Los Ciudadanos 0,0 nos vamos de concierto con San Miguel

Una de las ventajas de ser un Ciudadano 0,0 es las muchas posibilidades de ocio que nos aguardan en la urbe. Entre ellas la oportunidad de disfrutar de la música en directo en alguno de los diversos conciertos que se programan a lo largo del año.

Precisamente este fin de semana en Barcelona San Miguel nos invita a uno para despedir el verano y celebrar que el sábado 29 de septiembre es su santo (sí, sí, San Miguel), en el que actuarán el potente grupo galés Manic Street Preachers, acompañado por The Courteeners que tocarán en primer lugar y Zombie Kids que se reservan para el final.

Un recital de lujo para todos

Rock británico de calidad, Indie, mezclas electrónicas… en definitiva una oportunidad de pasarlo en grande y escuchar buena música, que si no nos encontramos en la Ciudad Condal también podremos vivir desde casa, ya que el concierto se reproducirá en real streaming a través de la aplicación de Facebook de San Miguel.

 Concierto

Pero para los que sí podáis acudir (mayores de 18 años), aquí tenéis todos los datos:

Lugar: Palau Sant Jordi (ver mapa)
Fecha: Sábado 29 de septiembre – San Miguel
Horario: De 21:30 a 03:00 horas
Programa: 20:30 horas apertura de puertas
21:30 The Courteeners
23:00 Manic Street Preachers
01:00 Zombie Kids

Las entradas son gratuitas y podéis recogerlas anticipadas en el propio Palau esta tarde de 17 a 21h o el mismo sábado a partir de las 16h.

¿Os apuntáis al concierto?

Foto 2 | Marfis75

Consejos prácticos para el reciclaje de material informático

Llega un momento en el que dejamos de usar nuestros equipos informáticos y toca deshacernos de ello. Seguramente primero han pasado por una fase de coger polvo, para finalmente desmontarlo y llevarlo a la basura. Claro que siempre nos surge la duda, ¿esto dónde lo tiro? No podemos bajarlo al cubo de la basura sin más, por eso hoy os vamos a dar unos consejos prácticos de reciclaje de material informático.

Lo mejor es llevarlo todo a un punto limpio de nuestra ciudad, donde existen contenedores especiales para este tipo de material. Como son de pequeño tamaño lo mejor es aprovechar que tengamos varias cosas para reciclarlo. A la vez depende un poco del tipo de material que vamos a deshechar. Por lo general todas las placas eléctricas que tienen circuitos integrados, ya sean de un ordenador, ya sean de una tostadora contienen metales contamintantes que deben desecharse de forma segura y otros, como el oro o el cobre, que pueden ser recuperados.

¿Qué materiales reciclamos?

Además las pantallas planas son altamente contaminantes y es necesario que una vez que han dejado de ser útiles o son inservibles se reciclen de forma correcta. Cuestión aparte merece el tema de nuestros datos en los dispositivos de almacenamiento, los discos duros. Es necesario borrar toda la información personal que tengamos en los discos, aunque se vayan a ir a un punto limpio. Cada día acumulamos más información personal, desde números de cuenta, DNI, contraseñas, etc. que si por cualquier motivo caen en manos equivocadas nos pueden dar lugar a un disgusto.

Un último aspecto es el de los consumibles de impresión. Por lo general el usuario doméstico utiliza cartuchos de tinta ya que su volumen de impresión no es demasiado alto. La tintas y residuos de toner son altamente contaminantes y nunca debemos tirarlos a la basura. Podemos llevarlos al punto limpio, pero la mayoría de los fabricantes tienen programas de reciclado gratuito por los que basta con imprimir las etiquetas para remitirles los cartuchos por correo.

También tenemos alternativas de reutilizar el consumible, llevando a rellenar el cartucho a establecimientos especializados. Por último muchos de los proveedores de consumibles también tienen disponibles puntos limpios para que dejemos los cartuchos vacios cuando vayamos a adquirir los nuevos.

Antes de reciclar, asegúrate de borrar tus datos personales

 

Si queremos evitar esta cuestión basta con realizar un borrado seguro de los discos duros. Para explicarlo de forma sencilla diremos que cuando enviamos un archivo a la papelera del ordenador no hemos borrado realmente la información, sino que nuestro ordenador marca el espacio ocupado por dicho archivo como libre para poder escribir encima. Los discos duros son magnéticos y para borrar esa información tenemos que sobreescribir dicho espacio determinado número de veces. Para ello podemos encontrar multitud de programas gratuitos que nos facilitan esta tarea.

Si hacemos una comparación con las antiguas cintas de casette, enviar un archivo a la papelera era como tener una cinta virgen en la que habíamos grabado un disco y le quitábamos la etiqueta para colocar una nueva en la que anotar las nuevas canciones. Pero hasta que no grabábamos encima seguían estando las viejas canciones. Eso es más o menos lo que ocurre con los discos duros.

La donación como alternativa

Pero también tenemos otras opciones que podemos considerar. Una de ellas es la donación del equipo a una ONG. Muchas de ellas aceptan los equipos que cumplen unos requisitos mínimos y son aprovechables. En lugar de llevarlos al punto limpio sólo tenemos que entregarlas para que les den un buen uso. Más importante que en el caso del reciclaje, los discos duros tienen que estar limpios de datos personales.

No sólo aceptan ordenadores de sobremesa sino que también monitores, impresoras u otros periféricos que hayan dejado de servirnos. Los requisitos en este caso dependen un poco de las necesidades y posibilidades de cada organización. Esta es una buena opción que un Ciudadano 0,0 puede considerar antes de deshacerse de su equipo. En todo caso deben ser equipos que estén en unas mínimas condiciones y posiblemente si estamos hablando de ordenadores muy antiguos ya no les vayan a ser útiles.

