Tomates que saben a tomate

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Reconozco que ser la primera hija que abandona el nido y vive al ladito de casa de sus padres tiene muchas ventajas.  A mí me “hacían la compra”, y simplemente pasaba a buscarla cuando me venía bien. Desde que era pequeña la carne se ha traído siempre del pueblo de la sierra donde veraneábamos, auténtica ternera del Guadarrama, que sabíamos de quien era,  lo que comía y prácticamente la habíamos visto nacer.

Pero pasó que cuando nació mi enano mayor, la casita diminuta se hizo aún más diminuta y buscando, buscando encontramos otra, pero ¡ay! tan lejos de casa de mi familia, que las compras por encargo se hicieron imposibles, así que empecé a buscar buenas tiendas cerca del nuevo hogar.

¿Y si monto mi propio huerto en casa?

El nuevo barrio era grande, con amplias avenidas y jardines y estaba lleno de recién casados y mamás con bebés o embarazadas. ¡Qué bonito!

El anillo verde pasa por aquí y el sábado por la mañana al caer la tarde de todas las urbanizaciones salen a correr por los jardines y los descampados un montón de treintañeros.

Pero ni panadería, ni mercado, ni nada más que un par de supermercados de barrio. Para alguien acostumbrado a bajar a la calle de un bullicioso barrio madrileño era como estar en el desierto.  Fui a comprar mis tomates y encontré unos con una pinta maravillosa. Pero aquellos tomates tan gordos y brillantes, color rojo y verde y la piel tan tersa que parecía que un estallido de sabor iba a hacer las delicias de mi experto paladar tomatil… nada, el tomate no sabía a nada.

Si normalmente hubiera sido un golpe bajo, en mi estado de madre amamantadora, con las hormonas disparadas fue un auténtico drama. Si a eso unimos unos huevos que parecen de codorniz y cuya yema es amarillo pálido por la alimentación que reciben o unos melocotones que ni saben a verano ni nada, se comprende que harta decidiera cultivar mi propio huerto.

Primeros pasos para crear tu huerto urbano

huerto

Lo primero es la localización. Un lugar soleado, el astro rey nos condiciona mucho, las cosas como son, pero después lo vamos a notar, así que buscando una orientación sur.  Una vez tenemos nuestra ubicación decidida, tenemos que ver dónde vamos a cultivar nuestras cosechitas. Hay diferentes marcas que venden mesas de cultivo preparadas para dicho fin, hasta los nuevos modelos son de pequeñas dimensiones para adaptarlos a terrazas pequeñas y balcones, con patas regulables, etc.

Ya teniendo la mesa de cultivo y unas buenas herramientas, lo siguiente era la tierra. En el vivero me aconsejaron un sustrato ligero, que aportara nutrientes a la tierra.

Lo mejor en el caso de principiantes, como era yo, fue asesorarme, no se pueden mezclar verduras al antojo de cada uno, por ejemplo me enteré de que los tomates no se llevan bien con los pimientos y las patatas, así que opté por combinarlos con los rábanos y las lechugas.

También compré plantas aromáticas y flores, ya que atraen insectos para la polinización. Así también me hice fan de la caléndula y mi pesto es el mejor que habéis probado, aunque la albahaca me da bastantes quebraderos de cabeza, la verdad.

Me compré también una pequeña regadera, ya que la falta de espacio y de grifo hacía prácticamente imposible otra forma de riego. Las mesas de cultivos tienen un sistema de drenaje, así que es muy fácil saber cuándo te estás pasado de riego, además es importante, aparte de leer e informarse, usar la lógica, dependiendo de la estación del año, la frecuencia de riego será diferente.

Una cosa divertida, como la profundidad de la tierra es mucho menor que en un huerto convencional, nuestras verduras y hortalizas también son mucho más pequeñas, pero como suele decirse, el tamaño no importa porque el sabor lo compensa con creces.

En Vive 0,0 |  Receta de mermelada de tomate

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

11 thoughts on “Tomates que saben a tomate”

  1. Hola, yo vivo en un atico y tengo una buena terraza, y esta primavera me decidí a plantar unos tomates…cherry y una tomatera que me trajo un compi del trabajo, que es de tomate pera, creo. La cosa es que tengo la cherry a tope de tomates y la otra sta aun floreciendo, a ver si consigo que salga alguno, por pequeño que sea. Y da una ilu…que me parece que el año que viene me animaré a plantar mas cosas….todo en maceta eh, paso de mesa de cultivo. Aún no he catado ningun cherry porque han de madurar, pero espero que esten muy ricos, y la gracia que hace cogerlos y comerlos, no tiene precio!!!

    1. Hola, Cesca
      ¡Enhorabuena por esos tomates! Seguro que están buenísimos, la primera cosecha hace muchisima ilusión. Efectivamente si se te dan bien en maceta, maravilloso, lo importante es tener el huerto.
      Muchas gracias por compartirlo con nosotros, seguro que mucha gente se anima al leerte.
      Un saludo

  2. Es cierto, como dice Cesca, no necesitas una mesa de cultivo, puedes hacer un “macetohuerto” (si lo buscas en internet hay un montón de info), yo por ahora lo tengo así y lo poquito que tengo me va bien… 🙂

  3. Qué plan tan apetecible, lástima no tener sitio… Cuando llevas tiempo sin tomar verduras de calidad y consigues hacerte con algo realmente bueno la mezcla de sensaciones es muy agradable, el placer simple de un sabor auténtico y natural con el recuerdo de que antes ese sabor era lo normal. Comprendes porqué cuando tu abuela te daba un tomate con sal aquello te parecía mejor que cualquier bollo…

    1. Hola, Fernando

      La verdad es que con un balcón o en unas macetas como nos comentaban algunos lectores, puedes tener un pequeño huerto. ¡Anímate!

  4. Yo vivo desde hace un año en un ático y esta primavera he plantado tomates, pimientos y melón. Los tomates han sido un fracaso total, he conseguido un melón y la mata de pimientos fenomenal
    Ahora voy a intentar forzar el crecimiento en invernadero por que tengo mucho sol.
    Estoy probando, todo es ensayo , error, corrección, que conste q con los tomates no me rindo, vuelvo a intentarlo.

    1. Hola, Ana
      ¡Uff! ¡Si vieras la cantidad de “fracasos” que hemos tenido por aquí! Pero después le vas cogiendo el punto y ves que se te da mejor y a qué hortalizas les gusta estar en tu terraza. ¡Que suerte de ático!
      Gracias por compartirlo con todos, así se anima la gente que está indecisa
      Un saludo

    1. Hola, jjr
      ¡Enhorabuena por tu iniciativa! Si lees los post marcados como Huerto Urbano, verás que vamos comentando las pautas que se siguen normalmente y algunas páginas web con consejos y recomendaciones. También en el vivero donde vayas a comprar las semillas o los plantones puede echarte una mano el personal especializado, que conocerá bien los cultivos de tu zona.

      Pero, cualquier pregunta que tengas, no dudes en en comentarla.

      Un saludo

  5. Se que es otoño, me acaban de regalar unas plantitas de tomate cherry y pepinos , ya los sembre en un macetero pero quiero saber que cuidados necesita, soy primeriza en esto, lo unico k tengo y he sembrado son un jardin espinozo puros cactus, espero k no se marchiten. Graciaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.