Cajas_Nolotiro

Las Recetas del Ciudadano 0,0: Nolotiro, yo lo transformo

Como cualquier Ciudadano 0,0 que se precie, salimos a cenar el fin de semana. A vivir un poco nuestra ciudad. No hay nada mejor para recargar las pilas y olvidarse de los problemas del diario, como un paseo bajo la lluvia y una buena cena con amigos en un restaurante Nolotiro

La única pega que tienen estas salidas es que muchos no almorzamos el viernes. Al tener jornada intensiva vamos a recoger a los niños directamente. Después, una compra rápida de fin de semana o material escolar para la semana siguiente, corriendo a organizar cenas y duchas, dar instrucciones a la babysitter y arreglarse para salir.

Pidiendo como si fuera la última vez

 

Cuando llegas al restaurante, al menos a mí, el estómago ruge y pides frenéticamente, a pesar de las recomendaciones del camarero de comedirse en la comanda. Pero reúne a un grupo de “padres hambrientos” y no hay camarero que nos frene. Resultado final, varias cajas de Nolotiro sobre la mesa, que rápidamente repartimos. Para casita una caja de Nolotiro llena de arroz blanco.

¿Qué son las cajas Nolotiro? Son unas cajas que ofrecen en algunos restaurantes adheridos, en donde podrás llevarte a casa la comida que te haya sobrado y disfrutarla después. Es una práctica muy común en el extranjero que nos permite aprovechar la comida que ya hemos pagado, de otro modo terminará en la basura.

¡Pues genial! Un primer plato para el sábado. En mi caso, salteado con una lata pequeña de guisantes, unos taquitos de jamón y una tortilla francesa, con un poquito de salsa de soja por si hubiera quedado un poco seco, un almuerzo equilibrado y delicioso.

En el caso de la niña con huevo frito y tomate frito casero, uno de sus platos favoritos y mi santo esposo, con maíz, brotes de soja y salsa mayonesa.

Mi preadolescente, término que por algún motivo repiten sin cesar,  se pide las lentejas del día anterior con su puñadito de arroz blanco, que le ayuda a metabolizar mejor el hierro de las legumbres. ¡Y todos tan contentos!

Ya lo habíamos hecho otras veces, otro plato fácil de reinventar es el pitu de Caleya.Una especialidad asturiana, buenísma, que añadiendo más arroz blanco se transforma de un plato para dos en un plato completo para cuatro. En Directo al paladar hay una receta de arroz caldoso con sepia, perfecta para aprovechar el arroz blanco.

Las cajas de Nolotiro ayudan a no desperdiciar alimentos, nosotros aprovechamos mejor la comida y los restaurantes generan menos basura. Tan fácil como añadir un poco de salsa mayonesa, teppanyaki o de soja, unos aderezos o condimentos, o si es un problema de cantidad, añadiendo unas hortalizas, pasta o puré de patata y el resultado es doblemente satisfactorio. Te ahorras cocinar el sábado y no va nada a la basura.

¿Os animáis a compartir vuestras Recetas Nolotiro de Ciudadanos 0,0?

, ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo