Cinco planes urbanos para días fríos

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Tengo que reconocer que soy de tacita de té y un buen libro y que no hay nada que me guste más que ver nevar tras los cristales con mi mantita, un bol de palomitas y una buena peli, pero después me arrepiento de haberme perdido las múltiples exposiciones y espectáculos que nos ofrecen las grandes ciudades, porque ¿qué hay más bonito que un buen paseo por las grandes avenidas llenas de luces y gente con un delicioso olor a castañas asadas en cada esquina?.

Ver escaparates, el famoso “window shopping” de los norteamericanos, lo llevamos practicando nosotros toda la vida. España se vuelca con las decoraciones y los mejores escaparatistas hacen realidad lo que nuestras mentes solo pueden imaginar. ¿A quién no le encanta ver esas montañas de regalos, que guardan un equilibrio imposible, como si de bloques de madera de construcción infantil se trataran?

Los Museos se mueven

El invierno es tiempo de museos propios, eso no hay quien lo rebata. En verano solemos visitar más los museos ajenos y entiendo como museos ajenos aquellos museos y galerías de las ciudades que visitamos durante la época estival.

Pero el invierno es tiempo de nuestros museos locales. No tienen que ser necesariamente pinacotecas, la oferta de museos y galerías en España es amplísima y lo mismo el Museo del Juguete que el del Ferrocarril o el de los dinosaurios son excelentes opciones para pasar una maravillosa tarde. Ahora que el sol nos abandona pronto y empieza a hacer frío después de comer, son los lugares más adecuados para entretenerse y disfrutar.

Además, no sé si solo lo habré notado yo, pero tenemos unas programaciones espectaculares este invierno. Los Museos se mueven y lo mismo podemos visitar una espectacular exposición de joyas, que ver un singular Dalí o pintores flamencos. Para todas las edades y para todos los gustos.

Los espectáculos más divertidos

Es impresionante la variedad de espectáculos que nos ofrecen las carteleras españolas. Obras de teatro clásico, diálogos tipo Comedy, musicales, circenses, de variedades, magia, teatro contemporáneo o magníficas proyecciones cinematográficas tradicionales o con tecnología 3 D y muchas veces sin necesidad de salir de nuestro barrio.

Los centros culturales municipales ya no son los que eran, hoy en día desarrollan una labor importantísima en las comunidades. Conciertos de cámara o de rock&roll, concursos literarios o de pintura con entrega de premios, con un boato digno de cualquier alfombra roja o recitales de poesía. Entrando en la página web del ayuntamiento o del propio centro cultural, es asombroso todo los que tienen ¡No hay lugar para el aburrimiento!

 

¿Nos vamos de plazas y plazuelas?

Y ya puestos el abrigo, el gorro y los guantes para pasear por la ciudad, lo que más nos gusta es callejear buscando rincones secretos dónde descubrir lugares mágicos. Seguro que en tu ciudad conoces esos sitios especiales donde ver, callejones con historia, como el Callejón del Gato en Madrid o el de Juan Bravo de Segovia con su impresionante Casa de los Picos, o lugares de leyenda, como el Callejón del Infierno de Toledo, los del Borne de Barcelona y los patios cordobeses, un tesoro entre muros encalados.

Descubrir el encanto de nuestras ciudades más allá de las grandes avenidas abarrotadas de transeúntes y disfrutar del silencio de callejuelas, placitas y lugares con encanto que existen (y muchos) en estas urbes que tanta historia guardan en sus recoletos centros.

Las mejores tapas

Y en esas calles adornadas y más o menos transitadas nos esperan magníficos templos donde reponer fuerzas. No se me ocurre nada mejor que merendar chocolate con churros en locales emblemáticos o degustar unas tapas bien dispuestas y sabrosas en compañía de amigos.

La oferta gastronómica es enorme, tapas clásicas, pinchos de diseño, bocatas tradicionales como el de calamares o el de huevos fritos y cazuelitas riquísimas, que nos darán fuerzas y nos harán entrar en calor, eso por no hablar de las compras que podemos hacer en los grandes mercados rehabilitados mientras degustamos unas tortillas de camarones o unas albóndigas caseras.

Ponte en forma con bailes de salón

Reconozco que soy amiga del deporte al aire libre, los deportes sobre ruedas y el senderismo son el top one en mi lista, pero me encanta bailar. Cuando oyes la expresión “bailes de salón” te imaginas una residencia geriátrica, pues no. Para empezar, hay tanta variedad de bailes que daría para un post completo. Sones latinos como el tango, la salsa, el merengue, la bachata o el chachachá.

Otros más tradicionales como los boleros, el pasodoble o el vals y divertidos como el foxtrot, con saltitos incluidos, el rock&roll o el twist o si prefieres ir por libre y sin pareja, la danza del vientre o el flamenco, harán que nos mantengamos en forma y disfrutemos de una tarde divertida al son de la música.

¿Se te ocurren más planes para los días de invierno? Cuéntanos cómo entráis en calor durante las largas tardes de frío.

Imágenes | Miguel de Guzmán, Zigor Alkorta

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “Cinco planes urbanos para días fríos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.