Correr por placer, sin aburrimiento ni fatiga

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

El que disfruta corriendo conoce esa sensación, el placer de salir a correr mientras nos olvidamos de todo y solo pensamos en dar un paso tras otro. La ciudad se ve diferente si vas corriendo, los sentidos se vuelven más agudos y la entrada y salida de aire en los pulmones se hace adictiva.

Hay corredores que no conciben el salir a correr si no hay un objetivo o competición en mente, pero correr sin ningún sentido solo por el hecho de disfrutar de esta actividad es para muchos la mejor parte del día. Correr al ritmo adecuado, por nuestra ruta preferida o en buena compañía hacen que sea una actividad muy placentera.

Evita el aburrimiento cuando salgas a correr

Una de las claves para que correr se convierta en parte indispensable y divertida de tu vida es evitar el aburrimiento. Si algo nos aburre, difícilmente lo volveremos a hacer, por eso correr tiene que ser algo divertido, con lo que realmente disfrutemos y estemos deseando que llegue esa parte del día.

 

Varía tus recorridos diarios, así tendrás entretenida a tu mente con nueva información y sensaciones. No te cortes en improvisar o buscar nuevos caminos, correr es una buena forma de descubrir otros lugares. Prueba a correr 30 minutos en una pista de atletismo y otros 30 por una ruta que no conoces, la percepción del tiempo es totalmente diferente.

No hace falta ir siempre al máximo, como si salir a correr fuera una competición. Solo hay que encontrar el ritmo adecuado con el que uno va cómodo para tener la sensación de que podría estar así horas. Lo que no quita para que de vez en cuando pisemos el acelerador en algún tramo para hacer un cambio de ritmo. Muchas veces se agradece salir a correr sin reloj o pulsómetro y olvidarse de las marcas.

La música, gran amiga de los corredores, siempre dispuesta a marcar el ritmo y alegrar las piernas. Si te gusta la música y te gusta correr, la combinación es perfecta. Yo siempre tengo un par de “playlist” cuando salgo a correr, una tranquila por si quiero ir más relajado o cuando hago los estiramientos y otra para alegrar el ritmo y despertar a las piernas.

Trucos para esquivar la fatiga

El cansancio o fatiga es una de las limitaciones de salir a correr. Bien porque elegimos de partida un ritmo muy rápido, por nuestra condición física o porque el terreno sea muy exigente, simpre podemos engañar al cuerpo con algunos trucos para evitar la fatiga.

Uno de los mejores remedios contra la fatiga que pueda haber se llama “compañero”. No hay nada como salir a correr con alguien para desviar la atención de nuestra mente y dejar de lado la fatiga ( se acepta al perro como animal de compañía para correr ). El ir hablando o simplemente corriendo codo con codo es muy diferente a salir solo a correr, donde al primer pensamiento de fatiga entramos en el bucle: “estoy cansado, no puedo más, me paro”.

¿Quién dijo que hay que correr todo el tiempo? en ocasiones solo necesitamos bajar un poco el ritmo o andar unos metros para recuperar y volver a la carga. Igual sucede si nos encontramos una cuesta y vemos que nos va a dejar K.O., basta con tomar otro camino o subirla andando, ya volveremos otro día y le daremos su merecido.

Salir a correr no tiene que ser sinónimo de sufrir, recuerda que no es necesario entrenar para una maratón o dar el máximo cada día, ante todo hay que divertirse corriendo y tomárselo como nuestro momento del día, en el que disfrutamos haciendo algo que nos gusta.

Imagen | Seán Vennadifansnet, lululemon athletica

 

 

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “Correr por placer, sin aburrimiento ni fatiga”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *