Salir a correr

Experiencias de una runner casi novata: notando mejoras

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Todavía no han pasado dos meses desde que me animé a empezar a salir a correr, pero en este corto plazo de tiempo ya he notado algún cambio significativo y también puedo decir con toda seguridad ¡Qué me encanta!

Con sus días mejores y alguno no tan bueno, pero que me ha servido igualmente para aprender de la experiencia.

Aprendiendo de los errores

Estamos en invierno, hace frío, hay que abrigarse correctamente al salir a la calle… hasta aquí todo correcto, pero no sé porqué extraño razonamiento, cuando empezaron a bajar las temperaturas a los niveles actuales, pensé que tampoco iba a ser para tanto, que corriendo seguro que entraba en calor en poco tiempo

¿Resultado? Me quedé helada y tuve que volver a casa antes de lo previsto. Aún aguanté unos 15 minutos, pero cuando regresé no sentía las orejas, ni las manos, aparte de la tiritera generalizada y un dolor de garganta que me duró varios días.

 Salir a correr

Reconozco que ese día sentí ganas de tirar la toalla y volver a la elíptica, pero recordé los consejos de mi compañero Juan para combatir el frío al correr y decidí probar haciendo las cosas bien, con el torso bien abrigado, guantes, orejeras y una braga para el cuello. ¡Menuda diferencia! Excepto los días de mucho viento, no han vuelto a molestarme las bajas temperaturas.

También noto que he aprendido a escuchar el cuerpo bastante mejor, de momento sigo sin registrar datos ni buscar resultados concretos, así que voy adaptando el ritmo y el tiempo en función de cómo me siento, mejorando cada día un poco más, pero sin forzar la máquina, creo que ahí está mi clave.

Empezando a disfrutar de verdad

Me resulta muy difícil explicar con palabras la sensación tan maravillosa que tuve el primer día que no solo no me ahogué al poco tiempo de empezar a correr, si no que puede disfrutar de la carrera durante más de media hora, sin sentir ganas de parar.

 Salir a correr

Al contrario, era como si de repente me hubieran instalado un motor ¡Que me impulsara a seguir! La mezcla de satisfacción por la respuesta tan positiva del cuerpo, la emoción por el paisaje y la música de una emisora inglesa que encontré de casualidad gracias a la App british radio, se unieron para formar el momento perfecto.

Desde entonces la motivación por salir a correr es todavía mayor y voy añadiéndole pequeños placeres como explorar caminos nuevos (la curiosidad me anima mucho) o escuchar audiolibros. “Releer” con las orejas El Principito, mientras en el horizonte se perfilan los colores rojizos del atardecer es ¿cómo describirlo? algo mágico.

Creo que la mayoría de los días me olvido de que hago deporte para mantenerme en forma. Sin duda mi cuerpo lo agradece, pero mi mente mucho más, es como encontrar un auténtico oasis en medio de la rutina diaria. ¡Y todo lo que me queda por descubrir!

Y a vosotros ¿Qué sensaciones os produce salir a correr? ¿También os ayuda a desconectar y relajaros?

compartir en redes
  • Juan Lara

    Cuanto peores son las condiciones, mejores son las sensaciones al acabar de correr por haber superado un reto mayor. La paciencia y la constancia son el mejor ingrediente para los corredores. ¡Ánimo y a seguir así!

    • Teresa Morales

      ¡Gracias por los ánimos! la verdad es que tus consejos para salir a correr en invierno me salvaron la vida jeje

  • Guim

    Ánimo, Teresa! Yo llevo corriendo varios años y estoy de acuerdo con Juan, la constancia es fundamental 🙂

    • Teresa Morales

      Gracias Guim, me motivan mucho vuestros ánimos! ;D

  • Guillermo

    Enhorabuena por la decisión de correr. Ahora que comienzas empieza por hacerlo bien; calentar un poco la musculatura antes y estirar después es básico. Introducir siempre en tu rutina unos abdominales y algún ejercicio postural te ayudará a prevenir lesiones y a hacerte una corredora más entera. Besos

    • Teresa Morales

      Gracias por los consejos Guillermo,con el frío ya empiezo a tomarme más en serio lo de calentar, la rutina de abdominales ya la sigo desde hace algunos años, más las pesas, flexiones, etc. La diferencia es que antes hacía solo elíptica en casa y ahora me estoy animando a salir al exterior ¡Y me gusta mucho!

te recomendamos