En Ciudadano 0,0 | Y esto ¿dónde se recicla?
Imagen | robwest | alx_chief | Southernpixel Alby.us

Deportes urbanos para disfrutar de la ciudad

Si echásemos la vista atrás, seguro que todos nosotros hemos hecho nuestros pinitos en el deporte a pie de calle. Hoy en día podemos ver a mucha gente practicando diversidad de deportes urbanos, unos relativamente nuevos y otros basados en actividades tan simples como correr y saltar. Si la ciudad nos ofrece tantas posibilidades para hacer deporte, ¿por qué no aprovecharlas?

Skate y Patines para rodar por las calles

Aún recuerdo el primer skate o “patinete” que compraron mis padres para que mis hermanos y yo nos deslizáramos por la cuesta de mi calle. Ni mucho menos llegué a hacer los trucos que hacen los grandes skaters, pero eso de deslizarte en una tabla con ruedas por las calles de tu ciudad es algo que no se olvida.

También fuimos muchos los que tuvimos unos patines y aprendimos en la calle a patinar. Hoy algunos los utilizan para desplazarse por la ciudad o para ponerse en forma, una gran idea sobre todo si hay carril bici o paseo marítimos. Pero el auténtico espectáculo es ir a un skatepark y disfrutar de los saltos y trucos que hacen tanto patinadores como skaters.

Una de las nuevas tendencias son las longboards, similares al skateboard pero con tablas más largas, que permiten hacer recorridos con slaloms y derrapes espectaculares. En el siguiente video se puede ver a un grupo de skaters por Madrid disfrutando de las longboards.

Parkour, el arte de moverse por la ciudad

El parkour es una actividad relativamente nueva pero que ya es fácil verla en parques y zonas donde hay escaleras, bancos y cualquier mobiliario urbano. En el parkour los movimientos son fluidos y cambia la concepción de ir de un punto a otro a través del movimiento.

 

 

En el parkour, la forma de moverse adopta otra dimensión. Estos saltos y desplazamientos requieren de mucha fuerza y control postural. Si un día pasas por un parque y ves a un grupo practicando parkour, vale la pena quedarse a disfrutar del espectáculo.

BMX y Fixed Gear, otro tipo de bicis

Estamos acostumbrados a las bicis más convencionales, pero en la ciudad también hay esas bicis que muchos llaman “raras”. Unas son las famosas bmx, esa que todos hemos querido tener para hacer saltos y piruetas. Además de ser una forma de desplazarse por las calles, con una bmx se pueden hacer muchísimas más cosas, eso sí, a base de práctica.

Las fixed gear son algo más desconocidas, pero si te mueves por ciudades grandes como por ejemplo Barcelona seguro que verás alguna. Son bicis con una sola marcha y sin frenos, que te dan la opción de mover el manillar libremente y cuyos pedales van a servir para derrapar, detenerse o cambiar de sentido. Con el siguiente video te darás cuenta de las opciones que tienen las fixed gear.

Baloncesto y fútbol en la calle, recordando viejos tiempos

¿Quién no ha jugado alguna vez al fútbol o baloncesto en la calle? hoy es más difícil hacerlo por las características que tienen las ciudades, pero como alternativas han surgido las pistas de barrio. Recuerdan a esas que veiamos en las películas americanas donde se jugaba al baloncesto.

 

 

Yo tengo la suerte de vivir cerca de un parque donde hay una de estas pistas, algo que se agradece para tener la opción de quedar con los amigos y echar un partido de fútbol o baloncesto de vez en cuando. Como veis, la ciudad está llena de posibilidades para hacer todo tipo de deportes, ¿cuál es el vuestro?

Imágenes | Djinn (hache), aktivioslo, Cedric Meleard, Nickchino

Videos | Juan Rayos, zzztravis

10 falsos mitos sobre los coches híbridos

Desde hace unos días, el motor que me mueve es el de un coche híbrido. Tenía la idea de escribir aquí para contar qué me llevó a decidir comprar este tipo de vehículo, pero lo cierto es que no se me ocurre una respuesta que no sea el clásico “¿Por qué no?”. Desde que salieron al mercado, sabía que cuando me tocase cambiar de utilitario, me pasaría a un coche que contaminase lo menos posible.

Las ventajas creo que son de todos conocidas: se consume menos y, por lo tanto, se contamina menos. A bajas velocidades, es decir, al ritmo al que se permite circular por ciudad, se puede echar mano de la energía calórica acumulada y funcionar gracias al motor eléctrico. Las esperas en los semáforos, en los atascos… generan cero emisiones de CO2. El motor de gasolina convierte el vehículo en una opción, por el momento, más versátil e independiente que el meramente eléctrico.

Nunca tuve ninguna duda, pero comprendo que a algunos Ciudadanos 0,0 les asalten las reservas cuando piensan en adquirir un turismo híbrido. Les echan para atrás las concepciones erróneas que se han extendido acerca de estos vehículos. Por suerte, muchos de estos rumores no son más que leyendas urbanas y, a continuación, vamos a tratar de desmontar esos mitos que provocan que aún no todos nos hayamos pasado o pensemos en pasarnos en el futuro a un coche híbrido.

1. No “tiran” igual

Los vehículos híbridos combinan dos motores: el eléctrico con el de gasolina, por lo que, cuando el coche tiene que demostrar la potencia de sus caballos, responde igual que cualquier otro utilitario que se mueva con combustible. Nada más estrenarlo, he probado el mío en un viaje largo, en el que era necesario subir varias pendientes pronunciadas y no ha bajado, ni por décimas de segundo, de la velocidad que le había marcado.

2. Salen caros

El precio de salida al mercado de los híbridos, en efecto, es más elevado que el de sus equivalentes. Sin embargo, la diferencia se amortiza al poco tiempo, gracias al ahorro de combustible.

La cosa no queda ahí: los híbridos están exentos del pago del impuesto de matriculación, pueden optar a las subvenciones que ofrecen las Comunidades Autónomas y a otro tipo de ayudas, como la exención del pago de la ORA o estacionamiento regulado en algunas poblaciones, como Alcobendas (Madrid), o del peaje a la entrada de ciudades como Londres.

3. Tengo que enchufarlo para que no me deje tirada

No es necesario enchufar el coche híbrido, ya que casi todos los modelos incorporan un sistema que recarga la batería eléctrica con cada frenazo o deceleración. Por lo tanto, el coche siempre podrá arrancar con esta energía que él mismo ha generado.

Si esta batería estuviese muy descargada, el coche arrancaría con gasolina, como cualquier otro y, a partir de ahí volvería a cargarse. Por lo que nunca hay que enchufarlo. Existen algunos modelos que son “enchufables”, pero son una minoría y, por ahora, solo han salido en periodo de prueba.

4. El motor eléctrico solo entra en juego en ciudad

Quienes necesitan el coche solo para hacer viajes por carretera y en la ciudad apenas lo utilizan, como es mi caso, pueden pensar que van a notar poca diferencia entre el híbrido y el “normal”, pues el motor eléctrico solo entra en juego a bajas velocidades. También existe la idea de que los motores se alternan, estando siempre, o bien el eléctrico, o bien el de gasolina. Pero no es así.

El ordenador del vehículo realiza una conducción inteligente, pensada para ahorrar, en cualquier tramo de tu viaje. Los dos motores, eléctrico y de gasolina, ser irán combinando según las necesidades del terreno y de la velocidad. En autopista el motor eléctrico también puede entrar en juego, casi siempre para recargarse si bajas una cuesta o deceleras, pero también para combinarse con el de combustible en el empuje del coche.

5. Es una tecnología muy nueva y no está desarrollada por completo

Esta es una idea que se mantiene desde hace ya unos cuantos años. Cuando comenzaron a salir al mercado los coches híbridos, se extendió este pensamiento, que podría no estar falto de razón acerca de algunos aspectos. Lo que ocurre es que, desde entonces, los coches híbridos han evolucionado mucho y esa tecnología ha dejado de ser recién nacida, como algunos la consideran. Casi todas las desventajas que mostraban entonces ya han sido solventadas por las marcas que no dejan de investigar en los motores eléctricos.

6. Hay que echarle un líquido muy caro y difícil de encontrar

Cuando me informé sobre el modelo que acabé comprando, en el concesionario, una señora preguntaba si al coche había que “echarle un líquido muy caro y difícil de encontrar”, pues es lo que le habían advertido. Es muy posible que hubiese oído hablar del ATF, Automatic Transmission Fluid, incluido en los nuevos modelos Full Hybrid para optimizar la lubricación. Por tecnológico que suene, no supone un coste mayor o una dificultad extra, ya que no tenemos que preocuparnos de rellenarlo, lo que nos lleva al siguiente punto:

7. Necesita un mantenimiento especial

De momento, nos asusta eso de llevar dos motores: pensamos que habrá que ocuparse el doble del coche. Sin embargo, el sistema híbrido no implica un mantenimiento extra. Habrá que revisarlo como cualquier otro de gasolina o gasóleo, cuando le toque. Pero no más a menudo. Las revisiones tampoco son más costosas.

Es posible que haya talleres donde aún no conozcan del todo esta tecnología, pero con acercarnos a uno oficial o que nos asegure que ha revisado otros híbridos, podremos quedarnos tranquilos.

8. Son feos

Eso es cuestión de gustos. No vamos a negar que si lo que alguien busca es tener todo el parque móvil de su país para elegir el vehículo que más le gusta, a la hora de escoger un híbrido, las opciones se reducen. Pero cada vez son más las marcas que ya van teniendo modelos híbridos y que se van adaptando a la estética que le gusta a cada uno. Vamos, que incluso Ferrari tiene un híbrido.

Por otra parte, aquí más que nunca tendremos que aplicar la frase de “lo que importa es el interior” porque hay razones mucho más de peso para elegir un utilitario que su aspecto externo.

9. Su fabricación contamina más de lo que ahorra su conducción

Es cierto que la energía consumida en el proceso de fabricación de cada híbrido puede ser algo mayor que la empleada en la construcción de un vehículo puramente de gasolina o gasoil. Además, los materiales empleados para la fabricación de baterías –níquel, entre otros– pueden resultar más perjudiciales contra el medio ambiente.

Sin embargo, en el medio y largo plazos –cada marca facilita un nº de kms.—, esta diferencia queda compensada y superada y lo que acaba ahorrando uno de estos vehículos es superior a su mayor huella en el proceso de fabricación.

10. Se conducen de forma distinta

Lo que varía no es la forma en la que nosotros conducimos, sino la manera en la que estos coches se conducen, es decir, la forma que tienen de aprovechar al máximo el combustible y de combinar los dos motores para sacar el rendimiento óptimo. Los conductores no tenemos que pensar en conducir de forma diferente. Sí, tenemos que dejar de pegar acelerones bruscos, pero eso, la verdad, tampoco era recomendable con los vehículos anteriores.

Para mí, el verdadero cambio ha estado en pasar de un manual a un automático con controlador de velocidad, en el que todo es mucho más cómodo y relajado, pero la diferencia con respecto a ser un híbrido ni la he notado.

-oo-

No cabe duda de que las ventajas superan a los inconvenientes. En el caso particular del coche que yo he adquirido, lo que más me advertían era del reducido tamaño de su maletero, ya que en él van las baterías eléctricas –en otros modelos, se sitúan en diferentes ubicaciones –. Bueno, pues resulta que me cabe dentro una bici plegable de rueda de 26″ sin abatir los asientos. ¡Y yo que había estado planteándome hasta el 4×4 para poder viajar con mi bicicleta! Con este coche, no necesito portabicicletas externo, que me reduciría la visibilidad, y no tengo que dejarme la bici en casa cuando mis amistades o familiares viajan en los asientos de atrás.

Si quieres más información sobre los coches híbridos o te surgen dudas que no hemos tratado más arriba, puedes consultar en sitios donde los expertos te pondrán al día de todo lo que ya está en el mercado en cuanto a vehículo híbrido y de lo que vaya surgiendo más adelante.

Menús de otoño, una buena forma de comer legumbres

Los platos de cuchara son los menús más completos que podemos tomar, aportan hidratos de carbono, fibras y minerales y además me encantan, no hay mayor placer que llegar un día de invierno y que te reciba el olor de un plato de cuchara.

Son recetas un poco trabajosas y personalmente las dejo para el fin de semana, pero merece la pena reunirse con amigos para degustar un auténtico plato de cuchara tradicional con un buen vino y toda la tarde para reposarlo, dando después un paseo largo.

La cocina tradicional con elementos modernos, como la olla express, es una solución al problema del tiempo, darse un tiempo para cocinar, para comer y para digerir es fundamental para que todo siente bien.

Recetas tradicionales

COCIDO MADRILEÑO

Garbanzos castellanos de primera calidad, carne de morcillo, caparazón de gallina,  pechugas de gallina, morcillas, chorizos, 1 trozo de tocino entreverado, 1 trozo de panceta, puerro, punta de jamón, repollo, cebolla, zanahorias, patatas pequeñas, diente de ajo, fideos para la sopa.

Es fundamental poner en remojo los garbanzos la víspera. Si agregamos un poco de sal gorda, al día siguiente no se encallan durante la cocción.

Limpiamos las verduras y pelamos las patatas enteras y se reservan. Partiremos de agua fría donde comenzaran a cocer primero las carnes y los huesos. Parte fundamental para un buen cocido es ir espumando todo el rato e ir agregando agua para que no se seque.

Trascurrida media hora, se añaden la gallina, los garbanzos lavados y la cebolla con clavo. Se dejan cocer una hora a fuego medio, desgrasando y espumando sin parar.

Tras veinte minutos de cocción a fuego lento, veremos que el color del caldo es ya muy respetable, así que colamos y separamos, el caldo se pone al fuego para preparar la sopa y las verduras se sofríen con dos ajitos en un poquito de aceite de oliva virgen, con un chorrito de vinagre de vino de jerez.

¡No dejéis de entrar en La Cocina paso a paso y ver su receta de Cocido Vitoriano!

FABADA ASTURIANA

Fabes, chorizo, morcilla, lacón, tocino, cebolla, laurel, azafrán, perejil y sal.

La noche anterior tendremos que dejar a remojo las fabes con el compango (chorizos, morcilla, lacón y tocino)

Se pone a cocer todos los ingredientes en agua fría, a fuego lento, durante dos horas. De vez en cuando conviene “asustarlas” con un poco de agua fría que rompa la ebullición para que salgan las fabes más “al dente”. La realidad es que están más buenas cuando se cuecen a fuego lento, pero también da trabajo, con lo que como prefieras, la diferencia tampoco es mucha.

En la olla express, el tiempo de cocción será de 15 minutos a partir del momento en que la válvula comience a girar. En olla tradicional, a fuego lento, vas probando hasta que estén blandas, pero no deshechas. Un truco tradicional asturiano es machacar unas cuantas fabes para que “engorden” un poco el caldito.

De un día para otro están buenísimas ya que han reposado.

Si quieres probarlas en una versión diferente, también son espectaculares la alubias con almejas que nos sugieren en Directo al paladar

 

LENTEJAS ESTOFADAS

Lentejas pardinas, cebolla, tomate maduro, 2 dientes de ajo, zanahoria, hoja de laurel. Una pizquita de comino, chorizos, panceta, azafrán y una patata. Aceite de oliva virgen y sal.

Se cortan la cebolla, los ajos y la zanahoria en taquitos pequeños o a en rodajas, eso es a gusto.

Cubrir el fondo de una olla con aceite de oliva, a fuego medio. Cuando esté caliente, añadir la cebolla y los ajos para que se pochen bien. Agregar las lentejas pardinas, la hoja de laurel, los chorizos, la morcilla, la panceta, la zanahoria y la patata, añadir una cucharadita de sal.

Deja cocer lentamente, sin hervir, removiendo de vez en cuando con cuidado para que no se peguen pero que no se rompan las lentejas y se conviertan en puré. Pasados veinte minutos, prueba las lentejas para saber si están tiernas y cómo están de sal. Déjalas el tiempo que necesiten siempre y cuando tengan caldo suficiente para que no se peguen, a fuego lento y teniendo en cuenta que si echas más agua, tendrás que añadir algo de sal.

¡Importante! Añadir un puñadito de arroz durante la cocción, ya que ayuda al nuestro cuerpo a absorber el hierro de las lentejas.

En la olla express ciérrala diez minutos, la abres y pruebas si están tiernas, si no lo están le quedará muy poco, ponlas a fuego lento y termina su cocción.

Desde el blog Hierbabuena y Pimienta nos proponen unas lentejas estofadas con verduritas, más ligeras y también muy apetecibles

Recetas para tomar legumbres de forma diferente

 

HUMUS

El humus es, ni más ni menos, patê de garbanzos. 400 gramos de garbanzos cocidos (y un poco de caldo), 2 dientes de ajo, zumo de medio limón, 60 mililitros de aceite de oliva, 1 ramita de perejil, comino en polvo, pimienta negra, sal, se mezclan en un recipiente y se bate con la batidora hasta conseguir una textura cremosa y homogenea

Al servir se puede adornar con un poco de pimentón dulce (o picante), semillas de sésamo y un chorito de aceite de oliva.

El hummus es ideal para comer con colines, nachos, pan tostado o crudites. Además se pueden hacer bocadillos con humus, tomate natural picado… o con lo que se te ocurra. En Recetas de rechupete le dan un toque con aceituna negra, delicioso.

