segway

Segway y la moto eléctrica, perfectos para la ciudad

Además del coche o la bicicleta eléctricas que ya hemos comentado en Ciudadano 0,0 existen otras alternativas para la movilidad en la ciudad que son muy interesantes, aunque menos conocidas. Hoy vamos a comentar dos de ellas como son el Segway y la moto eléctrica, dos vehículos perfectos para moverse por la ciudad, aunque cada uno con sus características concretas. Se trata de dos vehículos eléctricos pensados para cortos recorridos, pero que no les falta autonomía. Además utilizan energía limpia y no hacen ruido, algo importante si los vamos a utilizar en entornos cerrados. También son alternativas divertidas que realmente merece la pena probar si alguna vez tenéis la oportunidad.

Segway, una alternativa a la movilidad a pie

El Segway se trata de un vehículo eléctrico que consiste en una plataforma de dos ruedas con un volante similar al de una bicicleta. No dispone de acelerador ni opción de giro, sino que responde a los movimientos de nuestro cuerpo, a su equilibrio. Es decir, si queremos avanzar bastará con que inclinemos levemente el cuerpo hacia adelante apoyándonos en el volante. Si queremos aumentar la velocidad subimos en intensidad la inclinación de nuestro cuerpo. Y si queremos disminuir la velocidad o frenar hacemos justo lo contrario, llevando nuestro cuerpo para atrás.

 

Para los que utilizáis consolas un ejemplo de su manejo nos las proporcionaría la Wii Feet, la tabla de ejercicios y equilibrios de la consola de Nintendo, donde además tiene un emulador de este medio de transporte. Utilizar un Segway es muy divertido, aunque al principio puede costar un poco coger el truco a los giros, avance o frenada. Tienen autorizado su uso en zonas peatonales y pueden utilizar los carriles bici. De esta forma estos vehículos representan una alternativa al desplazamiento a pie. En algunas localidades podemos ver a los Policías locales utilizando este tipo de vehículos como alternativa a las patrullas a pie. De esta forma consiguen extender su radio de acción sin perder la cercanía ni la visibilidad que necesitan. También los vemos en centros comerciales de gran longitud o como opción de transporte para personas que por cualquier motivo vean su movilidad reducida. Puede alcanzar velocidades entre 9 y 12 km/h y tiene una autonomía que puede llegar a los 40 km. aunque depende mucho de la orografía del terreno que debe recorrer. Tiene un peso de unos 45 kg. por lo que es incómodo si queremos llevarlo en otros vehículos y sin embargo lo suficientemente ligero como para que podamos sufrir algún incidente de seguridad. El Segway está pensado para que nos lo llevemos siempre con nosotros, podamos meterlo en un ascensor y lo dejemos en nuestra casa.

La moto eléctrica, perfecta para la ciudad

En este caso hablamos de una alternativa para desplazarnos en el interior de la ciudad. Hablamos de motos que pueden tener una autonomía cercana a los 80 o 90 km, suficientes para afrontar nuestros desplazamientos diarios en la ciudad. Este tipo de vehículos son los equivalentes a las scooter que vemos habitualmente en las ciudades.

 

Cómo en el caso de los coches eléctricos el inconveniente es la necesidad de recarga. Pero en este caso al tener menos capacidad las baterías los tiempos de recarga se acortan. Con una toma de corriente normal, de las que podemos tener en nuestras casas se cargan en unas cuatro o cinco horas, mientras que una toma rápida lo puede acortar a dos horas, un tiempo en el que podemos estar haciendo compras, trabajando o viendo una película de cine, por ejemplo. Su principal ventaja está en el ahorro del coste por kilómetro, gracias a su motor eléctrico más eficiente. Mientras que el consumo de una moto de gasolina en ciudad puede rondar los 4 litros a los 100 km, la moto eléctrica tiene un coste de unos 70 céntimos a los 100 km. y nos supondrá un ahorro importante en nuestros desplazamientos diarios por la ciudad. Claro que esto puede variar dependiendo siempre de los modelos analizados en cada caso. Es por lo tanto una opción perfecta para la movilidad urbana, que lima los inconvenientes de los coches eléctricos y mejora los tiempos de recarga. Sus baterías además tienen una duración estimada que ronda los 150.000 kilómetros, lo que en un vehículo destinado a moverse por la ciudad es casi la vida útil del mismo y no tendremos problemas en este sentido.

Los precios de inicio, una inversión que se amortiza a largo plazo

Tanto en el caso de Segway y de la moto eléctrica su mayor inconveniente está en el precio de salida. Son vehículos caros, que pueden estar perfectamente rondando los 6.000 euros. Claro que es una inversión que luego recuperamos con el tiempo con un coste por kilómetro más bajo, pero no deja de ser un impedimento para muchos. En el caso de las motos eléctricas tienen una subvención del 25% lo que acerca mucho su coste inicial al de los vehículos equivalentes a motor. Por todas estas cuestiones para mi la moto eléctrica es la alternativa limpia y económicamente más viable a los vehículos de combustión, perfecta para la movilidad en los entornos urbanos.

Más información | Segway y Lemev En Ciudadano 0,0 | Una ciudad sin humos: el coche eléctrico Imagen | Wesley Fryer | FaceMePLS | Esquerra Barcelona

, ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • pau

      todo empieza con pequeñas cosa, un dia vamos en el coche de un compañero/a a trabajar, y paras a pensar si mañana puedo ir con un vehiculo mas saludable para el planeta y todos los que lo habitan……. y nos planteamos en ir en bici, caminar, o en un vehiculo sostenible com la moto… pequeñas cosas hacen que el mundo cambie a mejor…
      No dejemos de hacer estos jestos…

      • Carlos Roberto

        Me gusta ese espíritu, el del gota a gota se hace el río, para hacer una ciudad y un mundo un poco mejor entre todos