Setas cultivadas

Cultivo de setas en casa: el huerto más fácil

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Ya habíamos comentado que no hace falta tener un balcón para poder disfrutar de un huerto urbano. Los jardines verticales permiten cultivar directamente en las ventanas, pero quizá vivimos en una ciudad que por su clima lo hace imposible, como Zaragoza con sus fuertes rachas de Cierzo, o también nos puede ocurrir algo muy común en nuestros días que dispongamos de espacio, pero nos falte tiempo.

Sean cuales sean los motivos, con el cultivo de setas, no hay porqué renunciar a tener nuestra pequeña cosecha propia.

¿Cómo se cultivan las setas en casa?

Setas cultivadas

Pocas cosas hay tan sencillas como cultivar setas, solo necesitamos un saco, alpaca o bolsa productora con nuestra variedad elegida, un higrómetro (disponible en tiendas online y grandes superficies desde unos 5 euros) para medir la humedad de la tierra que debe estar entre un 80-85% y un lugar ventilado de la casa, con algo de luz diaria pero que tampoco reciba el sol directamente o sufra grandes cambios de temperatura.

En el siguiente vídeo de Back to the roots, una empresa californiana que vende sacos de cultivo preparados a partir de los posos de café, podéis ver el fascinante proceso de crecimiento de las setas, que suele durar entre 3 y 15 días aproximadamente.

Impresionante ¿Verdad? Pues todavía lo es más ir viéndolo poco a poco en directo, aunque lo normal es que las setas se asomen tímidamente, y una mañana al levantarte te encuentres con todo un cultivo crecido y amontonado, que parece querer escapar de la bolsa.

Cada fabricante tiene sus propias indicaciones, pero por lo general bastará con regar el saco cuando lo recibimos (puede que lo tengamos que abrir o ya tenga hechas sus propias aperturas) e ir pulverizando agua cuando salgan las primeras protuberancias, para mantener la humedad.

Cuando las setas ya tienen el tamaño adecuado, las recogemos con cuidado para no dañar el sustrato y repetimos el proceso, ya que cada bolsa suele dar unas dos o tres cosechas. La tierra que nos queda se puede depositar en el contenedor de materia orgánica o la podemos reutilizar para otras plantas.

En la red tenemos varias tiendas online donde podemos elegir la opción que más nos guste (por tamaño, variedad, tiempo etc.) y que nos la manden directamente a domicilio, como Bolets de soca, Setas meli, Agroterra o Hifas da Terra.

Deliciosas y sanas

Setas de cultivo

Antes el cultivo de setas en casa se limitaba prácticamente a la setas de cardo, pero ahora se encuentran muchas más variedades para elegir, como boletus, champiñones de París o incluso setas Shiitake.

Auténticas delicias que podemos tener siempre a mano y convierten cualquier plato sencillo, incluso una receta Nolotiro de aprovechamiento, en una auténtica delicatessen.

Pero no solo son buenas para el paladar, están formadas casi en un 80% de agua, así que son muy ligeras, pero a la vez también muy nutritivas y nos aportan una buena dosis de vitaminas, minerales y fibra.

A mí me encantan con arroz, con pasta, adornando una ensalada, salteadas con verduras, en croquetas o simplemente a la plancha con un poquito de sal gorda por encima. Y si les añado el placer de haberlas cultivado en casa, parece que todavía me saben mejor.

Si la producción es demasiado grande para consumirla durante la semana, siempre se pueden congelar, algunas variedades permiten hacerlo directamente, pero por si acaso yo prefiero siempre cocinarlas primero, después las guardo separadas en tuppers con la fecha y las tengo siempre a mano para cuando las necesito.

Alpacas de setas, qué son y cómo conseguirlas

alpacas-setas

Las alpacas de setas son unas bolsas rellenas de sustrato en las que viene el micelio mezclado y ya distribuido (en micología se habla de de micelio en grano, micelio multiplicado sobre granos de cereales ecológicos para facilitar el cultivo de setas con el sustrato adecuado a cada especie, ya sea para hacer sacos productores o huertos micológicos) Es tan simple como ubicar la alpaca en un sitio húmedo. fresco y bien ventilado y vigilar que la humedad sea muy alta, para que nunca se seque.

El micelio se va desarrollando y de repente comienza a eclosionar y cuando las setas están con buen tamaño empezáis a recolectar. No produce ningún tipo de olores ni suciedad y el resultado es magnífico.

Hay webs especializadas onde puedes conseguir tus setas para cultivar en casa y también en ferias de cultivo ecológico o grandes como BioCultura puedes comprar e informarte de la mano de los expertos.

Tipos de setas para cultivar en casa

Para los amanteds del aire libre y la micología, nada mejor que salir “a setas” cada otoño y encontrar los mejores ejemplares. Si sois novatos en estas lides, no dejéis de haceros acompañar por un experto, o en su defecto, llevar la cesta con las setas recogidas al Jardín Botánico, donde os las expertizarán gratuitamente. Si queréis ver lo que os podéis encontarar por el campo, no dejéis de pasaros por la infografía sobre los tipos de setas que podemos recolestar y cocinar en otoño.

Pero hay muchos tipos de setas que podemos cultivar en casa y de todas ellas nos hablan en cultivodesetas.es, los clásicos champiñones, setas de cardo, setas de chopo, pie azul, setas de ostra o la propia seta shiitake, la seta de la vida de los orientales. Ya sea en semillas o como veíamos en sacos de alpacas.

¿Habéis probado a cultivar setas en casa? ¿Cual es vuestra variedad favorita?

Fotos | Frankenstoen

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

4 thoughts on “Cultivo de setas en casa: el huerto más fácil”

  1. Hombre, fácil fácil no es. Cierto es que en algunos pisos de alquiler las setas crecen solas, pero suelen tender a hacerlo en sitios bonitos como detrás de la nevera, bajo la pila del baño y en esquinas con humedades, y no cuando tú les dices. Crear voluntariamente una seta comestible es más o menos como hacerte la cirugía estética acudiendo a Lourdes. Lo que viene en esa caja son bulbos de setas ibernando, solo tienes que abrir la caja y ver cómo se ponen bonitas. Prácticamente como cuidar un cespino.

    Bueno me voy que mis apuntes de micología están en llamas.

    Besillos y a seguir siendo 0,0 😉

    1. Tienes toda la razón Cebolleta Enfurecida y lo de fácil siempre es muy relativo, depende qué lo compares 😉

      Gracias por la puntualización… y me ha encantado tu nick!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.