ENSALADA DE LENTEJAS CON VINAGRETA

Es una ensalada rápida, que te puede sacar de más de un apuro. Cocemos las lentejas o las compramos en un tarro ya cocidas. Una vez cocidas, escurridas y frías, preparamos en el mortero la vinagreta, con 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 1 cucharada sopera de vinagre de vino (también puede ser de vinagre de manzana, de Módena, de Jerez, etc.) Una pizca de sal marina y otra de pimienta negra recién molida.

Cuando esté lista, condimentamos con el aliño las lentejas y dejamos marinar media hora y podemos servir.

Gastronomía y Cia nos da una receta de ensalada de lentejas con tomate, que estoy deseando preparar

HELADO DE FABADA

Hay una receta de Helado de fabada, que ha hecho famosa una heladería de Gijón. Mezclan la fabada hecha de la manera tradicional, con leche y azúcar. Para los gustos los colores, pero yo tengo que reconocer que las fabes sólo con almejas, en el pote o en fabada…

Siempre me parece que la cocina es mucha cebolla y un poco de imaginación. Lo que significa que cada Ciudadano 0,0  prepara estos platos, tanto los tradicionales como las recetas más novedosas de maneras diferentes.

¿Alguien quiere compartir sus recetas de legumbres?

Imágenes | Directo al paladar
En Vive 0,0 | Cómo hacer la receta de fabada asturiana auténtica

Bombillas LED y pilas recargables: ahorra sin notarlo

 

A estas alturas, todos sabemos lo importante que es ahorrar energía, tanto para el medio ambiente como para nosotros mismos, que lo notamos cada mes en la factura de la electricidad. Y métodos hay muchos, casi todos sencillos, pero hoy quiero hablarte de dos con los que no tendrás ni siquiera que cambiar de costumbres: las pilas recargables y las bombillas de LED.

Incorporando ambas a tu casa, te ahorrarás algunas complicaciones cotidianas y notarás cómo desaparecen algunos gastos en energía. ¿Te animas?

Ponte las pilas (recargables)

 

El mando de la tele, el ratón y teclado inalámbricos, el teléfono fijo, ¡hasta el reloj de la cocina! Si te paras a pensarlo, estamos rodeados de cosas que necesitan pilas. Y además, nunca tenemos en casa unas de recambio cuando se nos agotan, de modo que toca robárselas a otro aparato que las necesite menos o vestirnos en plena noche y bajar a la tienda de la esquina para que nuestro ratón resucite de su letargo.

¿Te has planteado cuántas pilas gastamos a lo largo del año? Pásate a las pilas recargables y te dejarás de líos, de gastos y de tener que guardar todas las consumidas para llevarlas al contenedor especial.

El proceso de cambiarte a las pilas recargables es muy sencillo. Solo necesitas un cargador y tantas pilas como consuman los aparatos de tu casa (aunque yo por experiencia te recomiendo que compres 4 más, para tener una reserva de pilas siempre cargadas cuando lo necesites). De esta manera, cada vez que se te agote la energía de unas pilas, solo tendrás que ponerlas a cargar y coger las que están listas. Más cómodo imposible, y ahorrando un buen pico cada año.

La luz de mi diodo

 

Gran parte de lo que pagamos en la factura de la luz es precisamente… la luz de nuestra casa. Y es que las bombillas antiguas, que ya han dejado de fabricarse, utilizaban la mayor parte de la electricidad que les llegaba para convertirla en calor. Ya habrás visto que hay muchas campañas para que te pases a las bombillas de bajo consumo, pero como a un Ciudadano 0,0 le gusta estar a la última, yo te recomiendo una alternativa mejor: las bombillas de LED.

Los LED (que significa Light-Emitting Diode) son unos pequeños diodos que se iluminan de forma muy potente, pero con un gasto de energía mínimo porque no emiten apenas calor (puedes tocar la bombilla encendida sin chamuscarte un dedo). Además duran muchos años: di adiós a las bombillas que se funden a los pocos meses y te dejan una parte de casa a oscuras hasta que te acuerdas de comprar una nueva, una bombilla LED te podrá acompañar a tu nueva casa en la próxima mudanza. Además, su composición no contiene mercurio, así que nos quedamos más tranquilos si se nos rompe una de ellas.

Los LED están de moda, y cada vez los puedes ver en más sitios, desde faros de coche hasta semáforos o pequeñas linternas. Y es que como requieren mucho menos mantenimiento y no consumen apenas energía, son una opción ideal para todas las situaciones donde haga falta una luz. Su pequeño tamaño hace que se puedan incorporar en cualquier modelo de bombilla, así que nadie notará en tu decoración que te has pasado a esta nueva tecnología (aunque ya te adelanto que te gustará decírselo).

Ahorrar energía (y por lo tanto dinero) en casa con estas dos tecnologías es muy fácil. Además generaremos menos resíduos y no tendremos que estar preocupándonos por comprar nuevas bombillas para sustituir a las fundidas o pilas que no hacen más que gastarse y hay que acumular en casa. ¿Te animas a cambiarte a las bombillas LED y las pilas recargables?

Imágenes | Ikea

Cuando reciclar es un arte, literalmente

Si queremos reciclar plástico, vidrio o cartón ya sabemos en qué contenedor depositar cada cosa, pero como a buenos Ciudadanos 0,0 nos gusta también aprovechar cualquier oportunidad de ser creativos, por eso hoy vamos a mostrarte otras formas de reutilizar los objetos que ya no nos sirven.

Decorar con objetos cotidianos

Con un poco de imaginación o recopilando muchas de las ideas que se comparten por la red podemos decorar nuestra casa de forma económica y original. Yo soy partidaria de prestar los libros que ya me he leído, pero si están muy viejos o no encuentras destinatario me parece una idea genial reconvertirlos en una maceta para cactus con la que adornar las estanterías.

