La bici en invierno III: Nieve, hielo y otros obstáculos

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Siguiendo con esta serie de artículos para montar en bici en invierno, hoy planteamos el más difícil todavía: pedalear los días que nieva. Con todo lo que ello conlleva: mucho frío, hielo y la dificultad de moverse por la nieve. Aunque en un principio parezca algo complicado, teniendo algunos aspectos en cuenta podemos circular con la bici sin problemas un día de nieve.

Cuando nieva, uno de los principales problemas a nivel técnico suelen ser los patinazos o poca adherencia de las ruedas con el suelo. Para mejorar este aspecto podemos modificar algunas cosas que nos ayudarán a tener una mejor conducción.

Modificaciones en la bici para circular con nieve y hielo

Una de las primeras cosas que debemos hacer un día de nieve es bajar la altura del sillín. Más o menos a una altura que nos permita apoyar totalmente la planta de los pies en el suelo sin tener que bajarnos del sillín. El pedaleo será menos eficiente, pero estos días tampoco necesitamos velocidad y al estar más bajo el centro de gravedad ahora somos más estables encima de la bici y hay menos riesgo de perder el equilibrio. Y en caso de resbalar, tenemos otros dos puntos de apoyo como son los pies, más cerca del suelo para poder restablecer el equilibrio.

Otro modificación de la bici que nos dará estabilidad será subir la altura del manillar. Con esto vamos a conseguir que no recaiga mucho peso sobre la rueda delantera, que es la más propensa a perder adherencia cuando hay hielo. De este modo, pedalearemos en posición más erguida, con el peso sobre todo en la rueda trasera.

Por descontado, mejor si utilizamos unas cubiertas con dibujo o algo de taco, ya que una rueda lisa hará muy difícil el manejo de la bicicleta. No obstante os voy a explicar un truco para mejorar el agarre de las ruedas: utilizar bridas de plástico en las ruedas. A la altura de cada radio puedes colocar una brida. Esto es una especie de cadenas caseras para la bicicleta y os aseguro que el agarre mejora bastante. Podéis ver un ejemplo en la página de treehugger.

Técnicas de conducción en bicicleta un día de nieve y hielo

La forma de conducir la bicicleta va a ser un factor clave los días de nieve y hielo. La anticipación va a ser nuestra mejor amiga, junto con los movimientos suaves. El problema de la nieve es que las frenadas tardan más en realizarse y los giros hay que hacerlos progresivamente, lo que nos lleva a tener que prestar más atención de lo normal a la conducción.

En la medida de lo posible hay que evitar movimientos bruscos como giros del manillar, inclinaciones o fuertes aceleraciones o frenadas. Digamos que es una conducción como a cámara lenta, con movimientos suaves y anticipándonos a los cambios de dirección y las frenadas.

Puestos a utilizar los frenos, debemos presionarlos poco a poco y mejor frenar con el freno trasero, ya que el delantero suele ser más traicionero y si bloqueamos esta rueda perderemos el equilibrio más fácilmente. Cuanto antes nos anticipemos a la frenada mejor y si queremos un extra de seguridad, podemos sacar un pie del pedal y llevarlo a ras de suelo “por si acaso”.

Otros aspectos a tener en cuenta

La vestimenta es un aspecto fundamental para no pasar frío en estos días. Tal y como vimos en el artículo de protegerse del frío, nos vestiremos por capas y añadiremos elementos fundamentales como: gorro u orejeras, guantes, braga para el cuello y casco. Yo también aconsejo el uso de chalejo reflectante, muy útil para mejorar la visibilidad.

La elección del trayecto también hay que tenerlo en cuenta. Debemos elegir las vías que estén más despejadas de nieve o aquellas en las que las rodaduras de los coches dejen más asfalto a la vista. Si podemos evitar calles con más inclinación o curvas, mejor.

Además de las modificaciones en la bici que hemos nombrado antes, podemos añadir algunos elementos como: guardabarros, para evitar salpicaduras; calapies, para asegurar el agarre del pie al pedal y luces, que siempre mejoran nuestra presencia en la vía.

En Ciudadano 0,0 | Trucos para correr en invierno sin morirse de frío

Imágenes | Mikael Colville-Andersen, W.D. Vanlue, gmayster01 on & off …

Comentarios

compartir en redes

7 thoughts on “La bici en invierno III: Nieve, hielo y otros obstáculos”

  1. Tal como se está poniendo el tiempo estos días, estos consejos vienen geniales! Lo de vestirme por capas ya lo uso hasta para salir a pasear! 😀

    1. Cierto, lo de vestirse por capas al principio parece como muy engorroso pero es lo más práctico para no pasar frío ni excesivo calor. Desde luego con los días de nieve que están teniendo algunas comunidades, les va a venir bien.

  2. lo de las bridas solo funciona si tienes frenos de disco, pq la brida tapa la llanta y como aprietes el freno se queda la zapata encajada en la brida y bloquea la rueda… la leche puede ser mitica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *