Planes alternativos para celebrar el fin de año

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Hemos hablado de sugerencias para celebrar las Navidades, comprar los regalos o decorar la casa antes de la llegada de las fiestas. Ahora queremos también plantear algunos planes alternativos para Nochevieja y año nuevo, tanto para festejarlos en familia, en pareja o para si aún no se ha encontrado con quién celebrarlo. La idea no es otra que pasárselo muy bien de la forma que nos resulte más cómoda, agradable y apetecible. Las cenas de Nochevieja en familia y las fiestas multitudinarias están muy bien. Pero quizá algún año nos apetezca darle variedad al fin de año y apostar por un plan que se diferencie de los años anteriores.

Campanadas unplugged

Una de las discusiones que se suelen tener durante las cenas en familia es qué canal de televisión se sintoniza para escuchar las campanadas. Para evitar la discordia, se me ocurre que lo más original sería pasar esas horas sin electricidad. Luz de velas y un gong metálico antiguo para, guiándose por un reloj de agujas, dar las doce campanadas en un ambiente sumamente original. Si en la casa donde lo celebramos hay alguno de estos muebles-reloj con carrillón y campanario incluidos, o incluso uno de cuco, la atmósfera se puede enriquecer aún más.

Viajar antes del año nuevo

Viajar al extranjero puede servir para saber cómo celebran esta transición en otras culturas. Recuerdo que una ocasión, cuando era adolescente, mis padres, mi hermana y yo pasamos la Nochevieja en Roma. Fuimos hasta la playa de Ostia en un autobús donde cenamos lo que es tradición en Italia: lentejas. Hay que saber que allí se celebra el cambio de año con una prenda interior roja. No lo pasamos mejor que en España, pero fue curioso conocer otras costumbres para una fecha tan señalada.

Las ciudades españolas también pueden sorprendernos con sus costumbres pintorescas, así que el viaje no tendrá por qué ser necesariamente a una larga distancia. Por ejemplo, en Alcoy, pasada la medianoche, los habitantes salen a las calles disfrazados como si fuese Carnaval. A esta tradición me apuntaría sin duda y no me importaría nada que se extendiese la costumbre a muchas otras ciudades. Si hemos adoptado Halloween porque nos gusta vestirnos de lo que no somos, seguro que lo mismo ocurre cuando se dé a conocer la Nochevieja de Alcoy.

Un año nuevo deportivo

No todo vana ser viajes. Para los Ciudadanos 0,0 más deportivos, que sabemos que son legión, el año nuevo también ofrece alternativas. Aquí, en la capital, podemos apuntarnos a correr la San Silvestre o al Fin de año en bicicleta que celebran algunos ayuntamientos. Muchas personas se preparan para estas carreras desde varios meses antes. ¿Eres tú uno o una de estos valientes que ya se está preparando para correr el día de año nuevo?

Elegir otra fecha

Si lo que te gusta es la fiesta y mantenerte en pie hasta altas horas de la madrugada anticipando el espeso chocolate que tomarás antes de acostarte, pero te asusta pensar en lo llenos que podrían estar los locales o en lo cara que te resultaría la entrada, puedes emular la celebración de Nochevieja, pero un día diferente. Hay fiestas que se organizan ya con esta idea en mente, por ejemplo, el día 1 de enero. Lo pasarás igual de bien, pero con mayor comodidad.O, para los que no tienen límite, quizá lo mejor sea apuntarse a uno de estos eventos para celebrarlo dos veces. ¡Que no pare la fiesta!

La elección de otra fecha también puede venir provocada por nuestra decisión de acogernos al cambio de año de otro calendario, como el chino. Claro que, en esta ocasión, habría que esperar al 10 de febrero de 2013, cuando ellos celebran que comienza el año 4711, y unirse a lo que llaman La Fiesta de la Primavera.

Si no conoces a nadie en la ciudad

Es posible que te encuentres en una ciudad diferente a la tuya, quizá de paso, quizá en una temporada laboral. Existe asimismo la posibilidad de que tus amistades estén fuera, en las localidades donde viven sus familiares y que no tengas cerca a tu familia. No pienses que no puedes celebrar el año por no tener con quién. Existen clubes y grupos a los que acudir, tanto si es para hacer alguno de los viajes que hemos propuesto más arriba, como si es para unirte a una fiesta de solteros. Quién sabe si cuando lleguen las campanadas ya tendrás con quién recibir el año.

Son tantas las ideas posibles que parece una lástima que no se pueda celebrar la llegada del año varias veces. Pero no pasa nada porque si alguno de los planes nos ha gustado mucho y ya tenemos compromiso para otro, siempre podemos hacerlo en fechas diferentes, pues el espíritu de celebración hay que mantenerlo todo el año.

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *