¡Todo tiene solución! Primeros errores en mi huerto urbano

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

No sé si os pasa a vosotros, pero desde luego, yo no fui hortelana urbanita con éxito a la primera. Es un trabajo laborioso el llegar a dominar un huerto, aunque sea pequeño.

Tengo que reconocer, que al principio no me daba mucha maña y en un par de ocasiones casi lo dejo por imposible, pero la tenacidad y la paciencia son virtudes de Ciudadano 0,0, que necesitan el tiempo, como los buenos vinos.

Errores comunes y premisas falsas

Durante la primera intentona de mi huerto urbano, cavé como para encontrar el centro de la Tierra, bueno pues es innecesario. Pronto comprendí que era suficiente que las raíces estuvieran cubiertas y unos pocos centímetros más, y doy fe que hacer una montaña de tierra para que la raíz esté bien tapadita, tampoco vale para nada.

Que el drenaje es fundamental, me lo contaron hasta la saciedad en el vivero donde compré mis primeros útiles. De nada sirve sembrar en zonas que tienen un drenaje pobre, a mí me llevó por el camino de la amargura, hasta que hice los agujeritos pertinentes en algunas macetas. Las mesas de cultivo compradas ya vienen preparadas.

Da igual el cariño con que plantes tus plantitas, si están muertas no van a dar cosechas, aunque les eches encima la tierra más nutritiva del mundo, y yo me empeñaba en seguir dándoles aliento y debería haber dicho un requiem.

No sé porqué me obcequé en que los muros eran estupendos para mantener mis plantas “a salvo” de frío y de viento. Al final descubrí que los muros sólo son buenos para que crezca la hiedra,  pegaba demasiado el huerto a un muro y protegido estaba muy protegido, pero no crecía nada. La visita de un amigo que de esto sabe un rato, me salvo la locura.

Un exceso de  fertilizante es como un exceso de perfume, atonta pero no hace efecto, al contrario, te puedes caer con todo el equipo, a mí me pasó, yo venga a “nutrir” mi huertecillo, y la plantas cayeron fulminadas…¡la peor plaga, mi exceso de celo!

¡Ah! Otra cosa fundamental, el cuidado del huerto es rutinario, no vale regar un día mucho y no volver a mirar el huerto en un mes pensando que la Madre Naturaleza siempre se abre paso, la Madre Naturaleza también se muere, si riegas mucho un día y luego te olvidas de hacerlo.

Repetiré hasta  la extenuación, que los profesionales de los viveros son grandes y sus consejos valen su peso en oro. A mí me enseñaron a leer esas etiquetas explicativas que te dicen las horas de sol, el riego, etc que antes jamás miraba. No sólo hay que elegir las plantas típicas de la zona, sino que el lugar elegido debe adecuarse a las necesidades de la planta. No se puede  sembrar una planta que necesita seis horas diarias de exposición solar en un lugar en el que apenas recibe dos.

Hortelanos en la Blogosfera que me echaron una mano

En la Blogosfera hay un montón de hortelanos, plenamente dedicados a su trabajo en el huerto que son siempre un ejemplo, como El Balcón verde, que llevan años enseñándonos su huerto urbano y además organizan actividades.

Si hay un huerto urbano que yo envidio, con envidia sana, es el de Picarona. Un espectacular “macetohuerto” el que nos muestra en su blog, con las tablas sobre los contenedores adecuados antes de empezar a sembrar y sobre “El síndrome del tiesto vacío”, o sea, la planificación del huerto urbano. Cuando empiezas con el huerto urbano quieres resultados a corto plazo y empiezas a plantar sin lógica y cuando llega el momento…¡no tienes sitio!

Una gran ayuda son los sabios consejos de Antonio, de El huerto de López, que aunque su huerto no es un pequeño huerto urbano sus indicaciones sobre el purín de ortigas fue una solución estupenda contra muchos de los problemas de las hortalizas.

El Aprendiz de horticultor ecológico, me ilustraba con sus pequeños fracasos y ¡lo que es la vida! me daba fuerzas para seguir con la búsqueda del tomate perfecto.

Depende de la zona en la que vivas, hay excelentes profesionales para consultar, por ejemplo, si vives en la zona de Castilla y León, no puedes dejar de leer el Blog El Huerto 2.0, te dará una idea precisa de qué plantar en la zona.

Aquí hay huertos de amateurs y también huertos de profesionales que, además, no son urbanos, pero a mi me ayudó comprobar que a todos nos sucedían imprevistos y muchas veces los sembrados no salen como te propones. ¡Pero no por eso vamos a tirar la toalla!

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

8 thoughts on “¡Todo tiene solución! Primeros errores en mi huerto urbano”

  1. Muchas gracias por mencionarme de nuevo en vuestro blog, y por vuestras amables palabras hacia el mío.
    Como dice Sergio en su comentario, esto es el futuro. Ahora ya no solo cultivamos por hobby, algunos también lo hacen/hacemos por necesidad. Si os contara la de correos que me llegan de gente que se está planteando empezar su huerto para aliviar la economía familiar, os echaríais a temblar.

    En cualquier caso, y sea cual sea el motivo que nos lleve a iniciar un huerto urbano, seguro que en él encontraréis momentos de mucho relax, de comunión con la madre tierra y la oportunidad de enseñar muchas cosas a vuestros hijos.

    Saludos!!!

    1. Muchas gracias a ti por los buenos ratos y consejos que nos has dado todo este tiempo. Me enteré ayer por casualidad, que estás en el nuevo proyecto de El extrarradio, espero que os vaya fenomenal y me voy a empapar de toda tu sección.
      Un abrazo fuerte
      Maria SJB

  2. No debemos confundirnos en una cosa. La agricultura urbana en azoteas o terrazas no esta pensado para dar sustento a una familia, si que puede ahorrarnos algunos eurillos pero yo lo veo mas como un entretenimiento que hace que reduzcamos el estrés, nos eduque a tener una conciencia medioambiental, nos enseñe como funciona la Naturaleza y de camino nos pueda surtir de alguna ensalada de vez en cuando.
    Sin embargo, existen solares degradados que si se pueden utilizar como huerto urbano.
    Se que en una comunidad los vecinos han adecuado un patio como huerto y eso si les da para surtirse de verduras.

    1. Totalmente de acuerdo, muy bueno tiene que ser el huerto o muy pocos de familia y con poco apetito.Pero ahí está y es un placer el tenerlo el cuidarlo y el disfrutarlo.

      Gracias por tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.