Caja recilada

Cómo consigo reducir la producción de residuos en casa

 Caja recilada con papel

A estas alturas no me vale solo con conocer en qué contenedor tengo que depositar mis residuos de casa. También hay que tomar medidas para reducir en todo lo posible esos mismos residuos. Un primer paso es concienciarse en el reciclaje pero con algunos consejos se puede lograr reducir la producción de residuos en casa.

Es posible. Es fácil y voy a contar cómo lo hago. Aunque cada uno puede adaptar estas ideas a sus necesidades. No todos los hogares son iguales, por número de miembros ni por hábitos de vida, pero con un poco de concienciación dentro de la familia se consigue. Veamos.

Cambiar las bombillas, las pilas y decir adiós al papel

 Pilas recargables

Hemos escuchado mucho sobre esto pero es realmente simple llevarlo a efecto. Por ejemplo, con la iluminación, no hay excusa para cambiar las bombillas convencionales por las de bajo consumo. Sí, son más caras. No hay que hacerlo todo de golpe. A lo largo de un año conseguí cambiar todas las bombillas de mi casa. Cada mes iba cambiando las de una estancia por las de ahorro. Así, además de la reducción de energía que conllevan, consigo que la vida útil de las mismas sea más prolongada y no tengo que tirar tantas bombillas.

Por supuesto, otros productos como las pilas (siempre necesarias en casa) las utilizo recargables. Como con las bombillas, es cuestión de hacerse con una docena o más, y así ir recargando cuando necesitas.

Reducir el uso de papel es otra opción realmente sencilla. Ya hace tiempo que no acumulo recibos bancarios, notificaciones, facturas… todos los servicios y bancos ofrecen la opción de facturas online, sin papel, y así evitamos tener guardados tantos documentos. Asimismo, otro tipo de documentación la suelo digitalizar y la guardo en mi ordenador, así lo tengo más ordenado, no me ocupa un espacio físico y puedo acudir a ella cuando sea sin necesidad de tener almacenado cientos de papeles que acabaran tirándose.

En la cocina: la compra inteligente y el tupper

 Comida en tuppers

En la cocina es donde más pongo en práctica la reducción de residuos así como el reciclaje y la reutilización. Es muy simple, utilizo siempre bolsas reciclables para la compra, siempre llevo el carrito cuando es algo pesado o si no, siempre tengo alguna bolsa de tela grande para pequeñas compras.

Cuando voy al supermercado evito al máximo productos envasados en bandejas de plástico y similares cuando hay la opción, por ejemplo, con la carne, el pescado o la fruta. Es cómodo y rápido comprar una bandeja ya preparada, pero suelo comprar a granel evitando tanto envoltorio para tirar.

Por otra parte, cuento con la inestimable ayuda de los tuppers, indispensables para guardar comida, para congelar alimentos… los tengo de todos los tamaños, son baratos y fáciles de encontrar. Por ejemplo, para guardar un paquete de galletas abierto o para una pieza de fruta es mucho mejor que usar el papel de aluminio o el film.

Además, para líquidos intento buscar que usen vidrio retornable. Una opción que está empezando a retomarse y que debería estar más disponible.

Reutilizando todo tipo de productos desechables

 Coche de juguete reciclado

Con los envases, tipo tetrabrik o vidrio, siempre separo el tapón, que suele de ser de plástico y los voy acumulando en pequeñas bolsas. La tentación es tirarlos, pero cuando tienes muchos es muy divertido preparar algún juego o incluso un objeto de decoración, con un poco de creatividad se pueden hacer adornos o cualquier otro objeto que no necesitamos comprar, como el ejemplo que ya vimos del árbol de navidad)

Como ves, es solo cuestión de tener consciencia de lo que haces: anticiparse a la hora de comprar, saber cómo sacarle provecho si es reutilizable y siempre, siempre, reciclar correctamente usando el contenedor adecuado.

Fotos | denise carbonell, osde8info, armigeress y Dirigentens

, , ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Beatriz Maldivia

      Es muy cierto. Especialmente, con lo del papel. Yo reutilizo todo el papel que llega a mis manos. Debajo de mi impresora hay una montaña de papel impreso por una cara mucho más grande que la de folios en blanco, que empleo solo para cosas que imprescindiblemente tienen que ir bien presentadas. Para todo lo demás, imprimo en papel usado y, además, en escala de grises.

      • Jesús León

        Eso está bien Beatriz, yo es que incluso he ido usando menos la impresora y es algo muy esporádico. Casi todo ya digitalizado y adiós al papel 😉

    • Maria SJB

      Hace un año aproximadamente, sustituí el papel de aluminio de envolver los bocatas por unas fundas plastificadas, que se pueden limpiar cada día, antes de la siguiente merienda. Y parece una bobada…¡pero que ahorro más bueno de los dos tipos, económico y medioambiental!

    • chicanoize

      El tema de evitar bandejas en el super es muy buen punto, aunque algunos se resistan a implementar frescos con dependiente: carnicería, pescadería y demás tiendas típicas de mercado.

    • María Gudi

      Viví en Alemania hace casi 20 años y entonces hacia la compra de fiambre llevando los tupper preparados para que te sirvan el producto directamente en ellos. No se puede hacer en cualquier establecimiento pero cuando es posible evita mucho papel y plásticos y ayuda a la organización además de ahorrar tiempo.