Especial historia de la bicicleta III: El futuro

  • Mente
cat-icon-on-post

Estos días atrás hemos venido haciendo un repaso a la historia de la bicicleta, desde sus primeros prototipos hasta nuestros días. Ahora nos toca ver hacia donde nos lleva la investigación y los nuevos prototipos, en la última entrega de nuestro especial, para intuir cómo serán las bicicletas del futuro.

Un aspecto que está en constante evolución son los materiales. Cada vez más se apuesta por materiales más ligeros y resistentes. La fibra de carbono se impone en este caso, como el material de referencia para los cuadros de las bicicletas, permitiendo diseños que se salen de lo habitual. El único problema es el coste, algo más elevado de la media, pero también es algo que ha disminuido poco a poco, haciéndose más asequible con el paso del tiempo.

Otro aspecto donde tendremos una gran evolución en el futuro serán las baterías de las bicicletas eléctricas y su forma de recarga. Las investigaciones en este campo van de la mano de los coches eléctricos. Baterías más ligeras, con más potencia y que puedan cargarse por inducción, simplemente con dejar la bicicleta aparcada en determinados sitios, sin necesidad de enchufarlas.

Bicicletas innovadoras en su diseño

Dentro de la gama de bicicletas y prototipos que se han presentado podemos ver algunas que son bastante interesantes como las siguientes:

La bicicleta sin cadena, es un invento del húngaro Róbert Kohlhéb y sustituye la cadena, como elemento de transmisión de la fuerza del pedaleo a la rueda trasera, por un sistema de cableado, que no necesita lubricación y que puede ser utilizado hasta unos 10.000 kilómetros sin cambios. Como curiosidad diremos que si damos pedales hacia atrás también avanzamos hacia delante. La stringbike, que así se llama el invento ya se está comercializando y podemos encontrarla a la venta.

La bicicleta de cartón utiliza este material para su fabricación. Esta es su principal innovación, utilizar el cartón reciclado y tratado para que resulte impermeable. Aguanta un peso de hasta 140 kg. y es obra del ingeniero Izhar Gafni y el coste estimado de producción está en torno a los 8€ y puede ser perfecta para los desplazamientos urbanos.

Bicymple es un nuevo concepto de bicicleta que elimina la cadena y recupera el concepto de incluir directamente los pedales en la rueda, en este caso en la trasera. Se gana en efectividad a la hora de transmitir la fuerza del pedaleo para el avance. Bicymple implica un pequeño cambio en la forma de montar en bicicleta, al ser un cuadro mucho más corto de lo habitual y la rueda de atrás también gira, lo que le da al modelo mucha agilidad, pero algo menos de estabilidad. Por este motivo puede ser un vehículo muy útil en la ciudad.

Otro diseño innovador es el que nos propone Pulse. Se trata de un modelo similar a las bicicletas fixie, con un diseño de cuadro innovador, que se ilumina para ganar visibilidad e incluye elementos como los intermitentes. Como curiosidad incluye pedales contrapesados, que se sitúan en la posición correcta para iniciar el pedaleo después de una pareada. Se trata de una bicicleta pensada para utilizar en la ciudad.

La revolución en las bicicletas eléctricas

Además de las bicicletas tradicionales, los modelos eléctricos son los que más están apostando por la innovación en los últimos tiempos. Se plantean como una alternativa sencilla y saludable al uso del vehículo privado, ya que permiten recorrer distancias más grandes sin que el esfuerzo resulte excesivo. Vamos a ver algunos modelos interesantes.

nCycle es una bicicleta con asistencia al pedaleo y plegable. Cuenta con dos baterías que van en el cuadro de la bicicleta. Entre las curiosidades de este prototipo podemos encontrar los altavoces Bluetooth para conectar nuestro móvil, espacio en el cuadro para llevar el portátil o el sistema de cierre que tiene para dejarla aparcada y anclada a cualquier elemento con su propio manillar.

Orcinus se trata de una bicicleta eléctrica, plegable y cuadro de material compuesto. El motor eléctrico se encuentra alojado en la rueda trasera y tiene un cambio interno, algo más limpio que los cambios a los que estamos habituados. Dispone de conctividad para teléfonos móviles desde donde controlaremos todos los parámetros de la batería por ejemplo.

LEAOS es un modelo de bicicleta eléctrica urbana que ya se está comercializando, aunque su precio de 3.680€ es muy elevado para la media del sector. Como principales características cuenta con motor eléctrico de 250 W, con tres niveles de asistencia al pedaleo y un cambio Shimano de 8 velocidades.

YikeBike Fusion se trata más bien de un vehículo eléctrico más que una bicicleta como tal, pero hemos querido incluirlo en el especial ya que plantea una solución muy interesante para los desplazamientos urbanos.

GoCycle es una de las apuestas más realistas y mejor enfocadas que he visto. Combina el concepto de bicicleta plegable urbana, con la ayuda del motor eléctrico. Tiene una batería que podemos recargar en casa en apenas tres horas y nos facilita una autonomía de entre 13 y 32 kilómetros. Lo más interesante es su sistema de plegado que nos permite guardarla en una maleta especial con un peso de 16 kg, perfecta para llevar en transporte público.

Como habéis podido comprobar alternativas no nos faltan, pero muchas de ellas están pendientes de comercializarse. Quizás se queden en meros prototipos, quizás supongan una revolución en lo que al futuro de las bicicletas se refiere. Eso sólo el tiempo lo dirá y quizás podamos movernos con ellas por nuestra ciudad.

En Ciudadano 0,0 | Especial historia de la bicicleta II: del origen a nuestros días

Imagen | marin myftiu

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

3 thoughts on “Especial historia de la bicicleta III: El futuro”

  1. Algunas tienen aspecto futurista y son geniales. Ojalá algún día veamos este tipo de bicis por nuestras calles. Coincido contigo en la GoCycle, aunque se sube un poco de precio para el usuario medio. Lo de la bici de cartón es increíble, también sería una gran apuesta si se desarrollara.

    Dentro de diez años veremos si algún modelo llegó a buen puerto. Yo apostaría por una bici minimalista y con materiales reciclables que tuviera buen equilibrio entre calidad precio.

    Gran serie de artículos, enhorabuena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.