Cosas que puedo compartir con mis vecinos

  • Mente
cat-icon-on-post

 Hace poco tuve una revelación: leí que el ciudadano medio utiliza su taladro 8 minutos de media a lo largo de toda su vida. ¿Será verdad? No me extrañaría. El taladro es una de esas cosas que compramos, utilizamos dos o tres veces al año y poco más… salvo que seamos aficionados al bricolaje.

Y eso me hizo pensar sobre la cantidad de cosas que compramos a veces para no darles apenas uso, o al menos no tanto como podríamos. ¿Merece la pena gastar dinero y ocupar espacio en casa, que podríamos dedicar a otras cosas? Yo he decidido que no y he empezado a hacer algo para remediarlo.

Los vecinos están para ayudarse

Si tienes la suerte de que tus vecinos sean amigos, tienes mucho a favor. ¿Has pensado en la cantidad de cosas que puede comprar uno solo y que sirvan a ambos? Las ventajas son indudables: para quien hace la compra, la posibilidad de ahorrarse una buena parte del coste, y para quien no, ocupar menos espacio en casa y ahorrar dinero.

Algunas de las ideas que he aplicado yo mismo o algunos de mis amigos son las siguientes:

La lavadora: Está bien, esto es imposible para una familia, pero ¿para un par de vecinos que viven solos? Una buena amiga mía acababa de mudarse y no tenía este electrodoméstico, con la buena suerte de que su vecino, en la misma situación, estaba eligiendo una. Con dinero de ambos pudieron comprar una mejor (¡y más eficiente!) que comparten sin problema alguno. Poniendo apenas una lavadora a la semana, es la mejor opción.

La caja de herramientas: No se trata de ser el vecino gorrón que pide las herramientas prestadas siempre, sino de, al igual que en el caso anterior, llegar a un acuerdo. Si de vez en cuando nos gusta arreglar nuestra casa o reparar muebles, puede que tengamos algunas herramientas compradas para ello. ¿Por qué no ponernos en contacto con nuestro vecino para compartir las que ya tenemos? A lo mejor él tiene esa lijadora eléctrica que te viene tan bien pero que no vas a comprar para un solo uso, o tú le puedes prestar tu destornillador eléctrico si tiene que montar unos cuantos muebles.

Internet: Con una tecnología como el wifi y unas velocidades de vértigo como las que se ofertan hoy en día, ¿por qué no compartimos internet? Pagamos a medias la cuota del ADSL y tenemos una clave en común.

Compras conjuntas: Recuerdo que cuando era pequeño, en mi barrio mi madre se ocupaba de comprar la leche para mis vecinas. ¿Y si siguiéramos haciéndolo? Odio tener que ir al supermercado del otro extremo del barrio porque es el único en el que venden mi producto favorito, pero mi vecina sí compra allí.

También podemos suscribirnos a uno de los nuevos servicios que han surgido de fruta ecológica en los que te mandan una cesta cada quincena: compartirlo con el vecino hará que nos cueste la mitad y no desperdiciaremos comida que no nos dé tiempo a comer. De hecho, ¿por qué no montamos un huerto urbano entre todos?

 

Más allá de la conversación de ascensor

Y es que ejemplos hay miles. Solo tenemos que vencer la vergüenza de hablar con nuestros vecinos, de conocerles un poco mejor. Al fin y al cabo, son la gente que tenemos más cerca, con los que compartimos entorno y problemas, y hay muchas formas de que colaboremos para que todos vivamos mejor. Siempre me acuerdo de un amigo que me contaba que todos los domingos se encontraba en el buzón el suplemento infantil de un periódico: su vecino de arriba, un hombre mayor, se lo dejaba cuando lo compraba cada domingo.

Se trata tanto de ahorrar espacio en casa y dinero como de mejorar la relación de una forma muy fácil. Incluso si somos pocos y nos llevamos bien, la comunidad de vecinos nos puede ayudar. ¿Te imaginas tener una completísima caja de herramientas a disposición de todos los vecinos en el cuarto de contadores?

Si te interesa este tema, en inglés hay portales como Share some sugar en los que ponen en contacto a vecinos de diferentes lugares que puedan compartir cosas, según sus aficiones y necesidades.

Conocer bien a los vecinos, compartir, ahorrar dinero y espacio y sentirnos mejor es mucho más fácil. ¿Te animas? ¿tienes más ideas para estos casos?

compartir en redes
  • jesus moreno

    Deverdad quees un plaser disfrutar delabici perolomejor es ser tu mismo

  • anagabriela

    me gustaria para mantener el contacto con mi familia

  • Fer

    me agrada mucho que exista una pagina donde se den ideas como estas? es que que necesitamos para comenzar a cambiar y compartir, paoyarnos etc…que suceda una catástrofe para que reaccionamos como en lugares donde ha pasado y solo asi se concretizan?

  • Fer

    queria decir apoyarnos, reaccionemos y concientizaron.

  • InformacionExtra

    No digo de no hacerlo, sino simplemente dar la información, de que compartir internet es algo ilegal, según todos los contratos de compañias.

    Si se quiere hacer, adelante, pero es bueno saber que estamos incumpliendo un contrato

    • Fernando de Córdoba

      Hola,
      Según la CMT compartir internet es legal, pero efectivamente tendrás que atenerte a lo que hayas firmado con tu compañía telefónica.

      Un saludo!

      • Salva

        Hola, ilegal deveria de ser, que por vivir en el rural te claven 100 leuros por medio mega…Mov…..r y cuando te des de baja te lo quieran igualar a la nueva 10 megas 39 leuros…

te recomendamos