Uno de los objetos más recurrentes para reciclar con arte son los botes de cristal, como portavelas (más sencillos y elegantes imposible), maceteros de terraza o interior, botes de conservas o decorativos en los que guardar cualquier cosa que se nos ocurra o incluso como floreros o portarretratos.

A las botellas de cristal les podemos dar usos similares, aunque como más me gusta verlas es dando un toque romántico a la habitación, como base en las lámparas de mesita de noche. Aunque si se tiene un poco más de maña, con las botellas de plástico se pueden realizar lámparas espectaculares, dignas de las más selectas tiendas de diseño.

Con el cartón de los rollos de papel higiénico o de cocina podemos crear sorprendentes figuras decorativas o incluso montar un cabecero de cama. Aunque también tienen múltiples usos las latas y botes de metal que podemos convertir desde en un bonito portavelas que proyecta luz, hasta en los típicos lapiceros que todos ya hemos hecho en el colegio alguna vez.

 Bolso hecho con vaqueros

Estos son solo algunos ejemplos, pero utilidades podemos encontrar tantas como ideas se nos ocurran, además ponerlas en marcha es una buena forma de desconectar o hacer cosas en familia… Es fácil imaginar que los niños estarán encantados de poder participar.

Renovando el armario ¿Quién dijo gastar?

A veces el armario está lleno pero aun así nos apetece probar cosas nuevas. Estrenar no siempre (o más bien pocas veces) resulta sinónimo de innovar, así que si realmente nos apetece un cambio ¿Qué tal reutilizar lo que ya tenemos en nuestro vestuario o en casa para hacer nuestras propias creaciones?.

Los vaqueros dan muchísimo juego, de unos largos y viejos puedes sacar unos shorts desgastados de moda, fabricar collares y adornos, gorras con visera o incluso un bolso diferente que no entiende de temporadas.

Por otro lado es sorprendente todo lo que se puede hacer dando nuevos usos a un vestido del que ya nos hemos cansado, pero no tanto como lo fácil que es convertir una camiseta en un vestido playero o un pantalón de pana en una falda.

Ya habíamos hablado de la bisutería tan especial que se puede crear con cápsulas de café, pero esta es una variante que admite multitud de materiales como CD’s (que también nos pueden servir de espejos y posavasos), tapones de corcho o envases de PET. Opciones ideales también para cuando queramos hacer un regalo diferente y único.

 Fiestas de gracia

El barrio que recicla unido ¡Se lo pasa genial!

Reutilizar puede ser una de las mejores formas de socializar en tu ciudad, conocer gente con la que compartir aficiones y encontrar maneras de alegrar y mejorar el barrio.

Un buen ejemplo de todo esto son las famosas Fiestas de Gràcia en Barcelona, durante las cuales tiene lugar un concurso en el que los vecinos compiten adornando las calles sobre todo con materiales reciclados, llegando a crear auténticas obras de arte por las que es un placer pasear.

Cada vez son más los ayuntamientos y comercios que se apuntan a reutilizar madera, cristal, plástico y cartón para conseguir una decoración navideña o de verbena sostenible o que los incluyen en espacios creados para favorecer un urbanismo para peatones, como los jardines verticales que en ocasiones suponen un auténtico oasis en el asfalto.

Talleres de manualidades, celebraciones, pasacalles… cualquier excusa es buena para aprender y pasar un buen rato. Reciclar no solo favorece al medioambiente, también nos ayuda a ahorrar, divertirnos y aprovechar mejor nuestros recursos.

¿Te animas a intentarlo? Si es que sí ¡No olvides enseñarnos los resultados!

Fotos | Inspiración hecha a mano | Monica Bracons | Cosas que os cuento

Bookcrossing: libros liberados te esperan en tu ciudad

¿Te imaginas encontrarte un libro en un árbol, sobre un banco, junto a la entrada de un edificio importante de tu ciudad, entre los brazos de una estatua del parque que hay junto a tu casa…? ¿Y poder llevártelo para leerlo porque a partir de ahora te pertenece? Este sueño se convierte en una realidad gracias al BookCrossing.

La ciudad es tu punto de encuentro… de encuentro de los libros cedidos por los participantes en el Bookcrossing. Las ciudades están llenas de lugares agradables en los que sentarnos a leer. Cada Ciudadano 0,0 tendrá su espacio favorito de su ciudad para practicar la lectura. Puede ser un banco en el parque de debajo de casa, quizá la cafetería donde desayunamos cada domingo, tal vez una terraza soleada, simplemente el asiento del transporte público que nos traslada de y al trabajo día tras día y, por qué, no el patio de un museo o galería de arte, donde nos acaricia una suave brisa o nos arropa el cálido sol… La ciudad y la lectura van de la mano como lo han ido la ciudad y la escritura y como tantas veces las grandes urbes se han convertido en protagonistas de obras literarias.

El BookCrossing, además, nos reserva la sorpresa de encontrarnos un libro cuando lleguemos a este lugar escogido de nuestra ciudad.

Libera tus libros

El BookCrossing es una iniciativa que consiste en intercambiar obras literarias de una forma muy original e imaginativa. Las personas que se suman a ella forman parte de un club de lectura muy especial, ya que no tiene fronteras y no depende de bibliotecas o librerías. De hecho, su lema es “convertir el mundo en una biblioteca“.

Esta interesante iniciativa no sirve solo para reciclar los volúmenes que ya no encuentran espacio en tus estantes o para elegir nuestra próxima lectura, también serán una forma de hacer amistades, de conocer a gente con aficiones y gustos similares a los tuyos. Y todo de una forma muy casual, como si el destino nos hubiese llevado hasta ahí y la ciudad en la que vivimos o pasamos una temporada nos tuviese reservado ese encuentro. Algunos hablan hasta de Karma…

Si una de tus actividades favoritas como Ciudadano 0,0 es la lectura y ya has devorado todos los volúmenes de tus estanterías, si te gusta compartir con los demás lo que has disfrutado, si te sientes bien dándoles segundos usos a los objetos porque no te gusta malgastar y desperdiciar nada, el BookCrossing se va a convertir en tu nueva forma de decidir qué leerás a continuación y de recomendar a otros urbanitas como tú lo que consideras bueno. ¿Te animas a probarlo?

