas y otros porque los he aprendido de los otros ciclistas, gracias a sus consejos vertidos en Internet, como circular por el centro del carril.

Eso mismo lo leí también en este completísimo artículo traducido de How to not get hit by cars, por Michael Bluejay, donde describen los accidentes más comunes que sufren los ciclistas en las ciudades y sugieren formas de evitarlos. Desde que lo leí, cambió mi forma de circular.

Por muchas precauciones que tomemos, podemos sufrir algún pequeño percance. De ser así, es posible que no sepamos qué hacer con la bici averiada o cómo cargarla hasta casa. Afortunadamente, existe un servicio de “ambulancias” para bicis que nos la llevarán hasta el taller que le indiquemos o nos la repararán en el sitio cuando no es grave.

Tal vez hay embarazadas que han aparcado su bici, pero nos dicen desde Bebés y más que montar en bici durante la gestación no solo no es negativo, sino que puede resultar incluso beneficioso. Claro, como todo, tomando ciertas precauciones.

Decíamos la semana pasada que se estaba intentando imponer en Zaragoza la bici como medio de transporte y, al parecer, esta medida está teniendo un efecto muy positivo, pues nos informan de que el 22% de los zaragozanos se desplazan al trabajo en bicicleta, frente al 30% que utiliza el coche y el 27% que lo hace caminando. Seguramente es una de las penetraciones más altas de nuestro país para una ciudad grande.

Hasta aquí la información de esta semana sobre ciclismo en ciudad. Espero que os haya sido de utilidad. Si conocéis algún otro enlace que pueda interesar a los demás lectores, estaremos encantados de compartirlo con vosotros.

Fotografía | Thick Zine.

Comentarios

compartir en redes

6 thoughts on “La bici en la red: la seguridad”

  1. Yo cuando he tenido algún pequeño percance, si no pueden venir a recogerme, llamo a un taxi, que en mi ciudad todos suelen tener un maletero generoso como para guardar la bici con la rueda delantera quitada. Eso si, avisando antes de las dimensiones y el transporte. Hasta ahora no he tenido problemas…

    1. Sí, a mí en una ocasión el taxista me la llevó en el maletero, pero fue por pura amabilidad porque incluso quitándole la rueda delantera, no cabía bien y tuvo que inclinar los asientos traseros. Como no todos los coches tienen esta opción, está bien avisar, como bien dices.

  2. Muy práctico el artículo de evitar accidentes en las ciudades. Sobre todo el consejo de evitar que nos den en un cruce cuando el coche gira a la derecha. La visibilidad y el timbre son muy importantes, muchas veces los coches no nos ven por el retrovisor.

    1. La verdad es que sí. A mí me abrió mucho los ojos sobre cosas que no sabía. Ahora circulo por el centro del carril y evito el carril Bus/Taxi, que antes creía que era el indicado para nosotros, al ser el permitido para las motos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *