Especial historia de la bicicleta II: del origen a nuestros días

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

La semana pasada comenzamos nuestro repaso a la historia de la bicicleta, desde los primeros intentos hasta la llegada de la bicicleta moderna. A partir de aquí, podríamos decir que, en esencia, la bicicleta ha cambiado muy poco desde finales del siglo XIX hasta nuestros días. Hoy vamos a ver las innovaciones que se plantean en nuestra segunda entrega del especial historia de la bicicleta, desde el origen a nuestros días.

Muy pronto la bicicleta se hizo tremendamente popular. Pero para ello era necesario dar a conocer el invento. En este sentido la industrialización y la fabricación en serie de las bicicletas fue muy importante para facilitar el descenso de los costes de la bicicleta. Seguía siendo cara su adquisición, pero no tanto como otros vehículos. De todas formas, para ayudar a su promoción se idearon las competiciones, se patrocinaba a aventureros que recorrían el mundo en sus bicicletas, etc.

Algunos hitos históricos de la historia de la bicicleta

En este sentido se pueden verse algunos de los hitos que tenemos en la historia de la bicicleta, como la primera vuelta al mundo en bicicleta. La realizó Thomas Stevens, que salió de San Francisco en Abril 1884, llegando a Boston, 3.700 kilómetros después en Agosto del mismo año. Tras una pequeña pausa decidió continuar viaje para ser el primer ciclista en dar la vuelta al mundo llegando otra vez a San Francisco en Diciembre de 1886, más de dos años después.

El ciclismo de competición va asociado a esta promoción de las bicicletas, pero gracias al mismo también se desarrollan innovaciones técnicas, como los frenos, que toman su forma estándar con la llegada de las primeras competiciones deportivas allá por 1889. Pero uno de los momentos de más importantes en la difusión del ciclismo es el inicio del Tour de Francia, en 1903. La sociedad de la época seguía las etapas como si de una novela de aventura por entregas se tratara. Muy famosa es la anécdota de un ciclista que en la bajada del Tourmalet rompió la horquilla y tuvo que ir caminando hasta que encontró una fragua que reparó la pieza. Llegó por la noche a la meta y perdió más de cuatro horas.

Los materiales, la revolución tecnológica que llega a la bicicleta

Claro que este ciclismo épico, para aventuraros tenía mucho que ver con los materiales con los que se fabricaban las bicicletas. Si recordamos los primeros prototipos, estos eran de madera. El siguiente paso fue aligerar ruedas y cuadros con su fabricación en hierro. Después llegó con la utilización del acero, en lugar del hierro, hasta llegar a las bicicletas de aluminio y fibra de carbono actuales que aligeran mucho el peso de las mismas.

En este sentido, una de las innovaciones más importantes fue el cambio de marchas, que fue inventado por Edmund Hodgkinson en 1896, que permitió triplicar la velocidad que se podía conseguir con una bicicleta, y sobre todo, superar las cuestas de forma un poco más sencilla, permitiendo dosificar los esfuerzos. Los primeros cambios iban integrados en el buje trasero, es decir, se trataba de un cambio interno.

Pero los ciclistas de competición no utilizaban el cambio y a lo más que llegaban era a tener dos coronas, una a cada lado del buje, con un piñón pequeño y otro más grande. Cuando iban a subir una cuesta tenían que bajarse de la bicicleta y aflojar la rueda, cambiarla de lado para que cogiera el piñón más grande. Lo mismo cuando empezaban el descenso.

Aquí hay dos hitos importantes. Uno de ellos fue en 1930, cuando Tulio Campagnolo, ¿os suena de algo?, inventó el cierre rápido para las ruedas de la bicicleta, lo que permitía hacer el cambio de forma mucho más a?il. También inventó un complicado sistema de cambio mediante tensores y barras, Campagnolo Cambio Corsa, bastante complicado de utilizar. El que realmente se hizo más popular fue el cambio de desviadores por palancas, inventado en 1941, el por Ghiggini.

Distintos tipos de bicicleta dependiendo del uso

La evolución de los materiales y el uso de las bicicletas en distintos terrenos también llevó a distintos diseños de bicicleta dependiendo de su uso. La bicicleta de carretera, por ejemplo, tal y como la conocemos hoy, ligera y con diez velocidades, frenos de mano y neumáticos de alta presión no llegó a ser popular hasta la década de los 60.

Un importante cambio llegó con las bicicletas de BMX entre otras y la bicicleta de montaña, a mediados de los años 80. Sus inventores fueron los californianos Charlie Kelly y Gary Fisher. Al principio se toparon con la resistencia de los fabricantes que se negaban a producir bicicletas tan pesadas y gordas en un mundo dominado por las esbeltas de competición. Pero poco a poco han comenzado a ser más y más populares hasta quedarse con gran parte del mercado. Este tipo de bicicletas han introducido un gran número de novedades, como las suspensiones o las mejoras en los frenos con la introducción de los discos.

En el mundo de la ciudad podemos decir que las bicicletas plegables siempre han estado presentes, aunque antes más asociadas a las vacaciones y la posibilidad de llevar en coches o autocaravanas. Y hoy en día más populares por la posibilidad de llevar en el transporte público, o guardar de forma cómoda dentro de casa sin que ocupen mucho espacio.

En la próxima entrega veremos hacia donde va el futuro de la bicicleta, nuevos prototipos, nuevos sistemas de bicicletas más eficientes, más ligeras, etc. ¿Nos esperará alguna sorpresa en los próximos años?

En Ciudadano 0,0 | Especial historia de la bicicleta (I): los orígenes
Imagen | Velo abzug | Wikipedia | ubrayj02 | xerofito

Comentarios

compartir en redes

4 thoughts on “Especial historia de la bicicleta II: del origen a nuestros días”

    1. Gracias, me alegro que te sean de utilidad. Espero que también te guste la tercera entrega, en la que hablaremos un poco sobre la bicicleta del futuro

  1. Ahora suena disparatado lo de “utilizar hierro para aligerar peso”. Cómo han evolucionado las bicicletas, por suerte para los que pedaleamos 😀

  2. Tengo un antiquisimo cambio trasero de marchas que me gustaria acoplar a una bicicleta RAFAGA (APROX. 1925-35), pero no logro deducir su posicion.
    ¿Conoces alguna publicación sobre la historia del cambio de marchas para intentar reconocerlo?
    Es marca Pelissier, de hierro. Se acciona mediante un tiro de cable ensentido inverso al actual, esto es, con el cable flojo se despalaza a la corona más próxima a los radios. Si bajas la maneta desplazas ra ruedecilla y sus pardes hacia el exterior, esto es, hacia la corona más pequeña.

    Me da la impresión que este cambio iba acoplado a la vaina derecha trasera unos 10-15 cms por delante del eje de la rueda trasera, derivando desde allí la cadena ¿Es así? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.