Las “3 eRRes” de BookCrossing…

 

Lo único que tienes que hacer es seguir estos tres fáciles pasos:

  • Read:

Lee un buen libro o elige uno que ya hayas leído y crees que a otros les puede gustar.

  • Register:

Regístralo aquí después de abrir tu cuenta, y añade un comentario sobre el libro. Conseguirás un BCID (Número de IDentificación BookCrossing), con el que ya puedes proceder a etiquetar el libro.

  • Release:

Libéralo para que lo lea alguien más (dáselo a un amigo, déjalo en un banco del parque, dónalo a la caridad, “olvídalo” en una cafetería, etc.), y te será notificado vía email cada vez que alguien venga aquí y haga una entrada en el diario para ese libro. ¡Y si escribes Notas de Liberación sobre el libro, otros pueden ir de caza e intentar encontrarlo!

Además, puedes imprimirte este marcapáginas y dejarlo dentro del libro que desees donar para que quede constancia de su trayectoria. Gracias a su número de registro, se podrá saber quién y dónde lo ha recogido, en qué lugar de una ciudad se ha vuelto a liberar y qué persona lo ha hallado a continuación y así sucesivamente para conocer todas las manos por las que ha pasado. Los libros suelen contar aventuras, pero ahora son los libros los que van a vivirlas.

Si quieres averiguar cuáles son los puntos de encuentro para liberar tus libros en la ciudad en la que vives o para encontrar un ejemplar y saber en qué fechas se celebran los eventos y convenciones anuales de BookCrossing en tu localidad, puedes consultar las webs oficiales, que son BookCrossing Spain y BookCrossing, que lleva abierta desde 2001, cuando se le ocurrió la idea a Ron Hornbaker, inspirado por una web para seguir el recorrido de billetes.

En Facebook también tienen su página de seguidores. Encontrarás igualmente algunas que se refieren a regiones determinadas, como, por ejemplo, De BookCrossing por Asturias, BookCrossing en Sevilla, etc… Así que no tienes más que hacer una búsqueda en Internet sobre el BookCrossing en tu ciudad.

¿Has participado en algún Cruce de Libros? Seguro que guardas alguna anécdota interesante de la experiencia, tan valiosa como el ejemplar que encontraste. ¿Te animas a contárnosla?

Ahorra viajando con chófer: opta por el transporte público

¿Quién se imagina una ciudad sin transporte público? Los autobuses, trenes, metros y tranvías son una parte fundamental de nuestras poblaciones, que cuentan con alguno o todos estos medios para ayudarnos en nuestros desplazamientos del día a día.

Desplazarse utilizando estos medios impulsa unas ciudades más sostenibles para todos, y simplifica nuestra vida ayudándonos a ahorrar tiempo, dinero e incomodidades. ¿Y tú, te subes?

Ahorra tiempo y dinero

El transporte público nos permite ahorrar dinero frente a otras formas de movernos por la ciudad. Como no tenemos que pagar posibles averías, seguros, cuotas o imprevistos, nos permite organizar y planificar mejor nuestros gastos de una manera inteligente, teniendo claro cuánto nos va a costar cada mes, sin sustos. Además, muchas ciudades ofrecen diferentes abonos de los que podemos aprovecharnos: tarifa plana mensual, descuentos para familias numerosas, desempleados, personas mayores…

Utilizar el metro o autobús también supone un ahorro de tiempo. Podemos olvidarnos de atascos y de buscar sitio para aparcar al llegar a nuestro destino, que en muchas partes de la ciudad resulta una tarea imposible. Moviéndonos en transporte público es mucho más fácil calcular cuánto vamos a tardar en llegar a un determinado lugar, sobre todo si utilizamos los planificadores de rutas que suele haber en la web y las aplicaciones para móvil de las empresas.

Y el tiempo que pasamos viajando también puede estar mucho mejor aprovechado. Personalmente, me encanta leer durante los trayectos en autobús, aunque cuando iba a la universidad aprovechaba para repasar los apuntes, especialmente en épocas de exámenes. Y es que al no tener que conducir ni estar pendiente más que de la parada en la que nos bajamos, es un momento ideal para entretenernos con lo que más nos guste, o incluso escuchar música. Y si eres un apasionado de las redes sociales, puedes aprovechar a consultar tu Twitter o las fotos de tus amigos en Facebook.

 

Libertad, comodidad y espacio para todos

No tener que depender del coche también nos proporciona mucha libertad para ser espontáneos y hacer planes tranquilamente por toda la ciudad, sin tener que pensar en cómo llegar hasta allí o en si podremos aparcar; y para seguir planes que se vayan desplazando por diferentes zonas sin tener que volver al lugar donde hemos aparcado.

Súmale a esto la comodidad de tener un chófer propio, de no tener que ocuparte de averías o de cambiar el modelo del vehículo… e incluso la posibilidad de conocer a gente interesante, y de disfrutar de tu ciudad. No es casualidad que los recorridos turísticos de las ciudades se hagan en autobús: es la mejor manera de admirar espacios, calles, plazas y monumentos de la manera más cómoda.

Y las ventajas para la ciudad también son muchas. Además de menor contaminación y ruidos, el transporte público es la manera más eficiente de transportarnos porque necesita muchísimo menos espacio. Esto supone una ciudad con menos carriles, menos aparcamientos, túneles e infraestructuras, y por lo tanto más espacio para peatones, zonas verdes y equipamientos sociales.

Utilizar el transporte público para la mayoría de tus desplazamientos es una gran idea, especialmente si también lo combinas con la bicicleta. ¿Te animas a conseguir una ciudad más sostenible?

Fotografía | Fernando de Córdoba

Diez aplicaciones para sacar todo el partido a nuestra ciudad

Si pensamos en como nos ha cambiado la vida en la ciudad con la llegada de los smartphones lo cierto es que nos pondríamos a hablar y no pararíamos. Tenemos en nuestro bolsillo el acceso a toda la información que nos puede ayudar a sacar más partido todavía de la vida en la ciudad, para que no nos perdamos nada de lo que pasa a nuestro alrededor, aprovechando en muchos casos la geolocalización que nos permiten estos dispositivos. Vamos a echar un vistazo a diez aplicaciones que nos ayudan a sacar todo el partido de nuestra ciudad.

Aplicaciones prácticas en la ciudad

    1. Google Maps se ha convertido en un imprescindible. Cierto que un Ciudadano 0,0 conoce bien su ciudad, pero siempre tenemos que movernos por determinados barrios o zonas que están fuera de nuestras rutinas habituales y encontrar una calle o como llegar a un sitio ya no tiene misterios para nosotros gracias a esta aplicación.
    2. Con la vida tan rápida que tenemos en la ciudad, tomar notas de las cosas e ideas que van surgiendo es básico y Evernote una de las mejores aplicaciones disponibles. Básica para los que somos despistados, para crear libretas compartidas entre varios amigos, etc. Nos permite tomar notas de voz, a través de la cámara o de texto y luego administrarlas también desde la versión web o instalarla en nuestros equipos.

 

    1. Dropbox es una aplicación que nos permite tener archivos, imágenes, vídeos, etc. almacenados en la red y disponibles desde nuestro teléfono móvil. Algo muy práctico si lo que buscamos es ampliar un poco el espacio que tenemos disponible en nuestros terminales
    2. Pero también intercambiamos información con otras personas, datos de contacto, etc. Bump es una aplicación que lleva el concepto del “choca esos cinco” al mundo de los móviles he intercambiamos información, contactos, etc. entre dos móviles sólo con un leve choque entre los dos terminales. Sobre todo es muy útil para intercambiar la información de contactos entre dos agendas móviles o para pasar contactos a un móvil nuevo.

 

Aplicaciones sociales, para estar siempre en contacto

    1. Facebook es la red social de referencia. La experiencia de usuario en el móvil no podemos decir que sea de lo mejor, pero sólo por las notificaciones que nos llegan al teléfono merece la pena tener la aplicación para estar al día de todas las novedades de nuestros contactos en la red social. Es una asignatura pendiente de la red social y un aspecto en la que están trabajando. Recientemente han actualizado la aplicación para iPhone que ahora es más rápida y agradable de utilizar.
    2. Twitter para mi es la red más cómoda de utilizar desde el móvil. Los 140 caracteres nos dan una agilidad difícil de igualar en otras redes. La aplicación para móviles, al igual que pasa con Facebook sólo por las notificaciones de las menciones o los mensajes directos es básica. Aspectos como compartir fotografías o enviar mensajes con geolocalización son muy útiles para utilizar en nuestras conversaciones de la red social.
    3. Instagram es una red social especializada en fotografía. Es la red perfecta para el Ciudadano 0,0 que fotografía su propia ciudad. Instagram nos permite aplicar un filtro a las fotografías que hemos tomado que les da un toque vintage, distinto a lo que estamos acostumbrados. Además nos permite seguir a otros usuarios que también comparten sus fotos, o realizar comentarios en las misma. La sencillez para utilizar los filtros es parte de su éxito ya que no es una aplicación para fotógrafos, sino para un público más general. Más que una red para compartir fotos de la familia, es para fotos de lugares, rincones, etc. En principio la aplicación sólo estaba disponible para iPhone pero hace poco que está también disponible para Android con gran éxito entre los usuarios.

 

Aplicaciones de recomendaciones

 

  1. foursquare es la aplicación de localización más utilizada. Se basa en un sistema de check-in y recompensas. Simplemente lo que hacemos al llegar un local, un museo, un cine, etc. es que estamos en ese lugar. A medida que vamos registrando nuestra presencia más veces en un local, aumenta el número de recomendaciones del mismo para los usuarios les concede más importancia en esta red y locales. De esta manera cuando accedemos al mapa de foursquare, podemos ver los sitios que están cercanos a nuestra ubicación y que frecuentan y recomiendan nuestros amigos, puesto que también se comporta como una red social.
  2. 11870 es para mí el servicio de referencia a la hora de encontrar recomendaciones sobre los mejores sitios en la ciudad, una aplicación imprescindible para un Ciudadano 0,0. Con la aplicación para móviles aprovecha la geolocalización para mostrarnos las valoraciones que tienen locales a nuestro alrededor. De esta forma podemos evitar aquellos lugares que no van con nuestras preferencias y nos ayudará a encontrar aquellos que van más con nuestra forma de vida.
  3. Restalo, es un servicio que nos permitirá reservar mesa en muchos restaurantes de nuestra ciudad. Además aprovechar muchos de los descuentos que tenemos en este servicio. Incluye toda la información necesaria sobre los restaurantes, desde información sobre la carta, cómo llegar o si tiene WiFi, por ejemplo. Para mí es una de mis aplicaciones favoritas tanto para reservar como para tener información de los locales.

En todas las aplicaciones la geolocalización es básica. El móvil nos muestra información de todo aquello que tenemos a nuestro alrededor y puede ser de interés para nosotros. Y en aquellas que incorporan un aspecto social o de ofertas, las notificaciones son de gran ayuda. Existen muchas aplicaciones para móviles, y estas son sólo algunas de las que yo más utilizo. Para vosotros, ¿qué aplicación es imprescindible para vuestra vida en la ciudad?

En Ciudadano 0,0 | Como turistas en nuestra propia ciudad
Imagen | Johan Larsson | KhE ?